“QUE EL ESPÍRITU SANTO QUE HOY RECIBEN LOS LLEVE A AMAR COMO DIOS NOS AMA”

03 de abril de 2019 (Oficina de Prensa).- En plena Cuaresma, este tiempo de conversión, de penitencia y misericordia que estamos viviendo y que nos ayuda a prepararnos de manera adecuada para la Semana Santa donde celebraremos la Pascua, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., visitó la Parroquia “San Francisco de Asís” del Distrito de Bernal (Bajo Piura) donde celebró la Santa Misa durante la cual administró el sacramento de la confirmación a un grupo de 170 jóvenes y adultos provenientes de los Distritos de Bernal, Bellavista, Cristo nos Valga, Rinconada Llicuar, Onza de Oro y San Clemente. La Eucaristía fue concelebrada por el R.P. Clever Santur Rivera, Administrador Parroquial de la zona y el R.P. Santos Enrique Bautista Orozco, Vicario Parroquial, asimismo acompañaron a los confirmandos sus familiares, amigos y catequistas.

Al iniciar su homilía nuestro Pastor dijo: “El evangelio de hoy (ver Mc 12,28-34) nos muestra a un escriba que se acerca a Jesús, pero no para hacerle preguntas capciosas, ni para ponerlo a prueba o para dejarlo mal. Ese era un tiempo de confusión, como ahora, y este maestro de la ley quería saber cuál era el mandamiento principal. Jesús le dice «amarás al Señor tu Dios con toda tu alma, tu mente, tu corazón, con todo tu ser y al prójimo como a ti mismo». Ante esta respuesta del Señor el escriba asiente y Jesús le dice que no esta lejos del Reino de Dios. Queridos hermanos, así como el escriba del evangelio, nosotros sabemos lo que tenemos que hacer, sabemos que la salvación, la felicidad y la libertad está en el amar; se trata de amar en el corazón y en la vida para así construir la civilización del amor y ser santos. Queridos jóvenes, ahí está el gran desafío de su confirmación. No tengan miedo de amar porque no están solos, Jesús les da hoy su Espíritu y además nos dejó dos sacramentos para nutrir en nosotros la vida del amor: la confesión sacramental y la eucaristía. Vivan con entusiasmo su confirmación en clave de amor”.

“San Pablo en una de sus cartas -continuó Monseñor Eguren- nos dice que «el Amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado». Con el bautismo y la confirmación ustedes no solo participan del amor de Dios Uno y Trino, sino que podrán amar como Dios nos ama. Hemos sido creados por el amor y para el amor. Por ello, solamente amando me realizo como persona, me encuentro a mí mismo y soy feliz. No olviden que la persona humana solo se realiza a través de la entrega sincera de sí misma a los demás”. 

En otro momento de su homilía nuestro Arzobispo dijo: “Hoy en día, a cualquier cosa se le llama amor, incluso a lo impuro. Por ello, surge la pregunta ¿Quién nos muestra el amor verdadero? ¿Quién es el amor verdadero?. La respuesta es Jesucristo. En la cruz, Jesús nos dio la prueba máxima de cuanto nos amaba y de cómo debíamos amarnos los unos a los otros. El Espíritu del amor que hoy recibes te envía a que vallas por el mundo amando a los demás, aún cuando recibas insultos, indiferencia o maltratos, hay que amar incluso a los enemigos. Nuestra verdadera victoria como cristianos es amar como Jesús. Debemos amar como Cristo lo haría si estuviera en nuestro lugar, ahí donde estemos, en el hogar, en el barrio, en el centro de estudio, en el trabajo, en la labor pública o como dirigentes de nuestra comunidad.

miércoles 3 abril, 2019