Escritos

XLVI Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones

ARZPASTORAL 010/2009

San Miguel de Piura, 14 de abril de 2009

MENSAJE DE SU SANTIDAD BENEDICTO XVI
PARA XLVI JORNADA MUNDIAL
DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

Estimados Párrocos, Rectores de iglesias, Capellanes, Superiores y Superioras de las Comunidades de Vida Consagrada, Responsables de los Movimientos Eclesiales, Hermandades y Cofradías:

Luego de un cordial saludo en el Señor Jesús, me es muy grato enviarles el Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI, para la XLVI Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que se celebrará el próximo 03 de mayo, IV domingo de Pascua.

Esta Jornada constituye un testimonio público de la comunidad en oración para cumplir el mandato del Señor: “Rogad al Dueño de la mies que envíe operarios a su mies” (Mt 9, 38; Lc 10, 2). Es el momento fuerte de una oración incesante. Reafirma, además, la primacía de la fe y de la gracia en lo relativo a las vocaciones consagradas. Si bien la Iglesia tiene estima por todas las vocaciones, con ocasión de esta Jornada Mundial, centra su atención particularmente en las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en todas sus formas.

Estoy convencido que Dios sigue llamando hoy en día a un gran número de personas al sacerdocio y a la vida consagrada, y que por tanto no hay crisis de vocaciones sino más bien de respuesta a la vocación. El problema no está en el amor de Dios que es fiel y perseverante, sino en la persona humana que no escucha y se muestra reticente al llamado del Señor en su vida.

Asimismo quiero recordarles que del domingo 26 de abril al domingo 03 de mayo, se celebrará en nuestra Arquidiócesis una Semana Vocacional, en donde además de reflexionar en el Mensaje del Santo Padre y de tener reuniones particularmente con jóvenes para presentarles el tema de la vocación, se deberán organizar diariamente momentos de oración comunitaria con el Santísimo Sacramento expuesto por la intención de las vocaciones en la Iglesia universal y en particular en nuestra Arquidiócesis, para que el Señor, haga surgir entre nosotros numerosas y santas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada; ilumine los corazones y fortalezca las voluntades de aquellos a quien Él llama, para que escuchando su voz le respondan con generosidad de corazón. No hay que olvidar nunca que ahí donde se ora con fervor por las vocaciones, éstas florecen.

Asimismo les recuerdo que el domingo 03 de mayo también deberá realizarse la Colecta a favor de nuestro Seminario Arquidiocesano de “San Juan María Vianney”, y que ésta habrá de realizarse en todas las parroquias e iglesias de la Arquidiócesis que están habitualmente abiertas al culto. Mucho les agradeceré que el fruto de la Colecta sea entregado en la Oficina de Administración del Arzobispado de Piura, a más tardar el día jueves 14 de mayo.

Finalmente les solicito que en todas las Misas que se celebren en la Arquidiócesis, especialmente las dominicales, se incluya siempre una petición por las vocaciones, para lo cual tengo a bien proponerles la siguiente:

Oh Señor, haz surgir entre nosotros numerosas y santas vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. Ilumina los corazones y fortalece las voluntades de aquellos a quien Tú llamas, para que escuchando Tú voz te respondan con generosidad de corazón. Roguemos al Señor.

Fomentemos la oración diaria por las vocaciones. Las visitas al Santísimo, la Adoración y Exposición Solemne del Santísimo Sacramento, la celebración de los Jueves Eucarísticos, el rezo del Santo Rosario, los Grupos de Oración, la Oración personal de cada día, etc., son ocasiones privilegiadas para hacer realidad el pedido del Señor Jesús de orar sin cesar por las vocaciones.

Sin otro particular aprovecho la ocasión para renovarles los sentimientos de mi personal estima en el Señor.

Los bendice con afecto y pide sus oraciones,

firma

Compartir: