ORACIÓN PARA IMPLORAR QUE CESEN LAS LLUVIAS E INUNDACIONES DESTRUCTORAS

20 de marzo de 2017 (Oficina de Prensa).- Ante las fuertes lluvias e inundaciones destructoras que vienen azotando a las Regiones de Piura y Tumbes, y que están causando gran sufrimiento y daños materiales a miles de familias, nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., exhorta a todos los fieles a vivir la caridad y solidaridad cristianas con quienes más lo necesitan e intensificar nuestra oración, invocando con confianza al Señor Jesús, que es para nosotros el Señor Cautivo de Ayabaca, y a nuestra Madre Nuestra Señora de las Mercedes, para que cesen las lluvias desmedidas y haya un tiempo apacible en los próximos días, semanas y meses.

Es por ello que Monseñor Eguren pide a todos los sacerdotes de nuestra Arquidiócesis que, durante este tiempo y mientras sea necesario, se rece la siguiente oración al final de las Misas, y se difunda su rezo en las comunidades religiosas, movimientos eclesiales, comunidades parroquiales y familias de Piura y Tumbes.

ORACIÓN

Cristo Jesús, que eres para nosotros el Señor Cautivo de Ayabaca, te suplicamos que escuches nuestra oración confiada en estos momentos en que las fuertes lluvias e inundaciones azotan a nuestra Región Norte y al Perú, amenazando nuestras vidas, hogares, cultivos y trabajos en tierra y mar.

Sabemos que siempre nos escuchas y que te compadeces de nuestras dificultades y padecimientos. Por ello mira a tu pueblo que confiado recurre a ti para pedirte la gracia de un tiempo bueno y apacible.

En estos días de Cuaresma en que caminamos animosos a celebrar tu Pascua, es decir tu victoria sobre el pecado, la muerte y todo mal, recurrimos a ti, Señor, porque sabemos que nos amas y que nunca nos abandonas.

Te pedimos de todo corazón que nos concedas la gracia de un tiempo tranquilo y sereno. Que cesen las lluvias destructoras, de modo que las poblaciones inundadas regresen a la vida normal, los campos se puedan recuperar para las cosechas y tengamos en las carreteras un tránsito seguro y en las faenas en el mar normalidad. Danos entrañas de solidaridad y caridad para que podamos socorrer a los hermanos damnificados.  

Acoge, Señor Jesús, nuestra plegaria, como tantas veces has respondido positivamente a los ruegos de tu pueblo en rogativa.

Que te encomiende nuestra oración, tu Madre Santísima, que es para nosotros Nuestra Señora de las Mercedes, nuestra amada Mechita, Aquella a quien Tú, como en las Bodas de Caná, nada le niegas (ver Jn 2, 1-11).

María, Madre de todas las Mercedes, cuídanos e intercede por nosotros ante tu Hijo para remediar nuestras necesidades.

¡San Miguel Arcángel, patrono y protector nuestro, ruega por nosotros!

Que así sea. Amén.

lunes 20 marzo, 2017