“UNA NOCHE PARA BRILLAR”

Celebrando la Vida con nuestros Hermanos con capacidades especiales

08 de febrero de 2020 (Oficina de Prensa).  Por cuarto año consecutivo, más de un centenar de jóvenes y adultos con habilidades especiales fueron los invitados de honor en la inolvidable experiencia de una noche de fiesta, centrada en el amor de Dios, durante la gran gala del proyecto “Una Noche para Brillar”, programa de la “Fundación Internacional Tim Tebow” que se desarrolla en 34 países del mundo. La fundación patrocina las actividades que se realizan en las localidades elegidas en beneficio de nuestros hermanos con diferentes habilidades, para brindar Fe, Esperanza y Amor a quienes necesitan un día más brillante, en su hora más oscura de necesidad. Cabe destacar que “Una Noche para Brillar” sólo se realizaba en los Estados Unidos, Piura – Perú fue la primera ciudad y país fuera del territorio norteamericano donde se ha llevado a cabo esta actividad.

Esta nueva edición de “Una Noche para Brillar” se desarrolló en el Coliseo de la Parroquia Santísimo Sacramento de nuestra ciudad, gracias a la feliz iniciativa de nuestro Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., y a las coordinaciones del R.P. José Guillermo Uhen, párroco del lugar. Más de 200 voluntarios han trabajado arduamente en la organización del evento, el cual se inició semanas atrás cuando  llevaron la invitación personal al hogar de cada uno de los inscritos. Los mismos voluntarios, que son los anfitriones de la noche, recogieron a cada invitado de honor junto y un familiar para llevarlos a la fiesta. Ellos ingresaron por una gran alfombra roja en medio de los aplausos de los presentes para disfrutar de una noche de buena música en una amplia pista de baile especialmente decorada, y celebrar con sándwiches, bocaditos y sesiones de fotos. Asimismo participaron de una ceremonia de coronación, donde cada uno recibió una corona junto con hermosos regalos para llevar a casa. La velada se inició y se cerró con emotivos momentos de oración. 

Monseñor Eguren se hizo presente en esta actividad y dirigió unas emotivas palabras a los presentes: “Me alegra mucho poder estar aquí nuevamente con ustedes. La experiencia que sus hijos han vivido al entrar a la parroquia por esa alfombra roja, busca expresar que ellos son importantes y que significan mucho para todos y cada uno de nosotros, en especial para ustedes que son sus padres. Nunca olvidemos que toda vida es valiosa en sí misma, desde la concepción hasta su fin natural. Toda vida es un reflejo del amor de Dios. No dejemos de celebrar la belleza de tener a sus hijos entre nosotros, amémoslos siempre. Quiero agradecerles el valiente testimonio y el maravilloso ejemplo que dan en favor de la vida y también quiero compartir con ustedes una feliz noticia: Hace unos días, Tim Tebow quien es el creador de la Fundación que hace posible esta hermosa noche que hoy disfrutamos, ha estado con el Papa Francisco y le ha podido mostrar algunos vídeos de lo que es esta actividad. El Santo Padre se ha quedado muy contento y le ha dado su bendición, la cual ha hecho extensiva a todos los que participamos de esta jornada, especialmente a estos hermanos nuestros que tienen habilidades diferentes. Habilidades que los hacen tan valiosos, especiales e importantes en nuestras vidas. Estos hermanos nuestros nos recuerdan que todo ser humano tiene una dignidad inalienable y una misión en la vida, y que no son meros objetos pasivos de nuestra caridad. Miren sino cuánta alegría, espontaneidad, esperanza, ganas de vivir, entusiasmo y amor nos transmiten ellos esta noche. Ellos nos recuerdan que Jesús nos ama y nunca nos abandona”.

Shirley Mejía, mamá de Stephany Villegas, una de las homenajeadas esta noche, nos cuenta su experiencia: “Mi hija es la bendición más grande que Dios me ha dado, es la razón y el motivo de cada uno de mis días. Por eso estoy muy agradecida a la parroquia por esta actividad que es tan bonita. Mi nena espera emocionada cada año, la realización de esta actividad. Me emociona mucho el poder verla disfrutar tanto, que se encuentre con sus amiguitos, que pueda bailar y sentirse feliz de que todos la hagan sentir especial”.

Asimismo Steven Silva, voluntario de la actividad nos comenta que: “Este es el primer año en el que participo como voluntario, cuando me inscribí para apoyar en la actividad no tenía idea de lo gratificante que sería. Al conocer a la familia de Milagros, pude ver de primera mano lo esforzado que puede llegar a ser tener un familiar con habilidades especiales en casa. Hay muchas cosas que los papas de Milagros me enseñaron a lo largo de estos días en los que la he ido conociendo. A sus 44 años, hay muchos cuidados especiales que se deben tener con Milagritos, y esto es algunas veces agotador. Pero cuando ves su sonrisa, cuando sabes que está cómoda y contenta, te llena un espíritu de alegría, te sientes feliz por el esfuerzo realizado. Realmente estoy agradecido por haber sido parte de esta noche, debo decirlo, ha sido especialmente diferente”.

Finalmente Blanca Masías, miembro del equipo organizador, nos cuenta que: “Vengo participando de Noche para Brillar desde su primera edición aquí en la parroquia. Todos los que somos voluntarios venimos hoy aquí con una consigna, hacer que nuestros invitados pasen una noche muy especial riendo, bailando y disfrutando de cada instante que estén aquí entre nosotros. Aquí todos somos iguales. Esta es una magnífica oportunidad para poder expresar con ellos el amor de Dios, ese amor que Jesús siente por cada uno de nosotros”.

sábado 8 febrero, 2020