“SAN MIGUEL ARCÁNGEL, PROTEGE A PIURA Y TUMBES DEL VIRUS MORTAL DE ESTA PANDEMIA”

Arzobispo celebró Solemnidad de San Miguel Arcángel, Patrono de nuestra Arquidiócesis

29 de septiembre de 2020 (Oficina de Prensa).- Nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidió desde la Capilla Arzobispal ”Nuestra Señora de las Mercedes” la Santa Misa con ocasión de la Solemnidad de San Miguel Arcángel, Protector de la Iglesia Universal, Patrono de nuestra Arquidiócesis y de la ciudad de Piura que lleva su nombre y está consagrada a Él. Al finalizar la Eucaristía, Monseñor Eguren, rezó una oración especial a San Miguel Arcángel, implorando su protección para que libre a Piura y Tumbes del virus mortal de esta pandemia.

Al iniciar su homilía, nuestro Pastor dijo: “Queridos hermanos, hoy celebramos la Solemnidad de San Miguel Arcángel, Patrono de nuestra Arquidiócesis. Hace casi 500 años los fundadores de nuestra Ciudad, la pusieron bajo la protección y cuidado del Príncipe de la Milicia Celestial y desde entonces San Miguel es nuestro protector. Él nos defiende en nuestras luchas contra satanás y el mal. Por eso le pedimos hoy más que nunca que nos proteja y nos defienda, sobre todo en estos tiempos difíciles de pandemia”.

Los ángeles glorifican y sirven a la Santísima Trinidad

“El libro del Éxodo -continuó Monseñor Eguren- nos dice: «Yo envío un ángel delante de ti, para que te guarde en el camino». Por ello, una fiesta como la de hoy, es una buena ocasión para preguntarnos: ¿Quiénes son los ángeles? ¿Qué papel cumplen en la vida de la Iglesia? El Catecismo de la Iglesia Católica (ver nn. 328-336) nos enseña que los ángeles son creaturas espirituales personales que acompañan a la Santísima Trinidad, la glorifican y la sirven. Su misión es la de ser servidores y mensajeros de Dios. A través de ellos Dios va dando a conocer su Plan de salvación, y lo va realizando en la historia humana. Por eso el Señor Jesús, quien realiza nuestra salvación, aparece como Señor de los ángeles. Es importante que nos dejemos ayudar por ellos para abrir nuestro corazón al plan de salvación de Dios, y darle un sí generoso”.

“La Iglesia venera a los ángeles como intercesores y protectores, y nos enseña que todo hombre es acompañado a lo largo de su vida por la presencia protectora de un ángel a quien llamamos nuestro Ángel de la Guarda. Junto con los ángeles en el cielo, la Iglesia eleva su adoración y alabanza al único Dios vivo y verdadero, y lo hace sobre todo en la liturgia, donde los ángeles están presentes, aunque no los veamos. Preguntémonos entonces: ¿Venero a los ángeles? A través de mi oración, ¿les presento mis necesidades, pido su intercesión, protección y ayuda? ¿Los trato con confianza como amigos que quieren lo mejor para mí? ¿Me dejo inspirar por ellos que están siempre alertándome del bien que debo hacer y del mal que debo evitar? ¿Le rezo a mi Ángel de la Guarda? Como los ángeles, ¿con mi vida y mis palabras glorifico a Dios, Uno y Trino? Como ellos, ¿estoy atento a la Palabra de Dios, busco realizar con obediencia lo Él quiere de mí y proclamo sus maravillas? ¿Me esfuerzo por conocer los planes de Dios en mi propia existencia y los realizo con prontitud y diligencia?”, acotó nuestro Arzobispo. 

