“CAMINANDO EN LA ESPERANZA DE JESÚS, PARA SER TESTIGOS DEL AMOR Y LA VIDA”

ODEC Piura organiza Curso de Actualización Docente y Formación Espiritual

20 de febrero de 2018 (Oficina de Prensa).- La Oficina Diocesana de Educación Católica de Piura (ODEC- Piura) inauguró el Curso de Actualización Docente y Formación Espiritual que se realizará por etapas del 19 de febrero al 07 de julio, y cuyo tema es “Caminando en la Esperanza de Jesús, para ser testigos del Amor y la Vida”. El curso está dirigido a docentes de educación religiosa en los diferentes niveles educativos de los colegios públicos y privados de nuestra Región. Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, tuvo a su cargo la inauguración y estuvo acompañado por la Sra. Violeta Albán Carmen, Directora de la ODEC – Piura así como por la Prof. Miriam Espinoza Zapata, Coordinadora de la Dirección Regional de Educación.

Monseñor Eguren dio también la primera conferencia: “Francisco: El Papa de la Esperanza. Su Magisterio en el Perú,” donde se refirió a las enseñanzas que nos dejó Santo Padre tras su reciente y exitosa Visita Apostólica a nuestro país, realizada el pasado mes de enero. Durante su intervención, nuestro Pastor exhortó a los profesores a releer las homilías y discursos del Papa, para que en un clima de estudio y reflexión puedan en su misión educativa discernir lo que el Espíritu Santo está diciéndoles y pidiéndoles, ya que los maestros están llamados a ser artesanos de humanidad, a ser constructores de paz y encuentro, y a mostrar a sus alumnos, junto con los padres de familia, al Señor Jesús como modelo a seguir, porque Él es el Hombre nuevo y perfecto.  

La Esperanza: el hilo conductor del mensaje de Francisco

En su exposición, nuestro Arzobispo habló sobre la importancia del mensaje de Esperanza que el Santo Padre nos ha dejado: “En estos días posteriores a la Visita Papal, he tenido la oportunidad de hacer una primera lectura de las homilías y discursos del Papa, y considero que la esperanza es el hilo conductor de todo lo enseñado y testimoniado por Francisco. Él nos ha reiterado con insistencia que el Perú es tierra de esperanza que invita y desafía a la unidad de todo su pueblo. Durante sus alocuciones, el Santo Padre nos ha hecho además un fuerte llamado a todos los peruanos a que unidos defendamos la esperanza porque ésta se encuentra amenazada por colonialismos ideológicos disfrazados de progreso; por la depredación de la selva, de los bosques y las especies; por la minería informal; por la corrupción y la inmoralidad creciente; por la trata de personas; por el trabajo informal; por la violencia en todas sus formas, pero especialmente contra la mujer; por el sicariato y la delincuencia”.

¿Cómo defender Unidos La Esperanza?

“Para defender esta esperanza el Papa Francisco nos dijo que se hace urgente proteger la dignidad de toda persona humana creada a imagen y semejanza de Dios, pero sobre todo la de los más débiles y descartados. En Puerto Maldonado nos señaló que hay que respetar, reconocer y dialogar con los pueblos nativos y originarios, respetando sus culturas y anunciándoles el Evangelio. Nos dijo también que hay que cuidar la madre tierra, impulsar y desarrollar una ecología integral; promover una cultura del encuentro, de la transparencia y de la honestidad; proteger a la familia, institución natural, que mantiene viva la cultura de un pueblo y que es la mejor defensa de la vida; saber escuchar a los abuelos y abuelas porque ellos tienen una sabiduría que nos pone en contacto con lo trascendente y nos hace descubrir lo esencial de la vida; y que hay que promover una educación respetuosa de las identidades culturales; pero sobre todo a la esperanza se la defiende y mantiene unidos a Jesús y a María. Urge redescubrirnos discípulos de Jesús e hijos de María, para retomar con renovado vigor y confianza la misión evangelizadora”, acotó Monseñor Eguren.

Que nada ni nadie nos robe la Esperanza

Finalmente nuestro Arzobispo exhortó a los docentes a que: “Defendamos la esperanza todos unidos; no nos la dejemos robar para que como nos ha dicho el Papa Francisco, «el Perú sea un espacio de oportunidad, pero para todos, no para unos pocos; para que todo peruano, toda peruana pueda sentir que este país es suyo, no de otro, en el que puede establecer relaciones de fraternidad y equidad con su prójimo y ayudar al otro cuando lo necesita; una tierra en la que pueda hacer realidad su propio futuro que tenga espacio para «todas las sangres», en el que pueda realizarse «la promesa de la vida peruana»”.

Es importante destacar que son cerca de 200 docentes quienes vienen participando de este Curso de Actualización donde tendrán la oportunidad de reflexionar sobre diversos temas afines a su labor docente como profesores del curso de religión católica. Ello les permitirá profundizar su compromiso como discípulos y misioneros de Jesucristo, para emprender su misión de ser maestros más cercanos y comprometidos con sus alumnos y colegios. 

martes 20 febrero, 2018