“EN NAVIDAD LA PALABRA DE DIOS LLEGA A LOS MÁS POBRES”

Damnificados del Bajo Piura reciben nuevas Biblias

29 de diciembre de 2017 (Oficina de Prensa).- En esta semana en que celebramos la Octava de Navidad, se ha iniciado en el Bajo Piura la distribución de aproximadamente 4,000 ejemplares de Biblias donadas por la organización católica internacional “Ayuda a la Iglesia Necesitada”, gracias a gestiones que hiciera nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V. Los caseríos que en un primer momento serán beneficiados son: Molino Azul, La Campiña, Narihualá, Pedregal Grande, Pedregal Chico, San Pablo, Monte Castillo, Palo Parado, San Jacinto, Malingas, Curamori, Chato Chico y Chato Grande. La distribución de las Biblias está a cargo de la Oficina de Catequesis en Familia del Arzobispado de Piura, cuya Secretaria Ejecutiva es la Srta. Zaida Ramos, y del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales, cuyo Director Ejecutivo es el Ingeniero Javier Chero Maza. Se espera culminar el proceso de distribución de las Biblias para el próximo lunes 8 de enero de 2018. Asimismo se quiere beneficiar con este programa a distritos como Tambogrande, Lancones, Las Lomas, Bernal, La Arena, y La Unión, que fueron también duramente probados por el reciente Fenómeno del Niño Costero.

¡Queremos Biblias!

Durante las múltiples visitas que realizó nuestro Pastor a los diferentes caseríos, centros poblados y campamentos de evacuados durante la emergencia vivida, los pobladores le manifestaron a nuestro Arzobispo su ferviente deseo de que además de la ayuda de paquetes familiares de alimentos, de kits médicos y de aseo personal, así como de bancos de herramientas y materiales, que recibían de nuestra Cáritas Arquidiocesana, se les hiciera también entrega de Biblias para reemplazar a las que perdieron durante las inundaciones. En más de una ocasión los pobladores le dijeron a nuestro Arzobispo: “Pudimos salvar nuestras vidas pero con la inundación perdimos nuestras Biblias, y necesitamos urgentemente tener nuevos ejemplares porque sin ellas no podemos seguir con nuestros grupos de oración y de catequesis”. Consciente que “no sólo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4, 4), Monseñor Eguren se comprometió a conseguirles las Biblias que gracias a la generosidad de “Ayuda a la Iglesia Necesitada” de Alemania, hoy se ha hecho realidad para nuestros hermanos damnificados.

¡Gracias por ayudarnos a mantener viva nuestra fe!

En representación de las familias beneficiadas, recibieron este donativo el Señor Juan Imán, Catequista en el Caserío de Narihualá y del Centro Poblado de Pedregal Chico, quien estuvo acompañado de Angelina Santos, Catequista de Pedregal Grande, Elizabeth Távara, Catequista del Centro Poblado de Palo Parado, Blanca Chiroque Vilcherrez, encargada de la catequesis de Confirmación en Curamori, Chato Chico y Chato Grande así como de los delegados de la Comunidad Bodas de Caná de San Jacinto, entre otros representantes y catequistas. Los catequistas hicieron llegar su agradecimiento a “Ayuda a la Iglesia Necesitada” y a sus bienhechores así como a nuestro Pastor por las Biblias recibidas. Ellos manifestaron que la Palabra de Dios les permitirá tener un encuentro vivo con el Señor a través de su Palabra y con ello nutrir su esperanza de que el amor Señor nunca los abandona. Asimismo los ayudará a crecer como comunidad cristiana y católica de amor.

Es importante señalar, que estas Biblias también serán usadas en los Talleres Bíblicos Infantiles que viene desarrollando el Padre José Eduardo Ruiz Martínez, Vicario Parroquial de la Parroquia “San Juan Bautista” de Catacaos, con más de 1,000 niños y adolescentes del Bajo Piuraque además de formar parte de la campaña “Yo rezo el Rosario, porque Ella es mi Madre”, se vienen preparando para recibir los sacramentos de la Iniciación Cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía).

Que se proclame y anuncie la Palabra de Dios

Nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., manifestó que: “Esta entrega de Biblias permitirá que en nuestras comunidades de fe se proclame y anuncie la Palabra de Dios, para que tengamos un encuentro vivo con el Señor Jesús. Invito a todos los que van a recibirlas a que tomen la Palabra de Dios con fe y devoción; la veneren, la lean, la estudien, la acojan en sus corazones, y después la difundan y la anuncien como Palabra de vida que es”.

 

viernes 29 diciembre, 2017