ORDEN MERCEDARIA CELEBRA AÑO JUBILAR EN PAITA

Arzobispo preside Santa Misa

10 de febrero de 2018 (Oficina de Prensa).- La mañana de hoy, ante una gran cantidad de fieles reunidos en la Parroquia San Francisco de Asís en Paita, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, presidió la Santa Misa en acción de gracias por el Jubileo por los 800 años de la Fundación de la Orden de la Merced, en la que también bendijo la Imagen Peregrina de Nuestra Señora de las Mercedes, que gracias a las gestiones de la Provincia Mercedaria del Perú, peregrinará por todo nuestro país hasta Bolivia. El inicio de esta peregrinación será desde Paita, por ser el lugar donde se fundó el primer Convento Mercedario en el Perú.

Concelebraron la Santa Misa el R.P. Pedro Chully Chunga, Párroco del lugar, quien estuvo acompañado por el R.P. Fray César Pavel Iván Gálvez León, O. de M., Superior Provincial de la Orden de la Merced en el Perú, el R.P. Fray Miguel Córdova, O. de M., Secretario Provincial, el R.P. Fray Arturo Francisco Midzuaray, O. de M., Superior de la Casa de Jesús María, entre otros superiores y religiosos de la Orden.

Al iniciar su homilía nuestro Pastor dijo: “Un motivo de gran alegría nos congrega esta mañana en la Casa del Señor: dar inicio con esta Eucaristía al Jubileo por los 800 años de la Fundación de la Orden de la Virgen María de la Merced. Por ello al fin de la Santa Misa bendeciremos solemnemente esta Imagen de la Virgen Peregrina de Nuestra Señora de las Mercedes que desde Paita recorrerá todo el Perú hasta La Paz en Bolivia. Serán más de 3000 kilómetros de recorrido donde Nuestra Madre recibirá el homenaje de amor filial de sus hijos y derramará sus gracias y mercedes sobre todos nosotros. Agradezco al Padre César Gálvez León, Superior Provincial, por esta iniciativa que ha tenido y encomiendo en mi oración los frutos de la misma”.

Haciendo un poco de historia

En otro momento, Monseñor Eguren recordó detalles de la fundación de la Orden y destacó su espiritualidad: “Fue en la madrugada del 02 de agosto de 1218 cuando la Virgen María se le apareció a San Pedro Nolasco y le pidió que fundara una Orden Religiosa para la redención de los cautivos. Este es el origen de la Orden de la Merced. En aquel entonces y con gran heroicidad los Mercedarios se intercambiaban por los cristianos esclavizados por los moros. La espiritualidad de la redención de los cautivos no ha perdido su vigencia y necesidad ya que la esclavitud más terrible de todas es la del pecado, y como nos ha explicado recientemente el Papa Francisco, esa esclavitud del pecado tiene hoy en día nuevas expresiones como son entre otras: la trata de personas, el trabajo forzado, la prostitución, el alcoholismo, la droga, la desesperación fruto de una vida sin sentido, etc. Jesús quiere liberar por medio de su Madre Santísima y de nosotros a estos hermanos y hermanas nuestros que sufren estas esclavitudes que degradan su dignidad de personas. Por ello queridos hermanos comenzar la celebración de este Jubileo renovándole a Nuestra Señora de las Mercedes nuestro amor filial nos exige, primero, cooperar activamente con la gracia bajó la guía de María para liberarnos del yugo del pecado y comprometernos en el apostolado de la redención de los cautivos, ayudando a nuestros hermanos que padecen estas nuevas esclavitudes a que recuperen su plena dignidad de Hijos de Dios”.

¿Porque comenzar el Jubileo en Paita?

Finalmente nuestro Arzobispo resaltó por qué esta peregrinación se inicia en Paita: “El año 1533 arribaron al Perú los primeros Mercedarios: Fray Miguel de Orenes y Fray Vicente Martí, quienes fundaron dos conventos en territorio piurano: uno en Paita y otro en Piura, dejándonos el regalo invalorable de la devoción a Nuestra Señora de las Mercedes quien quiso poner su casita sagrada aquí en Paita, para desde aquí cuidarnos, bendecirnos y prodigarnos su amor maternal. Por cerca de cinco siglos nuestra amada “Mechita” nos acompaña junto con su herida en el cuello, aquella que el pirata inglés George Anson le hiciera en 1741, herida que para nosotros es signo de la victoria de María sobre el demonio y sobre el pecado y de que Ella se identifica con nuestros sufrimientos y dolores, pruebas y dificultades. Por eso es que recurrimos siempre a Ella en busca de consuelo y fortaleza”.

Al finalizar la Eucaristía y tras la bendición de la Imagen Peregrina de Nuestra Señora de las Mercedes, el R.P. Fray César Pavel Iván Gálvez León, O. de M., Superior Provincial de la Orden de la Merced dirigió unas palabras de gratitud a Monseñor Eguren por su presencia y le hizo entrega en nombre de todos los miembros de la Orden de un hermoso cuadro recordatorio como muestra de su profundo aprecio. Nuestro Pastor agradeció el detalle y expresó su deseo de que ésta peregrinación esté llena de frutos de santidad, apostolado y vocaciones para la Orden de la Merced así como para la Iglesia en el Perú.

 

sábado 10 febrero, 2018