“SOSTENER A LA IGLESIA ES NUESTRO DEBER”

Equipos de Campaña “Construyamos Juntos Nuestra Iglesia” se reúnen con nuestro Arzobispo

11 de diciembre de 2019 (Oficina de Prensa).- En los ambientes del Colegio Parroquial “San José Obrero” de nuestra ciudad, se llevó a cabo la última reunión del año de los equipos parroquiales que tienen a su cargo la campaña “Construyamos Juntos Nuestra Iglesia” (CJNI) en nuestra Arquidiócesis; campaña que ya tiene 22 años de fructífera labor y que permite a los fieles católicos de Piura y Tumbes practicar la caridad y la corresponsabilidad, contribuyendo al auto sostenimiento de nuestra Iglesia particular. En medio de un clima fraterno los participantes se reunieron con nuestro Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., quien dialogó con ellos, les agradeció por su trabajo y compromiso con esta campaña de Corresponsabilidad Eclesial y los alentó a seguir trabajando en bien de nuestra Iglesia particular. Participaron también del encuentro, el R.P. Miguel Medina Pacherre, promotor de CJNI, la Srta. Nélida Clavijo, secretaria adjunta de CJNI y los coordinadores de los equipos parroquiales de las Vicarías Episcopales de Piura, Tumbes, Talara, Sullana, Paita y Bajo Piura.

Durante su participación nuestro Pastor dijo: “La corresponsabilidad eclesial es parte de nuestro ser de discípulos, y brota de la gratitud de descubrir que todo lo que somos, tenemos y tendremos, es fruto de la gratuidad del amor de Dios en nuestras vidas. Por tanto un cristiano corresponsable es una persona que recibe los dones de Dios con gratitud, los aprecia y los cuida de manera responsable y moderada, los comparte con justicia y amor con los demás y se los devuelve al Señor con agradecimiento. El laico está llamado a no ser un simple espectador en la Iglesia o un mero colaborador del sacerdote, sino protagonista en la vida de la Iglesia y corresponsable de su misión, que no es otra sino evangelizar. No olvidemos  que solamente amando, es decir viviendo un estilo de vida generoso y servicial es como la vida cobra sentido y belleza, y el mundo se transforma de salvaje en humano y de humano en divino”.

Monseñor Eguren animó a los presentes a no olvidar que: “Hay que fomentar la cultura del dar, de la generosidad, del desprendimiento y de la solidaridad. A lo largo de estos años y gracias a la generosidad de nuestros bienhechores hemos podido juntos ayudar en la formación de los futuros sacerdotes en el Seminario Arquidiocesano, contribuir a la educación de los más pobres, socorrer a nuestros enfermos portadores de VIH, a los niños y adultos con habilidades especiales del Centro de Reposo San Juan de Dios, a los ancianos desamparados, así como asistir a los más necesitados con programas de alimentación, y es que esta campaña tiene como finalidad no sólo ayudar a los miembros de la Iglesia, sino a todo el que lo necesite sin excepción. Continuemos saliendo en busca de los miles de laicos que se siguen identificado con la Iglesia y su misión, y colaboran con la evangelización y la salvación de los demás donando su tiempo, sus talentos, su tesoro, y sobre todo dando testimonio de su fe. Animemos a nuestros fieles a que sean como la viuda pobre del Evangelio, a que confíen en la Divina Providencia, a que den no de los que les sobra sino de lo que necesitan para vivir. Esta es la verdadera caridad. Como dice el Papa Francisco: «una fe que no toque el bolsillo no es auténtica». Hay que continuar haciendo de nuestras comunidades parroquiales auténticas casas y escuelas de la comunión y de la participación, donde se ha vivido y vive la caridad cristiana. Este esfuerzo debemos continuar impulsándolo aún más, despertando en muchos más hermanos nuestros en la fe, la conciencia de que son portadores de dones que deben desarrollar y poner al servicio de los demás”.

Es importante resaltar que en 1997 surgió la iniciativa de esta campaña de auto sostenimiento eclesial “Construyamos juntos nuestra Iglesia”, por la cual, todos nosotros contribuimos con esfuerzo y generosidad a que la Iglesia, de la que somos parte, pueda realizar su misión evangelizadora y de promoción humana. Actualmente CJNI cuenta con 50 equipos parroquiales conformados por laicos, entre los se encuentran gran cantidad de jóvenes, quienes con verdadero espíritu eclesial y generosidad se forman constantemente y continúan impulsando esta importante iniciativa. 

miércoles 11 diciembre, 2019