“NO AMEMOS DE PALABRA SINO CON OBRAS”

Piura y Tumbes se alistan para celebrar la I Jornada Mundial de los Pobres

16 de noviembre de 2017 (Oficina de Prensa).- Siguiendo el pedido del Papa Francisco, este domingo 19 de noviembre se celebrará la I Jornada Mundial de los Pobres la cual tendrá como lema: «No amemos de palabra sino con obras».

Origen de la Jornada

Respecto a esta Jornada Mundial, el Papa Francisco ha explicado en su Carta Apostólica “Misericordia et misera” que: “será la preparación más adecuada para vivir la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, Él cual se ha identificado con los pequeños y los pobres, y nos juzgará a partir de las obras de misericordia (ver Mt 25, 31-46). Será una Jornada que ayudará a las comunidades y a cada bautizado a reflexionar cómo la pobreza está en el corazón del Evangelio y sobre el hecho que, mientras Lázaro esté echado a la puerta de nuestra casa, (ver Lc 16,19-21) no podrá haber justicia ni paz social. Esta Jornada constituirá una genuina forma de nueva evangelización (ver Mt 11,5), a través de la cual se renueve el rostro de la Iglesia en su acción perenne de conversión pastoral, para ser testimonio de la misericordia.

Piura y Tumbes vivirán la I Jornada Mundial de los Pobres

Siguiendo el pedido del Santo Padre, y animados por nuestro Arzobispo, Mons. José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., las parroquias, comunidades religiosas y grupos de fieles de Piura, Tumbes, Talara, Sullana, Paita y el Bajo Piura, vienen preparándose para vivir adecuadamente esta I Jornada Mundial de los Pobres. De esta manera las parroquias y comunidades de las Vicarías Foráneas de nuestra Arquidiócesis están organizando diversos momentos de encuentro y de amistad, de solidaridad y de ayuda concreta con los pobres para que esta Jornada sea un encuentro con el Señor en nuestros hermanos más necesitados y excluidos.

Dado que la pobreza no siempre es solo material, sino que muchas veces se refleja en la soledad y el abandono, los sacerdotes, agentes pastorales y jóvenes del Bajo Piura vienen visitando a la personas que sufren alguna discapacidad o que viven solos para invitarlos a participar de la Santa Misa y de un compartir que se realizará en su honor. Como el Bajo Piura fue uno de los lugares más afectados por las fuertes lluvias e inundaciones que golpearon nuestra Región por el Fenómeno del Niño Costero, se ha decidido reunir a los más de 800 niños de Catacaos que forman parte de la obra mariana, “Yo rezo el Rosario porque Ella es mi Madre”, para rezar con ellos esta  oración mariana  y posteriormente invitarles un almuerzo y llevarlos a un centro recreacional para que disfruten de una tarde de mucha diversión.  

A su vez los sacerdotes de las parroquias de Sullana, apoyados por los jóvenes voluntarios del programa de confirmación y de las Hermanas Carmelitas de la Caridad de Vedruna y de las Hermanas Dominicas de la Inmaculada Concepción, agasajarán con un almuerzo especial, un show artístico, muchos regalos y una tarde de sano esparcimiento, a más de 250 indigentes, entre los que se encuentran algunos adultos mayores. Todos ellos se reunirán en los ambientes del Colegio “Las Capullanas” de esta ciudad.

También en Tumbes, Talara y Paita, se vienen organizado la participación de nuestros hermanos pobres en las diversas celebraciones eucarísticas dominicales de las parroquias, a quienes posteriormente se les invitará almuerzos o cenas que serán preparadas con mucho amor y esmero por las familias y los miembros de los diferentes grupos de oración de cada una de las comunidades parroquiales de estas zonas.

Mientras tanto en Piura se viene realizando una semana de sensibilización respecto a nuestros hermanos que se encuentran viviendo en extrema pobreza. Los voluntarios de las Cáritas Parroquiales están haciendo un empadronamiento de aquellas personas o familias indigentes en nuestra ciudad para hacerles llegar alimentos y ropa limpia allí donde estén o también procurando reunirlos a todos en las distintas parroquias para acogerlos y atenderlos. Además una parroquia de Piura acogerá de manera especial a nuestros hermanos migrantes venezolanos a quienes se les brindará un agasajo y otorgará algunos presentes. Pensando justamente en la dramática realidad que viven el gran número de ciudadanos venezolanos que ingresan diariamente a nuestro país y se establecen en nuestra Arquidiócesis, como fruto de esta I Jornada Mundial de los Pobres, se iniciará un novedoso programa de acción social en el que adicionalmente a asistirlos con alimentación, se les bridará algunos servicios como son entre otros, cortes de cabello, auxilio médico, facilidades para el uso de servicios higiénicos, lavandería, ropa nueva, etc. Para tal fin se empadronará y brindará apoyo a aquellas personas o familias inmigrantes que lleguen a nuestra ciudad. En la medida de las posibilidades se les dará hospedaje y alimento.

Los pobres son la verdadera riqueza de la Iglesia

“Abramos nuestros ojos al prójimo, especialmente al hermano olvidado y excluido, al Lázaro que yace delante de nuestra puerta. Hacia allí se dirige la mirada de la Iglesia. Que el Señor nos libre de dirigirla hacia nosotros. Que nos aparte de los oropeles que distraen, de los intereses y los privilegios, del aferrarse al poder y a la gloria, de la seducción del espíritu del mundo. Nuestra Madre la Iglesia mira «a toda la humanidad que sufre y que llora; ésta le pertenece por derecho evangélico» (Pablo VI, Discurso de apertura de la segunda sesión del Concilio Vaticano II, 29 septiembre 1963). Por derecho y también por deber evangélico, porque nuestra tarea consiste en cuidar de la verdadera riqueza que son los pobres” (Papa Francisco, Homilía en el Jubileo con las Personas Socialmente Excluidas (13 de noviembre de 2016).

jueves 16 noviembre, 2017