NUEVA VISITA AL CENTRO PENITENCIARIO DE MUJERES DE SULLANA

Arzobispo de Piura celebró la Santa Misa en medio de un clima de profunda alegría, esperanza y fe.

13 de julio de 2017 (Oficina de Prensa).- Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, celebró hoy la Santa Misa en el Penal de Mujeres de Sullana con ocasión de conmemorarse el Día de la Resocialización del Interno Penitenciario que se celebra cada año el 16 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Carmen. Estuvieron presentes la Sra. Zulmi Rivas Arana, Directora del Establecimiento Penitenciario de Sullana, la Dra. Elena Carolina Delgado Manrique, Presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Sullana, el Brigadier PNP Percy Cáceres, Jefe del Destacamento Policial en el Penal, el Hno. Félix Saeta y Gutiérrez, Superior de la Comunidad de Hermanos Maristas en Sullana y el Ing. Otón García Jave, Secretario Ejecutivo de Diaconía para la Justicia y la Paz del Arzobispado de Piura. También participaron de la eucaristía los miembros de la Pastoral Carcelaria, las trabajadoras y los profesionales que laboran diariamente en este Penal. Concelebraron la Misa el P. Álvaro Otero Gonzáles, Vicario Foráneo de Sullana y el P. Percy Pardo Ramírez quienes atienden espiritual y sacramentalmente a las internas. Cabe también resaltar que como un gesto de amor y cercanía para con nuestras hermanas privadas de su libertad, los alumnos del Colegio Santa Rosa acolitaron y los del Coro Infantil del Colegio San Pedro Chanel acompañaron con sus cantos la celebración.

Reflexionando en el mensaje del evangelio (Mt 11, 25-30), nuestro Arzobispo exhortó a las internas a ir en busca de Jesús: “El Señor nos ha dicho «vengan a mí los que están cansados y agobiados que yo los aliviaré», en muchos momentos de la vida experimentamos cansancio, tristeza, desesperanza, agobio e incluso hasta desesperación. Cuando esto nos ocurra, no nos quedemos encerrados en nosotros mismos sino que vayamos al encuentro del Señor que nos llama porque Él es fuente de esperanza, alivio, fortaleza, consuelo y alegría. En estas circunstancias difíciles que ustedes viven como internas les pido que no dejen de buscar a Jesús, que Él sabrá hacer que el yugo y la carga que están sobre ustedes sean llevaderos. No se olviden que Jesús también sufrió prisión y por eso comprende perfectamente su dolor y es capaz de consolarles”.

“Asimismo siguiendo el consejo del Apóstol San Pablo, aprendan a sobrellevarse las unas a las otras, es decir, sean entre ustedes muy amigas, estén siempre unidas, ayúdense y quiéranse mucho, destierren de sus vidas cualquier animadversión”

“Finalmente, así como Jesús les ha pedido que vayan a Él, no se olviden que tienen una Madre en el cielo, la Virgen Santísima, a quien invocamos como Auxilio de los cristianos, Refugio de los pecadores y Consuelo de los afligidos. María, que sabe lo que es el dolor y el sufrimiento, sabrá ser su consuelo en las horas más difíciles sobre todo ahora en que están privadas de su libertad. No pierdan nunca la esperanza, vean en sus lindos trabajos manuales y en la remodelación que han hecho de sus dormitorios, una señal de todo lo bueno que pueden hacer y van a hacer al salir de aquí”, concluyó Monseñor Eguren.

Terminada la celebración eucarística, nuestro Pastor recorrió las instalaciones del lugar y bendijo los remozados dormitorios hermosamente decorados por las mismas internas. Posteriormente las 124 mujeres que se encuentran en este Centro Penitenciario recibieron de manos de Monseñor Eguren canastas conteniendo útiles de aseo personal. Estos obsequios han sido preparados gracias a la generosa colaboración de los alumnos del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales así como a la colecta de solidaridad realizada entre los fieles de las diferentes parroquias de nuestra Arquidiócesis, quienes demuestran de esta manera su solidaridad y cercanía con nuestras hermanas encarceladas. Asimismo se hizo entrega de 4 contenedores de 200 litros para almacenar agua, así como ropa y obsequios para los 5 pequeños que se encuentran junto a sus madres en este penal. En los próximos días se realizará una actividad similar con los 1300 hermanos varones que se encuentran en el Centro Penitenciario Rio Seco, todo en el marco de Semana de Resocialización de los Internos que se realiza a nivel nacional.

Jueves 13 Julio, 2017