MENSAJE DEL ARZOBISPO DE PIURA POR EL DÍA DEL PADRE

El domingo 17 de junio, celebramos el “Día del Padre”. Por ello quiero hacer llegar mi cordial saludo a todos los Papás de Piura y Tumbes y asegurarles mi oración por sus intenciones y necesidades así como por sus familias, llamadas a ser comunidades de personas en relaciones de amor: los esposos entre sí, los padres con sus hijos, y también entre las generaciones.

Querido Papá: La fiesta de hoy te debe llevar a descubrir la belleza de tu familia, el don de tu esposa y de tus hijos, para que así no seas un padre ausente demasiado dedicado al trabajo u otros asuntos, que se pierde de lo esencial que es el don de su familia. Por ello te pregunto: ¿Le dedicas tiempo a tu esposa y a tus hijos? ¿Le dices con frecuencia a tu esposa que la amas con un amor fiel? ¿Juegas con tus menores hijos? ¿Escuchas y aconsejas a tus hijos adolescentes y te interesas por sus preocupaciones, sueños y por lo que hacen? ¿Visitas a tus padres ancianos o enfermos? En una palabra: ¿Eres un padre presente en la vida de tu familia, cercano a tu esposa y a tus hijos en crecimiento?

Como nos enseña el Papa Francisco, un buen padre quiere hijos sabios y libres, les enseña lo que no saben, corrige sus errores y les hace sentir un afecto profundo y al mismo tiempo discreto. Sabe educarlos en libertad. Un padre cristiano es un padre paciente con sus hijos, y junto con su esposa reza por ellos y les procura a su debido tiempo los sacramentos del bautismo, la confirmación y la primera comunión. Un buen padre sabe perdonar desde el fondo de su corazón a sus hijos cuando se equivocan, pero también sabe corregirlos con firmeza cuando es necesario pero sin humillarlos. Un buen padre no es un padre débil, cómplice y condescendiente. Un buen padre sabe dar la vida por su familia.    

Que San José, esposo de la Virgen María y padre nutricio de Jesús, sea tu modelo a seguir. Como él, se custodio de tu esposa y del crecimiento de tus hijos en edad, sabiduría y gracia. Además de educarlos en todo lo humano, muéstrales a tus hijos la belleza de ser cristiano; enséñales que Jesús es la felicidad con la que sueñan, el Único capaz de llenar el corazón de plenitud y sentido, y con el cual podrán hacer algo grande de sus vidas, y así contribuir a edificar una sociedad más justa.   

Que en esta fecha tan significativa recordemos también que el verdadero y único matrimonio es entre un varón y una mujer, el cual es el fundamento de la familia, el gran don que Dios ha hecho a la humanidad. Encomendemos también hoy en nuestra oración a nuestros padres difuntos a quienes el Señor ha llamado ya a su presencia para que gocen de la felicidad del Cielo.

Queridos Papás: ¡FELICIDADES EN SU DÍA!

San Miguel de Piura, 17 de junio de 2018

sábado 16 junio, 2018