“YO REZO EL ROSARIO, PORQUE ELLA ES MI MADRE”

Novedoso programa que impulsa el amor filial a la Virgen María continúa expandiéndose en el Bajo Piura

17 de septiembre de 2018 (Oficina de Prensa).- Desde mediados del mes de agosto pasado el R.P. José Ruiz Martínez, Administrador Parroquial de la Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes” del distrito de la Arena (Bajo Piura), viene promoviendo entre los niños de la zona el Programa “Yo rezo el Rosario, porque Ella es mi Madre”. Esta iniciativa fue creada por él, siguiendo el pedido de nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., desde abril del año pasado, mientras se desempeñaba como Vicario de la Parroquia “San Juan Bautista” de Catacaos.

Actualmente en la Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes” son más de 500 niños y niñas entre 5 y 10 años de edad, quienes vienen reuniéndose los sábados o domingos por la tarde acompañados de sus padres para rezar el santo Rosario recorriendo las calles. A lo largo del recorrido llevan en procesión una hermosa imagen de la Santísima Virgen María, se detienen frente a algunas casas donde se ha preparado previamente un pequeño altar para rezar un misterio del santo Rosario, y también visitan y oran en los hogares donde hay enfermos.

Al respecto, el R.P. José Ruiz nos comenta que: “Al ver a tantos niños en las calles me preguntaba cómo hacer para atraer a estos pequeños a la Iglesia. Con la idea de poder evangelizarlos,  comencé a hablar con ellos y les propuse rezar juntos el santo Rosario por las calles, así cada vez se fueron sumando más y más niños. Muchos de ellos no han recibido todavía los sacramentos, pero aquí los vamos preparando para que luego reciban el bautizo o la primera comunión. Apoyan en estas labor de preparación 20 jóvenes de la pastoral juvenil parroquial bajo la guía del Diácono Junior Chávez Roa. Actualmente los pequeños que participan del programa pertenecen a la Capilla San Sebastián (Caserío Santa Elena), la Capilla Perpetuo Socorro (Caserío Alto de la Cruz), la Capilla Señor Cautivo (Caserío Loma Negra) y la Capilla Santísima Cruz (Caserío Chaquira)”.

Por su parte la señora Carmen Cedano del Caserío Alto de la Cruz nos comparte que: “Cuando mis hijos comenzaron a rezar el rosario y a ir a la capilla empecé a ver un cambio en ellos. Yo también al no estar casada vi que es una necesidad estar en gracia de Dios. Por ello, ahora dentro del programa, me estoy preparando junto a otras 50 parejas, para Dios mediante recibir el sacramento del matrimonio en unos meses”.

El catequista Romel Morales, animador del programa de primera comunión de la Parroquia nos comenta que: “Estar en el programa de “Yo rezo el Rosario” es una alegría, porque puedo ver cuánto hambre de Dios tiene la gente de mi pueblo y ello me anima a seguir perseverando. Es muy importante este programa porque se trabaja con los niños desde muy pequeños, para que puedan crecer en la fe y sean buenos cristianos y buenos hijos de la Virgen”.

Para el niño Walter Lizana “participar del programa es muy bonito porque sé que María es mi Madre, que me quiere mucho y que desde el cielo intercede por mí, y me ayuda a cada día amar más a Jesús. Rezando por las calles y cantando a la Virgen, pido al Señor por los enfermos y por la conversión de mi pueblo, por mi familia, por mi papá y mi mamá y por mis hermanitos más pequeños”.

lunes 17 septiembre, 2018