QUE EL CONGRESO EUCARÍSTICO NOS MUEVA A DAR, A COMPARTIR Y A AMAR A LOS DEMÁS

3

27 de julio de 2015 (Oficina de Prensa).- El día domingo 26 de julio, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, celebró la Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura.

Misa se ofreció por los desaparecidos en Ayabaca  

Al comenzar la eucaristía dominical, nuestro Arzobispo pidió a todos los presentes que ofrecieran la Misa por nuestros hermanos desaparecidos en Ayabaca: “Pidamos por el pronto hallazgo y con bien de nuestros hermanos, Aleida Dávila, Orlando Pastrana y Segundo Tacure. Que el Señor de la Vida los proteja, y conceda a sus familiares y amigos, esperanza y fortaleza en este momento de prueba”.

El milagro de la multiplicación de los panes y de los peces

1Posteriormente reflexionó sobre el evangelio del domingo que recoge el milagro de la multiplicación de los panes y de los peces (ver Jn 6, 1-15). Monseñor José Antonio reflexionó en tres enseñanzas muy concretas: el Señor siempre busca el concurso humano para realizar su obra; nos invita a vivir la lógica del dar y del servir; y nos alerta a no sucumbir en el despilfarro sino más bien a que sepamos guardar para compartir.

Al respecto Monseñor Eguren señaló: “Es interesante ver cómo Jesús realiza el milagro. No lo hace de la nada sino a partir del concurso humano, de la generosidad de un joven le ofrece todo lo que tenía: cinco panes de cebada y dos peces. Así realiza siempre el Señor sus obras. Quiere que poniendo en Él nuestra confianza le demos todo lo que podamos aunque ello parezca totalmente insuficiente. Él se encargará de hacer el resto y de multiplicar nuestros esfuerzos llenos de fe como efectivamente sucedió en la escena evangélica que estamos meditando: de apenas cinco panes y dos peces sació a toda una multitud que sólo en hombres, sin contar mujeres y niños, era de más de cinco mil”.

4Nuestro Arzobispo continuo: “Además Jesús nos pide en el Evangelio de hoy vivir en la dinámica del dar, del servir y del aprender a no despilfarrar. El “denles ustedes de comer” es toda una llamada del Señor a comprender que celebrar la Eucaristía nos exige vivir en la dinámica de la caridad y del servicio. Al participar cada domingo en la Misa, ¿dejo que el Señor me guíe para salir cada vez más de mi pequeño recinto, para salir y no tener miedo de dar, de compartir, de amarle a Él y a los demás como nos pide el Papa Francisco? Como los apóstoles que hoy se acercan a llevarle alimento a la multitud de los discípulos, ¿hago de mi vida una vida de servicio, consciente que el camino de mi felicidad pasa necesariamente por mi entrega sincera a los demás? ¿Cómo uso mis bienes? ¿Me cuido de no caer en el despilfarro, la frivolidad y el consumismo? ¿Sé guardar para compartir así como el Señor que ordenó recoger el alimento que sobró? Que el X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano nos mueva a dar, a compartir y a amar a los demás.

lunes 27 julio, 2015