SOLIDARIDAD CON PIURA: 30 DÍAS DESPUÉS

27 de abril de 2017 (Oficina de Prensa).- Cáritas Piura continúa con su infatigable labor de llevar ayuda a las familias damnificas por las fuertes lluvias e inundaciones. La mañana de hoy, nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., visitó el caserío de Viduque en el Bajo Piura donde llevó un mensaje de esperanza a los pobladores y entregó ayuda a 320
familias. Este caserío estuvo inundado y aislado por cerca de dos semanas tras la rotura del dique de Viduque a causa de la crecida del Río Piura, lo que provocó el derrumbe del 50% de las viviendas, afectando la totalidad de los sembríos de arroz y maíz que son la principal fuente de sustento de las familias de esta zona. Los pobladores trabajaron arduamente durante una semana, apoyados por motobombas, para lograr evacuar las aguas estancadas.

El encuentro tuvo lugar en la capilla “Señor Cautivo” de Viduque, hasta donde Monseñor Eguren llegó acompañado por la Srta. Alcira Santos Cárcamo, coordinadora de Cáritas en el Bajo Piura, así como por los voluntarios de nuestra Cáritas Arquidiocesana junto con su coordinador el Sr. Javier Zapata, quienes trasladaron la ayuda en un camión y la entregaron a las familias en paquetes familiares de alimentos junto con los kits de aseo personal y ropa. Estuvieron también presentes el Sr. Teodoro More Sullón, Agente Municipal de la zona y la Srta. Vilma Peña, Directora de la I.E. 20446 del lugar. Esta ayuda ha sido posible gracias a las generosas donaciones de la Vicaría de la Caridad de Lima, Cáritas del Perú, Tiendas Topy Top, Química Suiza y Cáritas Piura.

A un mes de la tragedia

El Sr. More destacó que justamente hoy recuerdan un mes de la aterradora prueba que les tocó vivir a las familias de Viduque quienes el pasado lunes 27 de marzo vieron con dolor cómo las aguas del Río Piura inundaban sus casas y perdían todos sus bienes. Narró que los pobladores se encontraban realizando trabajos de reforzamiento del dique a la altura del Hospital Privado de Catacaos, por donde pensaban se podía presentar un debilitamiento del mismo. Lamentablemente a las 10:00 de la mañana, 200 metros del dique de Viduque se destruyeron por otra zona detrás del caserío y las turbulentas aguas del río ingresaron arrasando las calles, viviendas y campos de cultivo, inundando por completo todo el centro poblado y alcanzando un nivel de hasta 1.70 metros. Las personas que permanecían aún en esa zona tuvieron que salvar sus vidas huyendo rápidamente y abandonando lo que tenían. Contó que a pesar de todo, providencialmente esto ocurrió en pleno día ya que de haberse producido esta rotura del dique por la noche, habría dejado muchas víctimas mortales que lamentar. Por ello los pobladores dan gracias al Señor que supo protegerlos en esta hora difícil y no pierden la esperanza de que con la ayuda de Dios y de sus hermanos en la fe, podrán recuperarse y seguir adelante.

Entrega de las primeras biblias

Atendiendo el pedido de muchos pobladores del Bajo Piura, quienes a lo largo de las visitas a las zonas afectadas han hecho presente su ferviente deseo de poder volver a contar con Biblias para reemplazar las que han perdido durante las inundaciones, nuestro Pastor hizo entrega simbólica de un primer lote de Biblias para la Capilla “Señor Cautivo” de Viduque. Esto es una muestra de lo que será más adelante una gran campaña para entregar Biblias para las familias damnificadas para que puedan alimentarse espiritualmente de la Palabra de Dios y mantener su profunda fe cristiana y católica que caracteriza a todo poblador del Bajo Piura.  

¡Sed de Dios Sí, sed de agua No!

Días atrás Cáritas Piura hizo una nueva entrega de 35 toneladas de agua potable (35,000 litros) para 300 familias del campamento de evacuados Nuevo Santa Rosa, para 300 familias de los sectores 09 de Diciembre y Santa Rosa en Curamori, así como para 1000 familias de los caseríos de Sarita Colona, Casitas, Los Eucaliptos y Viduque en Catacaos. Estas zonas aún padecen la escasez de este líquido elemento debido a los serios daños ocasionados en los canales y acueductos que se produjeron a raíz el desborde del Río Piura.

Es importante resaltar que las familias favorecidas manifestaron su profunda gratitud por la ayuda recibida de Cáritas Piura y sus voluntarios quienes vienen desempeñando una labor muy importante a lo largo de estos días, brindando su tiempo y esfuerzo, no solo con el armado de los paquetes de alimentos y útiles de aseo, sino también empadronando a las familias damnificadas de las zonas más afectadas de nuestra Arquidiócesis.

¡Tú también puedes ayudar!

Para compartir la caridad de Cristo con nuestros hermanos damnificados te invitamos a visitar:

www.arzobispadodepiura.org/solidaridad-piura-tumbes/

Jueves 27 Abril, 2017