NIÑOS DE PIURA Y TUMBES RECIBIERON SU PRIMERA COMUNIÓN EN EL DÍA DE MARÍA INMACULADA

09 de Diciembre de 2019 (Oficina de Prensa).- En el día en que la Iglesia celebra con alegría la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, dogma de fe que nos revela que, por la gracia de Dios, la Virgen María fue preservada del pecado desde el momento de su concepción; miles de niños y niñas de nuestra Arquidiócesis participaron acompañados de sus padres, padrinos, catequistas, familiares y amigos en emotivas celebraciones en las que, en medio de un clima de profundo recogimiento y devoción, tuvieron su primer encuentro con Jesús en el sacramento de la Eucaristía y manifestaron su ardiente deseo de iniciar, con toda ilusión, una vida de profunda amistad con Él.

Al respecto, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., nos dice que: “Es un momento precioso compartir con estos niños la alegría del encuentro con Jesús en la primera comunión. No debiéramos perder nunca en nuestra vida ese encanto, ese asombro, esa inocencia del primer encuentro con el misterio de amor del Cuerpo y Sangre de Cristo, quien es el Amigo que nunca falla y el único que abre siempre el corazón a todo lo verdadero, hermoso y noble que hay en la vida”. Es ya una hermosa tradición que en esta fecha, las parroquias y colegios de las diferentes Vicarías Episcopales de Piura, Tumbes, Sullana, Talara, Paita y Bajo Piura se vean repletas de niños quienes vestidos completamente de blanco y guiados de la mano maternal de la Santísima Virgen, concebida sin pecado original, reciban a Jesús sacramentado en sus corazones.

Miles de niños y niñas de nuestra Arquidiócesis han iniciado así un camino apasionante en sus vidas, por eso con el Papa Francisco queremos recordarles que: “La Primera Comunión es ante todo una fiesta en la que celebramos que Jesús quiso quedarse siempre a nuestro lado y que nunca se separará de nosotros. Una fiesta que ha sido posible gracias a nuestros padres, nuestros abuelos, nuestras familias y a las comunidades que nos han ayudado a crecer en la fe. Hacer la Primera Comunión significa querer estar cada día más unidos a Jesús, crecer en amistad con Él y que otros también puedan disfrutar de la alegría que nos quiere regalar. El Señor os necesita para poder realizar el milagro de que su alegría llegue a muchos de vuestros familiares y amigos. Deseo animaros a rezar siempre con el entusiasmo y la alegría que tenéis hoy. Recordad que este es el sacramento de la Primera Comunión y no de la última, acordaos que Jesús os espera siempre. Por eso, os deseo que hoy sea el inicio de muchas comuniones, para que vuestro corazón esté siempre como hoy, en clima de fiesta, lleno de alegría y, sobre todo, de gratitud”.

Es importante resaltar que en la Primera Comunión se celebra el primer momento en que una persona participa del sacramento de la Eucaristía: recibe el Cuerpo y Sangre de Jesucristo. Forma parte de los tres sacramentos llamados de la iniciación cristiana: Bautismo, Confirmación y Eucaristía. El día de la Primera Comunión es un día muy especial y enormemente deseado pues se recibe en el corazón por vez primera a Dios. Para ello el niño tiene que estar bautizado, y ha de prepararse para este sacramento acudiendo a un curso de catequesis en el que junto con sus padres, aprenderán las verdades fundamentales de la fe católica, las leyes de Dios y de la Iglesia, las oraciones básicas del creyente y el significado de los sacramentos, para que reciba el cuerpo del Señor con fe y devoción. El curso de catequesis durará dos años, y una vez finalizada su preparación, y antes de recibir la Primera Comunión, el niño participará en el sacramento de la Penitencia.

Compartimos con ustedes una galería fotográfica que refleja la gran alegría, el recogimiento y la profunda emoción de nuestros niños en este día. Pueden acceder a través del siguiente enlace: 

http://arzobispadodepiura.org/imagenes/nggallery/galleries/Primeras-Comuniones-2019

lunes 9 diciembre, 2019