“VIVAMOS SEGÚN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS: ÉL ES LA VERDAD”

IMG_9837

01 de febrero de 2015 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió la Santa Misa correspondiente al IV Domingo del Tiempo Ordinario en la Basílica Catedral de Piura ante una gran cantidad de fieles.

IMG_9841En su homilía Monseñor Eguren manifestó: “El Evangelio de hoy (Mc 1,21-28) nos presenta a Jesús en la sinagoga de Cafarnaúm enseñando con una gran autoridad, y no como los escribas. Los escribas se limitaban a explicar la Ley de Moisés y enseñaban con la autoridad de Moisés, no tenían autoridad propia. Jesús, en cambio, es más que Moisés y que cualquiera de los profetas, Él es el Hijo de Dios hecho hombre, la Palabra definitiva de Dios. Cuando Él habla y actúa, Él es la Palabra de Dios que se está presentando. Y por ello de Jesús brotaba una enseñanza poderosa, la enseñanza de la verdad, una revelación nueva y divina capaz de conquistar las mentes y corazones de sus oyentes”.

“Queridos hermanos – agregó nuestro Pastor – Jesús es la Verdad, Él viene de revelarnos el misterio sobre Dios Uno y Trino, y a revelarnos el misterio de la persona humana: quiénes somos y qué hemos de hacer para alcanzar la auténtica libertad, la felicidad y la salvación eterna”.

IMG_9854Finalmente Monseñor Eguren invitó a los presentes a reflexionar sobre nuestra vida como discípulos del Señor: “Hermanos ¿podemos decir que realmente escuchamos la voz de nuestro Señor Jesucristo, el Maestro bueno, y que configuramos nuestras vidas a sus enseñanzas?, ¿Nos postramos a los pies del Señor para escuchar y acoger su Palabra?, ¿Compartimos su enseñanza con nuestros hermanos? Vivir según las enseñanzas de Jesús y anunciarlas a los demás no es fácil. Que los demás vean que eres testigo del Señor Jesús por tus palabras y tus acciones, y que vean que Jesucristo es el modelo de tu vida. El gran desafío de nuestra vida es ser como los santos, como los discípulos del Señor, y como la Santísima Virgen María nuestro gran ejemplo de obediencia, de fe, de santidad y amor”.

sábado 14 febrero, 2015