QUE EN EL CONGRESO EUCARÍSTICO NACIONAL DE AGOSTO EL PADRE, EL HIJO Y EL ESPÍRITU SANTO SEAN GLORIFICADOS POR LA INMACULADA VIRGEN MARÍA

  primera-dl-interoio

31 de mayo de 2015 (Oficina de Prensa).- El día de hoy, Solemnidad de la Santísima Trinidad, nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidió la Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura.

1Nuestro Pastor inició su homilía precisando la importancia de esta celebración: “Hoy celebramos la fiesta más grande de nuestra fe, celebramos a la Santísima Trinidad. Con todo nuestro amor profesamos hoy más que nunca: Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Misterio solamente cristiano. Ninguna otra religión cree como nosotros que Dios es Uno y Trino, y que por tanto adoramos a tres Personas distintas, pero de única naturaleza divina e iguales en su dignidad. Misterio de los misterios, ya que si conocemos que Dios es Trinidad, que es comunión perfecta de amor, es gracias a que Él lo ha revelado por medio de su Hijo y del Espíritu Santo”.

5Monseñor Eguren explicó luego la gran importancia del sacramento del Bautismo que nos permite participar de la vida de la Santísima Trinidad: “Llevamos la huella trinitaria en lo más profundo de nuestro corazón. No sólo hemos sido creados por Dios Trinidad sino que tenemos a la misma Trinidad como destino eterno. La nostalgia de Dios, el hambre y la sed de infinito que tiene nuestro corazón es porque hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios Uno y Trino. Y es gracias a nuestro bautismo que esa nostalgia de infinito comienza a ser saciada, ya que bautizados en Cristo llegamos a ser hijos del Padre y templos del Espíritu Santo. Y hoy les pregunto a los papás presentes: ¿Procuras el bautismo cristiano a tus hijos recién nacidos? ¿No te das cuenta que prolongar el bautismo de tu hijo por muchos meses e incluso años es privarlo de hacerlo hijo de Dios, es privarlo de la vida eterna? Queridos padres cristianos: la palabra del Señor en el Evangelio de hoy es clara, no es una simple recomendación, es un mandato: Vayan por el mundo entero y bauticen. Y junto con ello enséñale a tu hijo a guardar todo lo que Jesús nos enseñó para nuestra felicidad y salvación. De otro lado no te olvides lo que nos enseña el documento de Aparecida sobre el misterio de la familia: “Creemos que la familia es imagen de Dios que, en su misterio más íntimo no es una soledad sino una familia. En la comunión de amor de las tres Personas divinas, nuestras familias tienen su origen, su modelo perfecto, su motivación más bella y su último destino”.

6“El misterio de la Santísima Trinidad – continuó diciendo nuestro Arzobispo – es un misterio de amor. Pero es además un misterio de amor volcado en la vida de cada uno de nosotros. Así lo dice el saludo de la Misa en el que proclamamos el amor del Padre. Es el Padre quien con su designio amoroso decreta nuestra creación, y al ver que habíamos pecado, nos amó tanto que nos envió a su Único Hijo para que sea nuestro Salvador. Como consecuencia de ello Jesucristo es nuestra gracia, es decir, nuestro regalo, nuestro don de salvación. Nadie va al Padre sino por Él, es decir, nadie se salva si no es por Él. Y finalmente decimos en el saludo de la Misa, la comunión del Espíritu Santo. El Espíritu es el que forja nuestra unidad en la verdad y el amor, y seamos sinceros hermanos, qué difícil le hacemos al Espíritu Santo su trabajo. Saboteamos su trabajo por la comunión no siendo dóciles a su acción amorosa en nuestras vidas, con nuestras envidias, ambiciones, peleas, odios y venganzas. Dejémosle realizar su obra en nosotros”.

3Finalmente Monseñor Eguren elevó una oración a Santa María suplicando que interceda por nosotros: “María, Tú como ninguna vives en perfecta comunión con la Santísima Trinidad, con cada una de las Tres Personas Divinas. Tú eres la obediente Hija del Padre. Tú eres la Madre amorosa del Hijo. Tú eres la perfecta esposa-colaboradora del Espíritu Santo. Por ello te pedimos que nos ayudes a vivir como Tú inmersos en el misterio trinitario. Ponemos en tus manos de Madre, nuestro X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano de agosto para que, con Jesús Eucaristía y contigo, la Santísima Trinidad sea perfectamente adorada y glorificada. Que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sean glorificados siempre por la Inmaculada Virgen María”.

Al concluir la Santa Misa nuestro Arzobispo anunció que este año la tradicional y solemne procesión del Corpus Christi que se realiza por las calles de nuestra Ciudad, se ha trasladado para el domingo 16 de agosto, inmediatamente después de concluida la Solemne Misa de Clausura del X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano de Piura, invitando a todo el pueblo piurano a participar de esta manifestación pública de fe y amor a Jesús Eucaristía.

 

domingo 31 mayo, 2015