UN MILLÓN DE NIÑOS REZAN EL ROSARIO

Alumnos de Piura y Tumbes se unen a iniciativa mundial por la Paz

31 de octubre de 2017 (Oficina de Prensa).- La Fundación Internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada, Fundación de la Santa Sede que sirve a la Iglesia católica en su labor evangelizadora en todo el mundo prioritariamente en las comunidades más necesitadas, discriminadas o perseguidas, organizó un año más la iniciativa global: “Un millón de niños rezan el Rosario”. La fundación convocó y animó a niños de todas las edades en colegios, parroquias y familias, de diferentes regiones del mundo, a unirse a este rezo del santo Rosario por la unidad y la paz el pasado 18 de octubre, recordando lo que un 13 de julio de 1917 la Virgen en Fátima pidió a los tres pastorcitos, que siguieran rezando el Rosario “para alcanzar la paz en el mundo y el fin de la guerra”. Este año, la plegaria fue especialmente ofrecida por los niños en Siria, víctimas inocentes de una guerra sin fin.

Esta iniciativa a nivel mundial, también tuvo gran acogida en las escuelas que forman parte del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales de Piura (CACPAP), cuyo Promotor General es nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V. En simultáneo a las 9 am., el rezo del Santo Rosario se realizó en los diferentes espacios de cada una las Instituciones Educativas del CACPAP. Los niños y niñas de los Colegios “San Nicolás de Tolentino” en Tumbes, “Santa Rosa de Lima” en Talara, “San Pedro Chanel” en Sullana, “Nuestra Señora de las Mercedes” en Bellavista, “Nuestra Señora del Tránsito” en Castilla, así como “San José Obrero”, “Nuestra Señora del Rosario” y “Santa Rosa de Lima” en Piura, elevaron su oración al Señor y pidieron, por intercesión de la Santísima Virgen María, que reinen en el mundo la paz y el amor. Días previos los profesores de cada uno de los colegios y los tutores de aula, motivaron a los alumnos a que ambientaran adecuadamente cada uno de los salones de clase y las zonas donde se realizaría la actividad, preparando además pequeños y vistosos altares a la Virgen. Asimismo les animaron a llevar sus rosarios y a elaborar pancartas alusivas a la ocasión. Al culminar el rezo del santo Rosario, todos los alumnos de los colegios del CACPAP participaron de la Consagración a Nuestra Señora. De esta manera los pequeños se convirtieron en portavoces de la Virgen en este mundo, bajo el lema “De la mano de María construimos juntos un mundo mejor”.

El cardenal Mauro Piacenza, Penitenciario Mayor de la Iglesia, ha dicho respecto a esta iniciativa mundial que: “La acción de niños rezando el rosario surgió en el 2005, en Venezuela. Basándose en un dicho del Padre Pío: «Si un millón de niños rezan el rosario, cambiará el mundo». Así es cómo la iniciativa tomó su nombre. Desde entonces ha despertado un gran eco mundial. Este año ha tenido una connotación muy especial sobre todo en el marco de la conmemoración del centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima, Reina del Rosario. Nada mejor podemos hacer por la paz del mundo que tomarnos de nuevo en serio el mensaje del cielo. ¿No es significativo que Dios, en Fátima, haya elegido a niños para revelar el más importante plan de paz para la edad contemporánea? Los niños entendieron el lenguaje de la Virgen, y sobre todo creyeron en sus palabras. ¿No tendríamos que esforzarnos, por eso, mucho más en enseñar a los niños y en ayudarles a que colaboren en ese plan de paz, que hoy es más actual que nunca? Retomemos este mensaje cien años después y mostremos a nuestros niños que solo a través de la oración, de la mano de María, podemos construir un mundo en el que la justicia y la convivencia sean posibles”. 

“Yo rezo el Rosario porque María es mi Madre”

Desde el pasado mes de agosto, el P. José Eduardo Ruiz Martínez, Vicario Parroquial de la Parroquia “San Juan Bautista” del distrito de Catacaos, ha emprendido una hermosa iniciativa que involucra a 400 niños y niñas del Bajo Piura, zona duramente afectada por las lluvias y el desborde del Río Piura hace 6 meses atrás, dejando a miles de familias damnificadas que perdieron sus hogares y tierras de cultivo.

Todos estos pequeños conforman el grupo infantil que lleva adelante la campaña: “Yo rezo el Rosario, porque Ella es mi Madre”. Ellos provienen de la Capilla Señor de Chocan en Monte Sullón (120 niños), la Capilla Divino Niño en Mocará (60 niños), la Capilla Señor de los Milagros en Pedregal Chico (80 niños), la Capilla Divino Niño en Narihualá (50 niños), la Capilla Virgen del Carmen en Cura Mori (40 niños), la Capilla San Martín en Monte Sullón (25 niños) y la Capilla Santísima Cruz en Simbilá (20 niños). 

Acompañan al P. José en esta misión varios jóvenes voluntarios de la parroquia de Catacaos, así como las madres de familia de estos pequeños. Los niños y niñas se reúnen los días sábados o domingos de 3 a 5 de la tarde en las Capillas para participar de la catequesis y prepararse a recibir los sacramentos de la Iniciación Cristiana. Luego en grupos salen a las calles a rezar fervorosamente el Santo Rosario en medio de cantos, tras lo cual reciben un compartir especialmente preparado por sus madres. Hay que destacar que los pequeños han confeccionado lindos denarios en hilos de colores que ahora usan para rezar esta hermosa oración con sus familias.

martes 31 octubre, 2017