Locales

“LA VISITA DE SAN JUDAS TADEO NOS AYUDA A REDESCUBRIR LA BELLEZA DEL DON DE NUESTRA FE”

Santa Misa de Fiesta y Procesión de la Venerada Imagen de San Judas Tadeo en Piura

 23 de noviembre (Oficina de Prensa).- Hoy se celebró la Santa Misa de Fiesta de San Judas Tadeo en honor a la visita de su imagen proveniente de la Basílica San Francisco de Asís de Lima. La celebración Eucarística se realizó en la iglesia San Francisco de Piura, fue presidida por Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura y concelebrada por los Sacerdotes Franciscanos encabezados por el R. P. Jorge Christopherson Petit, superior de la comunidad franciscana de la iglesia San Francisco de Piura y el R.P. Tomás Valencia, asesor espiritual de la Hermandad de San Judas Tadeo de Lima.

En su homilía, Monseñor Eguren expresó su alegría y la de los cientos de fieles y devotos al tener presente la imagen del apóstol San Judas Tadeo: “en este Año de la Fe, es para nosotros un motivo de inmensa alegría aquí en Piura, que nos visite en peregrinación la imagen de San Judas Tadeo, uno de los doce Apóstoles del Señor, que se encuentra peregrinando por el norte de nuestra patria, para ayudarnos justamente como Apóstol, a que podamos redescubrir la belleza del don de nuestra fe, para que así, no solo en este año sino siempre podamos profesarla con mayor convicción, audacia, coherencia y valor. Para nosotros la presencia de la imagen de San Judas Tadeo nos honra y viene a incrementar aún más la profunda religiosidad cristiana y católica tan distintiva en este pueblo de Piura”.

  “La presencia de la imagen de San Judas Tadeo, viene a recibir nuestra devoción, a interceder por nosotros ante el Señor Jesús, y también nos dice en el fondo lo que debemos hacer en nuestra vida como él lo hizo en la suya con los demás apóstoles, darle a Jesús el homenaje de nuestra fe, la fe entendida como adhesión, como apertura del corazón, como entrega de la propia vida a Cristo, para que así Cristo y el Padre junto con el Espíritu Santo puedan morar en nosotros y llenar nuestra vida de felicidad, de plenitud y de sentido”, remarcó nuestro Pastor.

 Monseñor Eguren resaltó también el significado de la presencia del Apóstol para los sacerdotes y religiosos, quien les recuerda su misión de Apóstoles: “es ocasión de renovarle a Jesús esta elección amorosa que ha hecho de nosotros, sin meritos de nuestra parte, por puro amor se fijó en nosotros como lo hizo con San Judas Tadeo”.

En otro momento, nuestro Arzobispo hizo referencia al Año de la fe, tiempo de fortalecimiento y renovación de nuestra vida cristiana: “el Año de la Fe es un año para permanecer y crecer en comunión con Cristo, y a partir de ello poder ser testigos convincentes del Señor. Este permanecer y estar con Él, significa sobretodo construir la vida con Él, vivir la vida cristiana en clave de amistad con Cristo, en clave de comunión con Jesús, vivir la vida cristiana con ese esfuerzo por conocerlo cada día más para así amarle y seguirle más de cerca, de tal manera que nuestros pensamientos y actitudes sean lo más semejante a los de Cristo”.

 Al finalizar la Santa Misa, un representante de la Municipalidad de Piura hizo entrega de la medalla de oro a la imagen de San Judas Tadeo en honor a su visita, medalla que fue colocada por uno de los miembros de la hermandad. Seguidamente los cientos de fieles y devotos que se reunieron para esta Celebración Eucarística recibieron la bendición de nuestro Arzobispo con las reliquias del Apóstol San Judas Tadeo, también levantaron sus estampas y posters del Santo para que fueran bendecidas, y luego continuar con la procesión por las calles de Piura.

Compartir: