“VOLVAMOS CON ALEGRÍA Y RESPONSABILIDAD A LA EUCARISTÍA”

ARZOBISPADO DE PIURA

 COMUNICADO DE PRENSA

  1. Como es de conocimiento público, el pasado martes 27 de octubre, los Obispos del Perú, emitimos un Comunicado donde recordábamos la sana autonomía que existe entre la Iglesia y el Estado, el derecho fundamental a la libertad religiosa, y el valor de la Eucaristía, sobre todo la dominical, la cual no puede ser catalogada como una simple reunión ni se la puede considerar comparable, mucho menos subordinada, a las legítimas actividades sociales, comerciales o recreativas. Para nosotros los católicos, tras cerca de 8 meses de “ayuno eucarístico”, se hace necesario y urgente volver paulatinamente, con los debidos protocolos, a la normalidad de la vida litúrgica y sacramental especialmente a la celebración de la Eucaristía. En dicho Comunicado se indica además que cada Obispo tiene la potestad para determinar el inicio de la celebración dominical y diaria de la Santa Misa y demás Sacramentos.
  1. Es oportuno señalar, que si hay alguna Institución que cuida siempre y en todo momento del bien integral de la persona humana, ésta es la Iglesia Católica. Así lo ha testimoniado a lo largo de toda esta pandemia con su actuar prudente y responsable, y atendiendo espiritualmente a los contagiados y a sus familias, multiplicando las obras de caridad y asistencia social, especialmente en la pastoral de salud, en apoyo de los enfermos y los más vulnerables.
  1. En el caso de nuestra Arquidiócesis esta prudencia y responsabilidad, se ha visto particularmente reflejada en el fiel cumplimento de todos los protocolos de bioseguridad, higiene y distanciamiento social, desde que se reabrieron los templos de las sedes parroquiales para la oración personal y la visita privada de los fieles.
  1. Por todo lo expuesto, habiendo hecho las debidas consultas y escuchado el parecer de los Vicarios Generales y Episcopales, y atendiendo el pedido de los fieles cristianos de mi Iglesia particular, dispongo que a partir del próximo Domingo 15 de noviembre, y en una primera etapa, se reanuden las celebraciones Eucarísticas y sacramentales en todas las sedes parroquiales y en aquellas capillas donde los señores Párrocos, Rectores de iglesia y Capellanes puedan garantizar la implementación de los Protocolos de bioseguridad, higiene y distanciamiento social. Las Primeras Comuniones y Confirmaciones serán en el año 2021. Oportunamente se darán más indicaciones al respecto.
  1. Será responsabilidad de los Señores Párrocos, Rectores de iglesias y Capellanes, fijar los horarios de las Misas, debiendo informar de los mismos a sus fieles y al Vicario Episcopal de su Vicaría. Entre celebración y celebración deberá haber una hora de intermedio.
  1. Será también responsabilidad de los Señores Párrocos, Rectores de iglesias y Capellanes, realizar un estricto control de los asistentes, asegurándose que durante la celebración de la Santa Misa, los Equipos de Voluntarios Parroquiales estén siempre cuidando que los fieles observen estrictamente todas las medidas de higiene, bioseguridad y distanciamiento social que se encuentran recogidas tanto en el “Protocolo para las Actividades Religiosas de la Iglesia Católica en tiempos de Pandemia” de la Conferencia Episcopal Peruana (versión actualizada del 12 de octubre), como en la “Guía para la celebración de Misas, Sacramentos y otros Actos de Culto Público con control de Asistentes” del Arzobispado de Piura. Invocamos a los Señores Párrocos, Rectores de iglesias, Capellanes y Sacerdotes de Piura y Tumbes, volver a estudiar estos documentos e implementar escrupulosamente todas sus indicaciones para una digna y fructuosa celebración de la Eucaristía, y para cuidar la salud y el bien integral de nuestros fieles.
  1. Dentro de las medidas que deberán observarse estrictamente, sin olvidar todas las demás contenidas en los documentos señalados en el punto 6 de este Comunicado, destacan:

– El control de la temperatura de todos los asistentes.  

– El uso obligatorio de la mascarilla para todas las personas durante toda la celebración.  

– El adecuado lavado y desinfección de manos y calzado, así como la desinfección de los templos después de cada celebración eucarística y sacramental.

– El aforo de los templos no deberá exceder en ningún momento a un tercio (1/3) de su capacidad total.

– Durante toda la celebración se deberá guardar el distanciamiento social requerido de un (01) metro como mínimo entre persona y persona en todas las direcciones.

– Observar fielmente todo lo establecido con relación a la “Sagrada Comunión”, dispuesto en el punto N° 8 de la “Guía para la celebración de Misas, Sacramentos y otros Actos de Culto Público con control de Asistentes” del Arzobispado de Piura.

– Finalmente, y en especial atención a las personas menores de 14 años y mayores de 65 años de edad, así como de aquellos que padecen enfermedades crónicas o que tienen sistemas inmunológicos comprometidos, o aquellos que en conciencia piensen sinceramente que podrían ponerse en riesgo, y que por tanto no podrán asistir a la celebración de la Eucaristía, se deberá mantener para ellos una Misa transmitida por las redes sociales o a través de otro medio como Radio o Televisión. Para estas personas la dispensa del precepto dominical se mantiene por el momento.   

  1. Invocamos a los fieles a obedecer y observar con madurez y responsabilidad todas y cada una de las medidas de prevención y las indicaciones que se les den para evitar el contagio del coronavirus (Covid-19), así como a seguir viviendo la solidaridad y la caridad con los que más sufren: los enfermos, los pobres, los ancianos y los más vulnerables. !Demos testimonio de madurez y corresponsabilidad!

Agradezcamos a Dios que nos permite dar este nuevo paso. Volvamos con alegría y responsabilidad a la Eucaristía, con el corazón purificado, con un asombro renovado, con un crecido deseo de encontrar al Señor, de estar con Él, de recibirlo para llevarlo a los hermanos con el testimonio de una vida de fe, de esperanza y de amor.

Oremos incesantemente a nuestra Madre Santísima, Nuestra Señora de las Mercedes, y a nuestro Santo Patrono, San Miguel Arcángel, para que bendigan a nuestra Patria, y en especial a Piura y Tumbes. Que, por su poderosa intercesión, el Señor nos conceda vernos libres de esta pandemia y de todo mal. Tengamos fe y esperanza de que pronto así será. 

Con mi afectuosa bendición pastoral, reza por ustedes y pide sus oraciones.

San Miguel de Piura, 03 de noviembre de 2020
  Solemnidad de San Martín de Porres, religioso. 

Puede descargar el archivo PDF de este comunicado desde AQUÍ

miércoles 4 noviembre, 2020