“SEGUIR A CRISTO EXIGE TOTAL AMOR A ÉL Y A LOS HERMANOS”

Nuestra Señora de la Luz y Canonización de la Madre Teresa de Calcuta

nuestra-senora-de-la-luz15

08 de septiembre de 2016 (Oficina de Prensa).- El pasado domingo 04 de septiembre, nuestro Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., visitó la Parroquia de San Martín de Tours en Sechura cuya comunidad parroquial se encontraba en plena celebración de la novena a su patrona Nuestra Señora de la Luz. En aquella ocasión nuestro Arzobispo, además de celebrar el domingo, Día del Señor, hizo referencia en su homilía a la fiesta de la Virgen y a la canonización de Santa Teresa de Calcuta quien se distinguió por su ardorosa defensa de la vida del Niño por Nacer. Concelebraron la Santa Misa el R.P. José Chero, Párroco del lugar y el R.P. Edgar Vite, Vicario Parroquial y estuvieron presentes los miembros de la Cofradía de Nuestra Señora de la Luz, los niños que se encuentran preparándose para recibir el sacramento de la primera comunión y los jóvenes de la confirmación, así como gran cantidad de fieles devotos de la Virgen que se dieron cita para participar de esta gran fiesta.

nuestra-senora-de-la-luz19Al iniciar su homilía nuestro Arzobispo resaltó las celebraciones que los congregaba: “Tres son los motivos que hoy nos reúnen aquí en esta bella y restaurada iglesia de San Martín de Tours de Sechura: Santificar el Domingo, celebrar a Nuestra Señora de la Luz y unirnos a la alegría de la Iglesia universal por la canonización de la Madre Teresa de Calcuta”.

Luego continuó: “En el Evangelio de hoy (ver Lc 14, 25-33) Jesús se ve rodeado de mucha gente que le seguía. Pero el Señor no se deja engañar por el entusiasmo fácil de la multitud y es por ello que volviéndose al gentío y con tres expresiones muy firmes deja en claro que lo que al Él le interesa no es el número de seguidores sino la radicalidad del seguimiento de sus discípulos: «Si alguno viene donde mí y no odia a su padre, a su madre, a su mujer, a sus hijos, a sus hermanos, a sus hermanas y hasta su propia vida, no puede ser discípulo mío … El que no lleve su cruz y venga en pos de mí, no puede ser discípulo mío … El que no renuncie a todos sus bienes no puede ser discípulo mío». Ser discípulo de Cristo exige una adhesión total al Maestro. Un discípulo de Cristo tiene que tener un corazón totalmente arraigado en el Señor, cautivado por el Espíritu Santo, y abierto y disponible para los hermanos”.

nuestra-senora-de-la-luz20“Si hay algo fascinante en el Evangelio -continuó nuestro Pastor-  es que Jesús no se anda con rodeos, no busca adhesiones fáciles para hacerse popular a costa de la verdad. No busca «endulzar» los oídos y proponer caminos cómodos y ligeros («light» decimos hoy en día), para así lograr popularidad y adhesiones multitudinarias como hacen otros. Jesús no tiene miedo al «qué dirán». Más bien habla claro, proclama la verdad de Dios y de la persona humana, y señala los exigentes pero únicos y necesarios caminos que llenan la vida de felicidad y nos dan la salvación. Así como Jesús, lo hace la Iglesia hoy en día, proclamando la verdad de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios, y por ello defiende su dignidad desde su concepción hasta su fin natural con la muerte. Asimismo la Iglesia anuncia la verdad de la familia edificada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer para siempre, y condena el aborto, defendiendo el derecho a la vida del concebido no nacido, es decir del Niño por Nacer. Esto le causa a la Iglesia no pocos ataques y burlas por parte del mundo, como ha pasado recientemente cuando los Obispos del Perú hemos rechazado la medida cautelar que permite la distribución de la Píldora del Día Siguiente, por ser esta píldora abortiva, tal como lo reconocen sus mismos fabricantes y los estudios científicos”.

Nuestra Señora de la Luz y la Santa Teresa de Calcuta

nuestra-senora-de-la-luz12En otro momento de su homilía Monseñor Eguren dijo: “Tanto Santa María, Nuestra Señora de la Luz, como la Madre Teresa de Calcuta, hoy canonizada en Roma por el Papa Francisco, comprendieron la radicalidad del Evangelio, y siguieron a Cristo con una entrega absoluta y total. Nadie como María, la Reina de los Santos, le ha entregado su corazón a Jesús. Ella es la Mujer del todo y para siempre. María renunció a todo, para entregarse a su vocación de ser la Madre de Dios y nuestra”.

nuestra-senora-de-la-luz14“Igualmente, la Madre Teresa de Calcuta, era una enamorada de Cristo. Ella hizo voto de no negarle nada a Jesús. El Señor le reveló que “tenía sed” por la salvación del hombre, así como el hombre tiene sed de Dios, y por eso se entregó con todo su ser a saciar esa sed divina y humana. Jesús le mostró el deseo de su corazón de encontrar «víctimas de amor» que irradiasen a las almas su amor, y por eso fundó a las Misioneras de la Caridad. El Señor le hizo comprender que «cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños a mí me lo hicisteis» (Mt 25, 49), y por ello se consagró a tocar los cuerpos rotos de los pobres porque a través de ellos estaba tocando el cuerpo quebrado de Cristo crucificado”, acotó nuestro Arzobispo.

nuestra-senora-de-la-luz23La Madre Teresa y el Aborto

Finalmente nuestro Pastor destacó la constante defensa de la vida humana que caracterizó a Santa Teresa de Calcuta: “Ante el drama del aborto dijo cuando recibió el premio nobel de la Paz en 1979: «Si oís que alguna mujer no quiere tener a su hijo y desea abortar, intentad convencerla para que me traiga a ese niño. Yo lo amaré, viendo en él, el signo del amor de Dios». ¿Tendremos la disposición de María Santísima y de Santa Teresa de Calcuta de seguir con absoluta radicalidad a Jesús? La radicalidad de seguir a Cristo se comprueba en el amor a Él y a los hermanos”.

nuestra-senora-de-la-luz17

nuestra-senora-de-la-luz16

nuestra-senora-de-la-luz13

nuestra-senora-de-la-luz18

nuestra-senora-de-la-luz9

nuestra-senora-de-la-luz11

nuestra-senora-de-la-luz7

nuestra-senora-de-la-luz10

nuestra-senora-de-la-luz8

nuestra-senora-de-la-luz5

nuestra-senora-de-la-luz6

nuestra-senora-de-la-luz4

nuestra-senora-de-la-luz21

nuestra-senora-de-la-luz2

nuestra-senora-de-la-luz3

jueves 8 septiembre, 2016