REZANDO EL ROSARIO EN FAMILIA, PONEMOS A JESÚS EN EL MEDIO DEL HOGAR

10 de octubre de 2019 (Oficina de Prensa).- Octubre es también el Mes del Rosario. Por ello ante una gran cantidad de devotos de María Santísima, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidió la Santa Misa de fiesta en la Parroquia “Nuestra Señora del Rosario” ubicada en el Distrito de 26 de Octubre de Piura. Nuestro Pastor celebró además la Eucaristía en la Parroquia Santísimo Sacramento de nuestra Ciudad, con los integrantes del Apostolado del Rosario en Familia, quienes en medio de un clima de profunda alegría celebraron el 25° Aniversario de su apostolado en el Perú y 13 años de presencia en Piura.

La Familia que reza unida, permanece unida

En sus homilías, Monseñor Eguren destacó que: “El Santo Rosario es una hermosa devoción que nos ayuda a centrar nuestra mirada y nuestro corazón en Cristo por medio de María. Es María quien nos enseña a conocer, amar y seguir a su Hijo Jesús, pues vamos meditando en compañía de Ella en los misterios de la vida de nuestro Señor Jesucristo. El Rosario, es una oración de la familia y por la familia. El rezo del Rosario en el hogar es un medio extraordinario para que Jesús y María se pongan en el centro de la vida familiar; y cuando Jesús y María están en el centro de la vida familiar, entonces el amor nutre y vivifica las relaciones familiares, permite que florezca el amor de los esposos, la fidelidad conyugal, el amor de los padres por sus hijos y de los hijos por sus padres, y así el hogar se convierte en un cenáculo de amor y en santuario de la vida. No olvidemos que la familia que reza unida, permanece unida”.

“El Santo Rosario -continuó nuestro Arzobispo- es oración de fe que aumenta la fe; es la oración de los humildes y sencillos, de aquellos a quienes los misterios del Reino les son revelados. Es un instrumento muy poderoso en las manos de aquel que lo usa con fe y amor. Pidámosle a la Virgen que nos ayude a creer más en Jesús, a que nos ayude a adherirle mejor nuestro corazón, Él, que es el camino, la verdad y la vida. Rezando el Rosario, la Virgen, nuestra Madre, estará siempre con nosotros y con Ella, Jesús”.

Rezar el Rosario es un acto de amor a María

“Dios a través de María nos pide que recemos el Rosario para nuestro bien espiritual, personal, familiar y social. Rezar el Rosario es un designio del Señor. El Rosario es fuente de muchas cosas buenas en nuestra vida. Cuando rezamos el Rosario siempre florece la alegría y la esperanza, aún en medio del dolor y la prueba. Queridos jóvenes tengan el coraje de tomar el Rosario en sus manos y de rezarlo con confianza. Tu Madre del Cielo te lo pide, y un hijo demuestra su amor hacia su madre haciendo lo que ella le pide. A través de rezo diario del Rosario, Jesús y María nos protegen del mal, de las tentaciones, y encontramos la gracia necesaria para querer y obrar el bien. El Rosario nos ayuda en nuestra lucha contra el mal y el maligno; es fuente que atrae la gracia de Dios y nos ayuda a vivir el amor fraterno; es fuente de paz social”, concluyó nuestro Pastor.

Cabe resaltar que la Santa Misa en la Parroquia “Nuestra Señora del Rosario” fue ofrecida con ocasión del 52° aniversario del Colegio Parroquial del mismo nombre. La Eucaristía fue concelebrada por el R.P. Martín Chero Nieves, Párroco del lugar y por varios sacerdotes. Participaron además los miembros del concejo pastoral, los grupos parroquiales y movimientos eclesiales. Estuvieron también presentes la Sra. Cecilia Vargas Saavedra, Directora del Colegio Parroquial, junto a los alumnos, personal docente y administrativo de la Institución Educativa.

Bodas de Plata del Apostolado del Rosario en Familia

Por otro lado, en la celebración eucarística que presidió Monseñor Eguren en la Parroquia “Santísimo Sacramento”, participaron el Sr. Petter Hermoza Gonzales, Coordinador de Misión del Equipo Nacional del Apostolado y la Srta. Iris Manucci Gonzales, Encargada de la Oficina Arquidiocesana del Apostolado del Rosario en Familia, así como una gran cantidad de fieles, jóvenes voluntarios, promotores y facilitadores que colaboran con este apostolado en nuestra Iglesia particular. A ellos, Monseñor Eguren los felicitó por las Bodas de Plata que cumplen de presencia en el Perú y por los 13 años que vienen difundiendo el rezo del Rosario en las familias de Piura y Tumbes, porque como decía el siervo de Dios Patrick Peyton CSC, (1909-1992), fundador del movimiento del Apostolado Rosario en Familia: «La Familia que reza unida, permanece unida» y «Un mundo en oración es un mundo en paz».

Antes del inicio de la Eucaristía, un numeroso grupo de niños rezaron junto sus mamás el Santo Rosario. Los pequeños forman parte del Programa “Escuela del Rosario” y “Escuela de María” que se lleva adelante en las Capillas “Santo Cristo”, “Reina de la Paz”, “San Antonio de Padua” y “San Patricio” de los Asentamientos Humanos Polvorines y Coscomba en Piura.  

jueves 10 octubre, 2019