SACERDOTE REDENTORISTA Y TRABAJADOR DEL ARZOBISPADO RECIBEN CONDECORACIÓN “SAN MIGUEL ARCÁNGEL”

24 de julio de 2018 (Oficina de Prensa).- Recientemente, nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., otorgó la condecoración “San Miguel Arcángel” en medalla de oro al R.P. Argimiro Gago Vicente C.SS.R. por sus Bodas de Oro Sacerdotales, y al trabajador del Arzobispado de Piura Sr. Juan Virginio García Juárez por sus 50 años de destacado servicio. La ceremonia se realizó en los ambientes del Seminario Arquidiocesano San Juan María Vianney de nuestra ciudad durante la última reunión del Clero. Estuvieron presentes los sacerdotes, los trabajadores del Arzobispado, así como los familiares y amigos de los homenajeados.

Durante la ceremonia, nuestro Pastor dirigió unas palabras a todos los presentes: “Como dice el Quijote de la Mancha: «es de gente bien nacida, ser agradecida». Es por ello que esta mañana queremos rendir un justo y merecido homenaje a dos personas muy vinculadas a la Arquidiócesis de Piura, un laico y un sacerdote que cumplen sus Bodas de Oro. Juan, trabajador del Arzobispado, entró muy joven a laborar en la casa Arzobispal y ahora celebramos con él 50 años de trabajo esforzado y fiel. Le conozco desde hace 12 años y doy fe de su dedicación: siempre es el primero en llegar y el último en irse, para él no hay horarios y siempre ha cumplido con su trabajo con muchísima dedicación y entrega, amor al Señor, a la Virgen y a la Iglesia. Juan está siempre con una gran sonrisa, y con su humildad, sencillez y dedicación nos edifica a todos los que formamos la familia de la Curia Arzobispal, que vemos cada día su trabajo y entrega.

El Padre Argimiro – continuó Monseñor Eguren -, es un miembro connotado e ilustre de la comunidad de los Padres Redentoristas en Piura. Todos le conocemos, le queremos y admiramos. Son 50 años de vida sacerdotal, de los cuales 45 los ha dedicado a su ministerio en estas tierras. Por ello le entregamos esta medalla como muestra de nuestro cariñoso reconocimiento y profunda gratitud por su intensa y fecunda labor pastoral y misionera. Recuerdo mucho que siendo Superior Provincial de la Congregación del Santísimo Redentor, los sacerdotes redentoristas asumieron la dirección de la Parroquia “San Pedro y San Pablo” en Los Algarrobos, y fue el P. Argimiro quien con mucho entusiasmo asumió este reto, a pesar de que esta zona en aquel momento representaba muchos desafíos, y me dijo: «los Redentoristas somos misioneros y queremos serlo aquí en Los Algarrobos»”.

A continuación el R.P. Argimiro Gago agradeció emocionado a nuestro Arzobispo por la distinción recibida y dirigiéndose especialmente a los sacerdotes presentes les dijo: “Muchas gracias a todos ustedes por este reconocimiento. Y en agradecimiento, quiero compartirles los principios bases que han sido pilares para mí, para mantenerme fiel y dignamente en el sacerdocio a lo largo de estos 50 años: En primer lugar, el sacerdote tiene que ser un hombre de Dios, es decir, un hombre de oración y eucaristía diaria, que permanentemente esté contemplando al Santísimo Sacramento y dejándose poseer por Jesús. En segundo lugar, tengan siempre presente que no hay mayor felicidad que hacer felices a los demás y nosotros, por gracia de Dios, podemos hacerlos felices sirviéndoles, ayudándoles, escuchándolos, aconsejándolos, devolviéndoles la paz a través del sacramento de la Confesión. En tercer lugar, sean buenos y quieran a todos como Jesús lo haría”.

También el señor Juan García agradeció por este reconocimiento: “Quiero dar gracias a Dios y a la Santísima Virgen por brindarme su constante protección y ayuda, por darme vida y fuerzas cada día para continuar trabajando para su mayor gloria. A Monseñor Eguren y le estoy muy agradecido por su cariño paternal y permanente apoyo, a todos los sacerdotes de la Arquidiócesis y a mis compañeros de trabajo por su amistad y oraciones. Me siento muy honrado por esta distinción, la cual recibo con el mayor honor y humildad”. 

martes 24 julio, 2018