SOLEMNIDAD DE SAN JOSÉ, CASTO ESPOSO DE LA VIRGEN MARÍA Y PATRONO DE LA IGLESIA UNIVERSAL

Agradecemos a Dios por el VI Aniversario del inicio del Pontificado del Papa Francisco

19 de marzo de 2019 (Oficina de Prensa).- Hoy 19 de marzo celebramos la fiesta de San José, Santo Patrono de la Iglesia Universal, título que recibió en 1847 del Beato Papa Pío IX y que fuera reafirmado en 1989 por San Juan Pablo II en su Exhortación Apostólica “Redemptoris Custos” (San José, el Custodio del Redentor). En medio de la Cuaresma, la fiesta de San José pone ante nuestra mirada la belleza de una vida fiel al plan de Dios. Con obediencia pronta y alegre, José respondió generosamente a la misión que se le confió, ser la cabeza de la Sagrada Familia cuidando con mucho amor de Jesús y la Virgen María.

San José modelo de santidad

La vida de San José, como esposo y como padre, es para nosotros ejemplo de humildad, amor, paciencia, prudencia, obediencia, castidad, fidelidad, valentía y esfuerzo. Fue un hombre de fe, quien asumió con amor y entrega total el tesoro que se depositó en sus manos.

Dios quiso que Jesús naciera dentro de una familia y estuviera sometido a un padre y a una madre y fuera cuidado por ellos. San José tuvo para Jesús verdaderos sentimientos de padre, la gracia encendió en aquel corazón bien dispuesto y preparado un amor ardiente hacia su esposa María y hacia el Hijo de Dios. José cuidó de Jesús amándole como a su hijo y adorándole como a su Dios. Amaba a Jesús como si realmente lo hubiera engendrado. Le consagró sin reservas sus fuerzas, su tiempo, sus inquietudes, sus cuidados. No esperaba otra recompensa que poder vivir cada vez mejor esta entrega de su vida. Su amor era a la vez dulce y fuerte, tranquilo y ferviente, emotivo y tierno. Constantemente vivió sorprendido de que el Hijo de Dios hubiera querido ser también su hijo. Hemos de pedirle a San José que sepamos nosotros querer y tratar a Jesús como él lo hizo.

Patrono del Perú

San José es también Patrono del Perú. El 14 de marzo de 1828 el Congreso de la República elije y toma por patrono de nuestro país al glorioso San José y pone a nuestra patria bajo su especial patrocinio.

Ya en 1560, el primer Arzobispo de Lima, Fray Jerónimo de Loayza, erigió el 3 de noviembre del mismo año la Hermandad del Señor San José, la que se vio crecer en poco tiempo debido al ingreso entre sus cofrades de los aserraderos, carpinteros y alarifes, haciéndose al mismo tiempo eje del gremio que los habría de representar. A tal punto llegaba por entonces la devoción a San José, que cuando el Concilio Provincial de Lima del año de 1583 fijó los días de guardar sin considerar la festividad de San José, los socios de su Cofradía pidieron al Sínodo Diocesano de 1592, presidido por el Arzobispo Santo Toribio de Mogrovejo, fuese de guardar dicha fiesta, y así éste dispuso:·”habiéndosenos pedido en este presente Sínodo por parte de los cófrades de la Cofradía de San José de esta ciudad, se guardase la fiesta de dicho Santo: habiéndolo conferido y tratado con el clero y pueblo que estaba presente, mandamos guardar la dicha fiesta de San José en esta ciudad”.

Estos hechos y otras múltiples manifestaciones de una secular devoción a San José, manifestado en cofradías, decretos conciliares y sinodales, su presencia en la toponimia y numerosos patronazgos de la patria, capillas, centros educativos, seminarios, monasterios, congregaciones, instituciones de obras sociales y benéficas, llevó a los Obispos del Perú a solicitar al Romano Pontífice en 1957 que “confirmase la elección del Celestial Patriarca como Patrono de la República Peruana”, a lo cual el Papa Pío XII accedió emitiendo el 19 de marzo del mismo año el Breve Apostólico con el cual declaró al “Patriarca San José, Esposo de la Virgen María, principal Patrono ante Dios de la Nación Peruana, con todos los honores y privilegios litúrgicos que corresponden a los Patronos de los lugares”.

Seis años del inicio del Pontificado del Papa Francisco

Hoy también celebramos con inmensa alegría el VI Aniversario del inicio del Pontificado de nuestro querido Papa Francisco, quien tiene una muy especial devoción por San José y quien aquel martes 19 de marzo de 2013 dijo: “Doy gracias al Señor por poder celebrar esta Santa Misa de comienzo del ministerio petrino en la Solemnidad de San José, esposo de la Virgen María y patrono de la Iglesia universal: es una coincidencia muy rica de significado”.

Elevemos nuestras oraciones al Señor y a Santa María por la salud e intenciones del Santo Padre, para que por la intercesión de San José siga guiando a la Iglesia por los caminos de Dios.

martes 19 marzo, 2019