Noticias

MONS. GUILLERMO ELIAS SOSTIENE ENCUENTRO CON RELIGIOSAS DE CLAUSURA EN SECHURA

Santa Misa por los 100 años del Tránsito de la Fundadora de las Adoradoras Benedictinas del Sagrado Corazón de Jesús de Montmartre

21 de junio de 2024 (Oficina de Prensa).- En un clima de profunda alegría, la comunidad de Adoradoras Benedictinas del Sagrado Corazón de Jesús de Montmartre, participaron de la Santa Misa presidida por nuestro Administrador Apostólico, Mons. Guillermo Elías Millares en el Monasterio del Sagrado Corazón de Sechura, con ocasión de celebrarse el 100° Aniversario del Tránsito a la Casa del Padre de Sor. Marie Adele Garnier, fundadora de la Congregación. Concelebró la Eucaristía el R.P. Tito Zapata Olivares, Vicario Episcopal del Bajo Piura, acompañado de varios sacerdotes de esta zona de nuestra Arquidiócesis, estuvieron presentes todas las hermanas de la comunidad, acompañadas de gran número de fieles y bienhechores.

Durante su homilía, Mons. Guillermo dijo: “Queridas hermanas, elevamos nuestra acción de gracias al Señor por ustedes, Adoradoras Benedictinas, quienes celebran 100 años de la partida de su Madre Fundadora. Siguiendo su ejemplo, y a lo largo de estos 48 años de presencia aquí en Sechura, ustedes están dedicadas a la adoración perpetua del Santísimo Sacramento del Altar, donde late vivo el Corazón del Señor. No han dejado de ofrecer sus oraciones y penitencias por las intenciones y necesidades del Perú, de nuestra Arquidiócesis y de toda esta querida Provincia de Sechura. En este Año especialmente dedicado a la Oración, que el Papa Francisco nos ha pedido vivir en nuestro camino al gran Jubileo del 2025, un año dedicado a redescubrir el gran valor y la absoluta necesidad de la oración en la vida personal, en la vida de la Iglesia y en el mundo, les pido que no dejen de ofrecer su adoración eucarística, sus oraciones y ofrecimientos por la extensión del Reino de Cristo, por la santificación de los sacerdotes, por el aumento de las vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa, por bien de nuestro Perú y por el mayor fruto del trabajo de sus autoridades”.

La Rvda. Madre Carmen Chapilliquén Prado, Sub Priora del Monasterio nos comenta sobre esta visita: “La presencia de Monseñor Guillermo Elías es una bendición para nuestro Monasterio, una verdadera gracia de Dios. Le agradecemos profundamente que haya venido a encontrarse con sus hijas. Desde aquí le aseguramos nuestras oraciones por él y su ministerio episcopal. El carisma de nuestra Madre Fundadora fue ese: la oración, y sentía un gran amor por los sacerdotes, por eso nosotras rezamos intensamente por las vocaciones, por los seminaristas. Ofrecemos diariamente el Santo Rosario por la Paz en el mundo, por nuestro país querido, también están dentro de nuestras oraciones los enfermos y todos los que piden oraciones para su sanación. Estamos en claustro y aunque nos gustaría poder hacer mucho más para aliviar en algo los problemas del mundo, no dejamos de poner nuestro granito de arena, lo hacemos a nuestro modo: con oración».

Recordemos que, en los monasterios de clausura, las religiosas rezan, se sacrifican y aman. Y es aquí donde radica su inmensa riqueza y valor. La oración de las monjas de clausura es como el corazón que bombea la sangre a todas partes del cuerpo. Su presencia silenciosa y orante da vida a la Iglesia y además es un consuelo constante a Cristo. En medio de una vida de oración, de silencio, de recogimiento, de trabajo manual y físico, de penitencias corporales, ellas van adentrándose en el corazón de nuestro Padre del Cielo y gracias a esa intimidad con Él, van haciendo de este mundo un mundo más humano y más de Dios. Las Adoradoras Benedictinas del Sagrado Corazón de Jesús de Montmartre no anteponen nada al amor del Corazón de Jesucristo, entregan toda su vida a la adoración, alabanza y gloria de su nombre; se sacrifican con la oración y la penitencia por la unidad y santidad de la Iglesia; amando al prójimo con una caridad llena de humildad y compasión.

Compartir: