“VUESTRA VERDADERA FORTALEZA RESIDE EN VUESTRA FUERZA MORAL”

Arzobispo preside Santa Misa en la Solemnidad de Santa Rosa de Lima

30 de agosto de 2018 (Oficina de Prensa). – La mañana de hoy, día en que celebramos la Solemnidad de Santa Rosa de Lima, nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió la Santa Misa en la Basílica Catedral de nuestra ciudad, en homenaje a la primera flor de santidad de América, Patrona de la Policía Nacional del Perú y de las Enfermeras de nuestro país. Concelebraron la Eucaristía el R.P. José Sandoval, Párroco del lugar, el R.P. Wilfredo Gonza, Capellán del Ejército y el R.P. Felizardo Arrascue, Capellán de la Fuerza Aérea en Piura.

Participaron de esta celebración el General PNP César Augusto Cervantes Cárdenas, Director de la Primera Macro Región Policial Piura – Tumbes, los Congresistas de la República Sra. Marisol Espinoza Cruz y Sr. Fredy Sarmiento Betancourt, así como las principales autoridades políticas, judiciales, diplomáticas, universitarias, civiles y militares de nuestra Región, junto con los oficiales, suboficiales, técnicos, especialistas y personal civil que forman parte de la gran familia de la Policía en nuestra Región. Participaron además las enfermeras que integran el Colegio de Enfermeros de Piura.    

En su homilía nuestro Pastor reflexionó sobre la vida y santidad de Santa Rosa de Lima: “Hoy celebramos a Santa Rosa de Lima, Patrona del Perú, de América y de las Filipinas, quien fue la primera flor de santidad de nuestro continente americano, y cuya fragancia de amor y bondad no se ha desvanecido, sino que se ha acentuado con el paso del tiempo. Tres fueron los rasgos principales de la santidad de Rosa: En primer lugar, una profunda vida de oración, entendida como un constante dirigirse interiormente al Señor y dejarse incendiar por el fuego santo de su amor. Luego vemos en ella un amor preferencial por los más pobres, ya que, desde su amor por Cristo doliente y crucificado, supo verlo y encontrarlo a Él en cada uno de sus hermanos que sufren. Finalmente, un gran ardor por la misión, reflejado en su deseo de ir por las calles para proclamar al Señor Jesús y conducir a todas las personas hacia el Reconciliador. Que a ejemplo de Rosa seamos cristianos de profunda oración, intensa vida de caridad para con los más pobres, y llenos de ardor por anunciar a Jesús como el único Salvador del hombre ayer, hoy y siempre”.

En otro momento y dirigiéndose a los Policías presentes les dijo: “Hoy también celebramos a nuestra querida Policía Nacional del Perú, que tiene a Santa Rosa como patrona, defensora y ángel guardián de su institución. Así lo testimonia la imagen de nuestra santa siempre presente en toda comisaría o local policial. Hoy rendimos homenaje a tantos buenos policías que entregaron sus vidas por la seguridad ciudadana haciendo del honor y la lealtad el horizonte de sus vidas. Pero, ¿de dónde sacaron ellos la fuerza necesaria para cumplir a fondo con su misión, y así poder realizar plenamente los ideales profesados? Ciertamente de su fe en Cristo, quien iluminó sus vidas y les dio el valor para el sacrificio, así como Jesús se entregó voluntariamente a la muerte por cada uno de nosotros en la cruz. Como estos valientes policías, tomen también ustedes el Evangelio como norma de vida y así podrán cumplir siempre su deber con total fidelidad”.

“Como Santa Rosa de Lima, sean hombres y mujeres de oración, de vida sacramental, de una existencia abnegada y entregada al servicio de los demás, especialmente de los más pobres e indefensos. Que ellos los encuentren siempre disponibles y atentos, porque en muchas ocasiones sólo el policía, así como el sacerdote o la religiosa, es su único refugio y protección para que sus derechos no se vean vulnerados. Sean siempre íntegros y honorables, sean guías auténticos para los demás y factores vivos de ética social, ya que con sus vidas y sus palabras estimularán a los demás a ser hombres de bien. Nunca olviden que vuestra verdadera fortaleza reside en vuestra fuerza moral. Queridos Policías, que Santa Rosa de Lima los proteja de todo mal, les alcance sabiduría y fortaleza, y mantenga sus corazones en la auténtica paz, aquella que procede de Dios”.

Al finalizar su homilía, Monseñor Eguren solicitó al Gobierno dotar con mejor equipamiento a nuestra Policía Nacional, incrementar el número de efectivos y aumentar sus remuneraciones por el bien de sus familias. Culminada la Santa Misa, la imagen de Santa Rosa de Lima fue llevada en procesión por los altos mandos de las Fuerzas Armadas y Policiales, y acompañada por gran cantidad de fieles en su recorrido alrededor de la Plaza de Armas de nuestra ciudad.

Visita Pastoral a la Parroquia “Santa Rosa de Lima”   

Por la tarde Monseñor Eguren visitó la Parroquia Santa Rosa de Lima ubicada en el distrito Veintiséis de Octubre, donde presidió la Santa Misa de fiesta en un ambiente de gran fervor y alegría. Concelebraron Monseñor Luciano Maza Huamán, Párroco y Vicario General de la Arquidiócesis, y el R.P. Franz Alfaro. Finalizada la Eucaristía, se inició la procesión con la imagen de Santa Rosa que recorrió las principales calles de la Parroquia acompañada de gran cantidad de fieles.

jueves 30 agosto, 2018