“SEAN PRESENCIA DE LA ALEGRÍA Y DE LA BONDAD DEL SEÑOR”

Más de 800 jóvenes y adultos se confirmaron este fin de semana como discípulos – misioneros de Cristo 

17 de diciembre de 2018 (Oficina de Prensa).- Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura visitó la Parroquia “Santo Toribio de Mogrovejo” del distrito de Lancones, muy próxima a la frontera con el Ecuador, donde en medio de un clima de profunda alegría, presidió la Santa Misa correspondiente al III Domingo de Adviento o de la Alegría, en la que administró el Sacramento de la Confirmación a un numeroso grupo de jóvenes y adultos pertenecientes a los colegios, capillas y caseríos de esta extensa comunidad parroquial. La Eucaristía fue concelebrada por el R.P. Clever Santur Rivera, Párroco del lugar.

La alegría cristiana no debe apagarse

Durante su homilía, nuestro Pastor exhortó a los presentes a vivir con profundo gozo este tiempo de espera para la llegada del Salvador: “Este tercer domingo de Adviento es el domingo de la alegría. Cada vez está más cerca Jesús nuestro Salvador. Por eso el apóstol San Pablo nos exhorta: “estén siempre alegres en el Señor, se lo repito estén alegres” (ver: Fp 4, 4-7). Por eso la confirmación de ustedes está bajo el signo de la alegría que es uno de los frutos del Espíritu Santo que brota de la certeza de sabernos amados por el Señor. La alegría cristiana no se apaga en medio de los problemas, todo lo contrario, crece y se robustece en medio de ellos. Queridos hijos, sean portadores de la alegría a todos, pero especialmente a los que viven sin esperanza, a los tristes y abatidos, a los que viven en el pesimismo y la tristeza. A estos hermanos nuestros anúncienles que Jesús los ama y que nunca los abandona. De esta manera ellos podrán recuperar la alegría y las ganas de vivir”. 

“San Pablo – continuó Monseñor Eguren – nos ha pedido además que «vuestra bondad la conozca todo el mundo». También les pido que este fruto del Espíritu Santo brote con fuerza en sus vidas a partir de hoy. No olviden que la bondad es la fuerza que nos ayuda a preocuparnos por el prójimo y a buscar siempre su bien, de manera especial en quién sufre y necesita ayuda. Que el Espíritu Santo, por medio de su confirmación, los ayude a tener siempre entrañas de compasión, de bondad y de amor con todos, pero especialmente con los más débiles y descartados”.

Lleven a todos al encuentro de vida con Jesús

Nuestro Arzobispo destacó también que: “Un personaje fuerte del Adviento es sin lugar a dudas San Juan Bautista. Es interesante ver en el Evangelio de hoy (ver: Lc 3,10-18) como todos sin excepción van a buscarlo para preguntarle: «qué tenemos que hacer». Queridos confirmandos, que la gracia de tu confirmación te lleve a vivir una vida cristiana coherente y autentica, de tal modo que los demás al verte y al oírte te busquen como al Bautista y de esa manera puedas llevarlos al encuentro de vida con Jesús, que es el único que tiene las respuestas a todas las preguntas de nuestra vida. Llévalos a ese Jesús a quien el Bautista tenía la conciencia de servir y de quién no se sentía digno ni siquiera de desatarle la correa de las sandalias. Como el Bautista, sé siempre humilde en tu vida cristiana, trabajando para el Señor, para su Iglesia y para los demás”. 

Navidad es Jesús

Es importante destacar que también durante este fin de semana, Monseñor Eguren ha tenido una intensa jornada de confirmaciones. Ha visitado la Parroquia “Nuestra Señora de las Mercedes” en el Distrito de La Arena (Bajo Piura) y la Parroquia “San Francisco Javier” en el Distrito de Querecotillo (Sullana), asimismo confirmó a un numeroso grupo de jóvenes de la Parroquia “San Miguel Arcángel” – Basílica Catedral de Piura. A todos ellos les recordó que: “No hay nada más hermoso que ser cristiano. La confirmación los asemeja más perfectamente con Cristo y también los asocia a la misión de la Iglesia, es decir, a la gesta de la evangelización, al anuncio vibrante del Evangelio. No hay cosa más urgente que ser cristiano y dar testimonio de Cristo, con nuestra vida y con nuestra palabra valiente y fuerte.  Que se te note más que nunca tu condición de cristiano, discípulo de Jesús, miembro de la Iglesia, apóstol y soldado de Cristo”. Finalmente les deseó a todos los fieles de estas comunidades parroquiales una feliz y santa Navidad, recordándoles que la Navidad es Jesús.

Asimismo durante las diferentes visitas realizadas este fin de semana, los párrocos informaron con alegría a nuestro Pastor que son muchos los jóvenes confirmados que ya se han comprometido a perseverar y participar activamente de la vida de la Parroquia formado parte de los diversos grupos que existen y en las actividades de evangelización y acción social que se llevan cabo.

lunes 17 diciembre, 2018