MENSAJE DEL ARZOBISPO DE PIURA CON OCASIÓN DEL DÍA DEL PADRE

Al celebrarse el próximo domingo 18 de junio el “Día del Padre”, quiero saludar con afecto a todos los papás de Piura y Tumbes, y asegurarles mi oración por sus intenciones y necesidades, así como por sus familias para que éstas sean auténticos cenáculos de fe y de amor cristiano.

Mi homenaje a todos los padres que en los momentos más difíciles de la emergencia que vivimos no hace mucho a raíz del “Fenómeno del Niño Costero”, supieron trabajar arduamente, protegiendo y animando a sus familias y comunidades, no permitiendo que la adversidad les robara la esperanza ni las ganas de vivir, manteniendo viva la fe en el Señor que es fuente de todo consuelo y fortaleza.

Querido papá: te pido que ames con tierna fidelidad a tu esposas, y que estés siempre muy cerca de tus hijos. Si bien a los hijos hay que educarlos en libertad, no dejes nunca de escucharlos, aconsejarlos, y cuidarlos; de interesarte por sus sueños, proyectos e inquietudes. Tus hijos tienen necesidad de tu presencia, de tu cercanía y de tu amor. Como lo hizo San José con Jesús, custodia el crecimiento de tus hijos en edad, sabiduría y gracia, protege su camino y camina con ellos. Y tú hijo o hija, agradécele con un beso y un abrazo a tu papá todo lo que hace por ti con tanto amor. 

Querido papá: que San José, sea tu modelo a seguir. Que así como él le enseñó a Jesús el oficio de carpintero y lo educó en la fe de Israel llevándolo a la sinagoga, tú también educa a tus hijos en todo lo humano y a que sean buenos cristianos. Enséñales a rezar, a que conozcan la belleza de lo que significa ser cristiano con la catequesis en el hogar, a que descubran a Jesús como el camino a seguir para ser auténticamente libres y felices. Muéstrales la importancia y la necesidad de la Misa dominical, a que edifiquen sus vidas en la Palabra de Dios, a que sean caritativos y misericordiosos con los más pobres y necesitados, y a que amen a Santa María como su Madre en la fe.

Igualmente no dejes de velar por la vida sacramental de tus hijos bautizándolos apenas nazcan, y preocúpate para que se preparen adecuadamente para recibir los sacramentos de la confirmación y la primera comunión cuando les corresponda. Si aún lo necesitan tú y tu esposa, santifiquen su unión conyugal con el sacramento del matrimonio. No te olvides que la presencia viva de Jesús en el hogar es lo que hace posible que el amor se mantenga vivo y duradero en la vida de los esposos, y entre los padres y los hijos.

Si alguno de nosotros ya ha perdido a su papá porque el Señor lo ha llamado a su presencia, rece por él con amor y gratitud, encomendándolo a la misericordia amorosa de Dios, que es Padre y fuente de toda paternidad. 

Que la celebración del “Día del Padre”, nos recuerde a todos que la creación del hombre y de la mujer, con el sacramento del matrimonio, fundamento de la familia, es un gran don que Dios ha hecho a la humanidad. Nunca hay que olvidar que el verdadero y único matrimonio se funda en la unión complementaria del varón y de la mujer, cuyas naturalezas se enriquecen con el aporte de la diferencia, y encuentran en los hijos el fruto más maravilloso de su amor.  

Finalmente, este año el “Día del Padre” coincide con la solemnidad del Corpus Christi, fiesta de tanta trascendencia entre nosotros. Los invito como familia cristiana a no faltar a la Misa y Procesión que tendremos en la Catedral de Piura, este domingo 18 de junio a las 5.00 pm.

¡FELIZ DÍA DEL PADRE!

Con mi afectuosa bendición pastoral,

San Miguel de Piura, 15 de junio de 2017

firma de monseñor

Jueves 15 Junio, 2017