“PROCLAMEN QUE JESUCRISTO ES SU REY, SU SEÑOR Y SALVADOR”

550 jóvenes reciben el sacramento de la Confirmación en Piura

7

 

23 de noviembre de 2015 (Oficina de Prensa).- Ayer domingo, en la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidió la santa Misa en dos parroquias de la Vicaría de Piura en donde más de quinientos jóvenes recibieron el sacramento de la Confirmación.

3En la Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús” de Castilla familiares y amigos colmaron la iglesia para acompañar a los 320 confirmandos. Concelebraron la santa Misa el Vicario General, Rev. Mons. Luciano Maza Huamán y el párroco R.P. César Camacho, junto a otros sacerdotes. Por la tarde en la Parroquia “Santa Rosa de Lima”, 130 jóvenes recibieron también la plenitud del Espíritu Santo en una emotiva ceremonia concelebrada por su párroco Mons. Luciano Maza y el R.P. Edward Siancas.

1En ambas celebraciones nuestro Pastor reflexionó con los confirmandos y todos los presentes sobre la importancia de la Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo y la feliz coincidencia de que recibieran en este día la plenitud de los dones del Espíritu Santo: “Hoy que celebramos a Jesucristo Rey del Universo recordamos que todo fue creado por Él y para Él, que todo encuentra en Él su sentido pleno; y así como Jesús ya vino una vez en la humildad de su carne mortal, vendrá también por última y definitiva vez, en poder y majestad, para juzgar a vivos y muertos, llevando a su plenitud ese Reino que ya inicio con su presencia en medio de nosotros. Hermosa fecha para que ustedes reciban la confirmación, porque al recibir hoy al Espíritu Santo están proclamando que Jesucristo es su Rey, su Señor y Salvador, que Él es para ustedes el camino, la verdad y la vida”.

5“El evangelio – continuó diciendo nuestro Arzobispo – nos ha presentado el diálogo de Jesús con Pilato, hombre pusilánime y cobarde. Jesús es rey y así se lo manifiesta abiertamente a Pilato, pero no es un rey al estilo de los poderosos de este mundo. El reino de Jesús es el reino de la verdad y del amor. Así lo afirma Él cuando dice que ha venido al mundo para dar testimonio de la verdad. Sólo Jesús le revela al ser humano su verdadera identidad, vocación y misión. Quien mira a Jesús con fe y le acoge con amor puede responder a esa pregunta que normalmente toda persona se hace a la edad de ustedes, jóvenes: ¿Quién soy? ¿Para qué existo? ¿Cuál es el sentido de este mundo? ¿Qué es lo que tengo que hacer para ser libre y feliz, para construir un mundo más justo y reconciliado? Queridos jóvenes, si quieren saber quiénes son, confíen en Jesús, crezcan en el conocimiento de Cristo, adhiéranle el corazón y la vida, sigan su ejemplo y sean en todo semejantes a Él. Hoy en el día de tu confirmación renuévale a Cristo, tu Rey, tu adhesión y tu fe, y guiado por la plenitud de los dones del Espíritu Santo que ahora recibirás esfuérzate a cada momento por conocerlo, amarlo y seguirlo cada vez más de cerca”.

8Más adelante, Monseñor Eguren continuó diciendo: “Jesucristo hace una importante revelación a Pilato cuando dice que todo aquel que es de la verdad, oye su voz y lo sigue. Tu presencia hoy aquí significa que quieres ser de aquellos que viven en la verdad y siguen a Jesucristo. Lamentablemente en nuestro mundo hay mucha mentira y falsedad. Muchos viven en la oscuridad y la esclavitud de la mentira, según sus caprichos, relativizando la verdad, creyéndose lo que en verdad no son. Qué hermoso que a partir de hoy tendrás al Espíritu Santo de tu lado para que puedas permanecer en la luz de la verdad de Cristo, para que puedas gracias a su acción ser de aquellos que siguen a Jesús y dan testimonio de la verdad”.

4“Den testimonio de la verdad en un mundo que se refugia cada vez más en la mentira, en el relativismo moral del “todo vale”. La confirmación te pide rechazar la mentira y todo lo que sea indigno de tu condición de cristiano. En los momentos de confusión y de duda, cuando te salte esa incertidumbre de qué hacer o qué no hacer, entonces pregúntale a Jesús: ¿Tu qué harías en mi lugar? Y si Cristo no lo haría, no lo hagas. Aun cuando la dictadura de la mayoría te lo quiera imponer, ten el coraje y la honestidad que no tuvo Pilato de pararte frente  a los demás y decirles: conmigo no cuenten, porque mi Rey es Jesucristo que es la verdad y Él no haría eso, por lo tanto yo tampoco lo haré. Te pido valor y coraje, no pases por el mundo de una manera desapercibida, que se te note siempre tu pertenencia a Cristo y a su Iglesia” – concluyó nuestro Arzobispo.

6

lunes 23 noviembre, 2015