San Miguel Arcángel, sé nuestro amparo contra el demonio

En otro momento, Monseñor Eguren destacó la imagen de San Miguel Arcángel: “Todos hemos aprendido desde niños que el nombre de «Miguel» significa «quién como Dios». Y es verdad, nadie se asemeja a Dios. El nombre de Miguel proclama la grandeza de Dios. Así como los ángeles, estamos también llamados a rendirle el homenaje de nuestra fe y de nuestro amor. San Miguel nos recuerda esa soberanía amorosa y misericordiosa de Dios en nuestras vidas. San Miguel nos recuerda que debemos ser humildes. La Iglesia nos enseña que el Arcángel San Miguel es quien dirige al ejército de Dios en la batalla que mantiene contra los ángeles caídos, contra Satanás y sus demonios, protegiendo a la Iglesia peregrina, es decir a nosotros, en nuestro camino a la Casa del Padre. Él es el protector del Pueblo de Dios, de la Iglesia”.

“Queridos hermanos, demos gracias al Señor que, en nuestra lucha contra las fuerzas demoníacas y el mal, nos ha dado en San Miguel y en los ángeles que él dirige, poderosos aliados que nos protegen y nos defienden física y espiritualmente del maligno. Por eso siempre y en todo momento recémosles a los ángeles para pedir su protección, intercesión y auxilio. De manera especial recemos la oración a San Miguel Arcángel, así como lo hacemos al final de todas las misas que se celebran en Piura y Tumbes. Les pido que, tanto de manera personal, como familiar y comunitaria se siga incrementando esta hermosa devoción a San Miguel Arcángel para que, poniéndonos bajo su guía, podamos siempre vencer al pecado, lograr nuestra conversión de vida y llegar al cielo”, concluyó nuestro Arzobispo.

San Miguel Arcángel, Patrono de nuestra Arquidiócesis

Es importante resaltar que, con fecha del 20 de marzo del 2014, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, mediante Decreto Prot. N. 428/13/L, aprobó y confirmó para nuestra Iglesia particular de Piura y Tumbes los textos litúrgicos del Propio de la Misa y de la Liturgia de las Horas de San Miguel Arcángel, Patrono de nuestra Arquidiócesis. Por ello, la celebración de San Miguel Arcángel tiene para nuestra Arquidiócesis la categoría de Solemnidad y es festejada el 29 de septiembre de todos los años, trasladándose para el 03 de octubre la Fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, tal como es propuesta en el Misal Romano y la Liturgia de las Horas.

ORACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

¡Oh, gloriosísimo, San Miguel Arcángel!
Príncipe de las milicias celestiales,
a ti, nuestro admirable intercesor,
te pedimos que vengas, con todos tus ángeles
y protejas a nuestra Arquidiócesis,
contra todo demonio y espíritu del mal.
Vence en nosotros todos los espíritus inmundos de ira,
soberbia, gula, orgullo, lujuria, envidia, muerte,
destrucción, pobreza y enfermedad.

San Miguel Arcángel,
soberano, líder y guardián,
imploramos tu protección para que vengas a batallar
y a proteger Piura y Tumbes del virus mortal de esta pandemia.
Protege a quienes se suman a esta batalla:
los médicos, enfermeros y enfermeras, militares y policías,
que con su labor hacen frente a este mal.

San Miguel Arcángel, ¿Quién como Dios?
tú que todos los días puedes ver y estar con el Padre,
te rogamos nos concedas fortalecer
e iluminar nuestros hogares.
Bendice a nuestras familias,
que en ellas no haya rivalidad ni envidias,
sino fe, amor y reconciliación.

San Miguel Arcángel,
fiel servidor en los palacios del Rey divino,
cuida de todos los jóvenes que
con plena confianza recurren a ti.
Asístelos con tu afable protección
para que sean más fieles a Dios nuestro Señor.

Dios Padre misericordioso
envía a tu Arcángel San Miguel
y que de la misma manera que derrotó al demonio,
destruya todo vestigio de maldad que atente contra la vida,
y protege la vida de todos los Niños por Nacer
junto con sus madres.

Guardián de las almas,
conduce a todos los fieles difuntos
víctimas de la pandemia, a la Patria celestial,
donde anhelamos estar libres de toda culpa
reunidos junto a Dios nuestro Padre. Amén.

Puede descargar el archivo PDF de la Oración a San Miguel Arcángel que rezó hoy nuestro Arzobispo desde AQUÍ

Puede ver el video de la Santa Misa que presidió nuestro Arzobispo hoy AQUÍ

martes 29 septiembre, 2020