“SED DÓCILES A LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO, QUE BUSCA HACER FLORECER EN NOSOTROS LA VERDAD Y EL AMOR”

Gran número de jóvenes reciben el sacramento de la Confirmación

1

20 de noviembre de 2015 (Oficina de Prensa).- A lo largo de esta semana gran número de jóvenes de diversas parroquias y colegios de nuestra Arquidiócesis recibieron el Sacramento de la Confirmación de manos de Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura. Todos ellos asumieron el compromiso de ser testigos de Cristo en medio del mundo.

SED DÓCILES A LA ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO

2En el colegio “San Pedro Chanel” de Sullana, ciento veinte alumnos fueron confirmados por nuestro Arzobispo, quienes estuvieron acompañados por sus familiares, profesores, y compañeros. Durante su homilía, Mons. Eguren los exhortó a descubrir la importancia de la presencia del Espíritu Santo en sus vidas y a ser dóciles a su acción: “Queridos jóvenes, hoy recibirán en plenitud los dones del Espíritu Santo para ayudarlos a configurarse con Cristo. El Espíritu Santo es la fuente de todo lo bueno que hay, y donde Él está fluye la verdad y el amor, crece la unidad, el entendimiento y la fraternidad, todo lo que es puro y lo que es noble. Sean dóciles a la acción del Espíritu Santo en sus vidas, invóquenlo y pídanle encontrar la verdad que los hará libres y el amor que los hará personas plenas. Esfuércense cada día por seguir las mociones del Espíritu Santo, cooperen con Él desde su libertad y descubran el hermoso camino de la vida cristiana. Rechacen siempre el espíritu del mundo – con sus amores desordenados por el tener, el poder y el placer impuro –  y del demonio que sólo quiere esclavizarnos al pecado y que perdamos la vida eterna”. La santa Misa fue concelebrada por el R.P. Manuel Curay, Vicario Foráneo de Sullana y promotor del colegio.

SEAN AUTÉNTICOS TESTIGOS DE CRISTO

3En la Parroquia “Cristo Rey” de Piura, Monseñor Eguren confirmó a 140 jóvenes pertenecientes a la parroquia y a la Universidad de Piura (UDEP). Concelebraron el párroco R.P. Jaime Sánchez Quezada, el R.P. Jesús Valero Sáez, y el R.P. Ricardo González, Capellán Mayor de la UDEP. Durante su homilía nuestro Arzobispo pidió a los confirmandos ser auténticos testigos de Jesucristo: “Hoy el Espíritu Santo vendrá sobre ustedes para que sean testigos del Señor Jesús, para que lo hagan presente en medio del mundo con sus palabras y su ejemplo de vida. Cuánto urge hoy que los cristianos demos testimonio de nuestra pertenencia a Cristo y a su Iglesia. Lamentablemente pasamos demasiados desapercibidos, como uno más del montón. Seamos verdaderos discípulos y misioneros de Cristo, ahí donde el Señor te ponga o te lleve. Como nos dice el Evangelio que hemos escuchado, que el Espíritu Santo nos lleve a anunciar la Buena Nueva a los pobres, proclamar la libertad a los cautivos, devolver la vista a los ciegos. Cuántos viven prisioneros de su egoísmo y su orgullo, de sus mentiras y pecados y necesitan ser liberados. Cuántos necesitan encontrar a Jesús para que les devuelva la vista. Jesús los envía a ustedes jóvenes para anunciar que Él es nuestro Salvador y que en Él hay esperanza en la vida, porque por más pecador que yo sea, mi vida tiene futuro porque Dios me ama”.

TRANSMITAN AL MUNDO LA INMENSA ALEGRÍA DE LO QUE SIGNIFICA SER CRISTIANO

En una emotiva ceremonia recibieron el sacramento de la Confirmación 139 alumnos y alumnas de los colegios “San Ignacio de Loyola” de los padres jesuitas y “Santa María” de las Hermanas Misioneras Dominicas del Rosario. Concelebraron el Director del colegio “San Ignacio”, R.P. Francisco de la Aldea López, S.J., y el R.P. Eduardo Vizcarra S.J. Estuvieron presentes gran número de familiares y amigos, los profesores y catequistas de los confirmandos.

4Nuestro Pastor explicó a los jóvenes que “la tarea de hacer de Cristo la medida de nuestra vida no es posible por nuestras propias fuerzas humanas y por ello necesitamos del Espíritu Santo. Ése es el sentido más hermoso que tiene este sacramento de la confirmación: el Espíritu Santo viene en nuestra ayuda para que siendo dóciles a su acción podamos conocer a Jesús, amarle y ser en todo como Jesús, de tal forma que puedas exclamar como San Pablo “vivo yo pero no yo, es Cristo quien vive en mí”. Eso lo sabían muy bien los santos, como los que ustedes han escogido de manera particular como patrono o patrona de su confirmación. Déjate guiar por el Espíritu Santo, para que vayas creciendo en una vida de amistad con Jesús en su Iglesia, y transmite al mundo la inmensa alegría de lo que significa ser cristiano. Que los demás perciban que eres cristiano, aunque eso signifique desafiar la dictadura de la mayoría, ser signo de contradicción e ir contracorriente. Cristo nos pide hacer lo que esté a nuestro alcance cada día para ser sus testigos ahí donde te haya puesto, en tu hogar, tu barrio, tu centro de estudios. Dejemos que el Espíritu Santo haga su obra en nosotros, para que así Dios pueda desde el cielo mirarnos como miraba a su Hijo, a Virgen Santísima y a los santos, con complacencia y pueda decir de nosotros:  Este es mi hijo amado, esta es mi hija amada en quien me complazco”.

5

sábado 21 noviembre, 2015