ARZOBISPADO DE PIURA INTENSIFICA SU APOYO A FAMILIAS MIGRANTES VENEZOLANAS

04 de abril de 2019 (Oficina de Prensa).- De acuerdo a datos proporcionados por la Superintendencia Nacional de Migraciones, actualmente hay 715 mil ciudadanos venezolanos en nuestro país. De ese total cerca de 21,500 se encuentran radicando en la región Piura. Se trata, según los expertos, de la emigración más alta en más de una década en todo el continente, y esto ha convertido al Perú en el segundo país, después de Colombia, en albergar la mayor cantidad de hermanos venezolanos migrantes.​

La ayuda rápida y efectiva de nuestra Iglesia particular

Nuestro Pastor, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., siguiendo el pedido del Papa Francisco de no tener miedo del extranjero sino más bien crear una sociedad donde nadie lo sea, a exhortado de manera constante a todos los fieles de nuestra Arquidiócesis para que acojamos con gestos concretos de caridad y fraternidad a nuestros hermanos venezolanos. Desde el primer momento nuestra Arquidiócesis ha brindado ayuda pronta y eficaz a nuestros hermanos migrantes que aún siguen ingresando por la frontera norte de nuestro país en busca de una mejor calidad de vida, tras haber abandonado su patria por la actual inestabilidad política, social y económica que ha derivado en una profunda crisis humanitaria.

Es así que desde el inicio de este éxodo hasta el día de hoy, el Arzobispado de Piura ha destinado más de 133,000 soles para ayudar a numerosas familias venezolanas con su alimentación, su salud y la educación de sus hijos, gastos de trámites migratorios, servicios mortuorios, entre otros. En el área de salud por ejemplo se les ha brindado apoyo con medicinas y análisis clínicos, consultas médicas, intervenciones quirúrgicas o partos, y se ha abierto un consultorio médico a cargo de médicos venezolanos. En cuanto a la educación se ha hecho entrega a niños y jóvenes venezolanos de útiles escolares, uniformes y becas en los colegios del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales. Asimismo se vienen apoyando diversas iniciativas de emprendimiento económico otorgándoles el capital necesario para adquirir equipos e insumos que les permita sacar adelante un pequeño negocio propio que les permita su sustento.

En cuanto al hospedaje, nuestra Caritas Piura actualmente cuenta con dos casas de acogida para familias recién llegadas que no tienen un lugar donde cobijarse o se encuentran de tránsito por nuestra ciudad. También varias parroquias ofrecen habitaciones o ambientes donde puedan permanecer hasta que consigan un empleo o se estabilice su situación. En su momento también se han llevado a cabo talleres informativos en coordinación con diferentes instituciones públicas y privadas para proteger los derechos de estos hermanos en su situación de migrantes.

Constante cercanía y preocupación  

Cabe resaltar que toda la ayuda generosa de los feligreses de nuestra Arquidiócesis se ha canalizado a través de las distintas parroquias, haciendo posible la atención y apoyo a un gran número de hermanos migrantes. Solo en la Vicaría Foránea de Tumbes se ha brindado hasta el momento ayuda a más de 16,000 personas.

Asimismo nuestro Arzobispo, Monseñor Eguren, ha mostrado en todo momento una constante cercanía y preocupación de Pastor por la situación de los migrantes en Piura y Tumbes. También se han llevado a cabo emotivos encuentros con los hermanos venezolanos en momentos especiales tales como la Misa de Jueves Santo del año pasado en que el Arzobispo lavó los pies a un grupo de 12 venezolanos expresando así un gesto de solidaridad de la Iglesia y de Piura para con ellos; el encuentro durante su visita pastoral a Tumbes; la celebración navideña con 200 familias migrantes en nuestra ciudad; y recientemente durante la Santa Misa ofrecida por la paz en nuestro hermano país de Venezuela.

jueves 4 abril, 2019