“MARÍA ENSÉÑANOS A ACOGER A TU HIJO QUE ES LA PALABRA DE VIDA”

Arzobispo celebra la Fiesta de Nuestra Señora del Carmen en La Unión y en Piura

16 de julio de 2017 (Oficina de Prensa).- Ante una gran cantidad de fieles reunidos con ocasión de celebrarse la fiesta de nuestra amada Madre, la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora del Monte Carmelo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, presidió la mañana de hoy la Santa Misa en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen que pertenece a la Parroquia “San Silvestre” del Distrito de La Unión en el Bajo Piura. Concelebraron la Misa el P. George Kurian Vellaringatu, C.M.I., Párroco del lugar y el P. Sebastian Karottu Emparayil, C.M.I., Vicario Parroquial. Estuvieron también presentes en la ceremonia el Sr. Walter Ayala Antón, Alcalde de la Municipalidad Distrital de la Unión, El Sr, Previterio Pingo Benites, Subprefecto del distrito así como los miembros de la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen.  

Al iniciar su homilía y reflexionando en el mensaje del Evangelio, nuestro Pastor dijo: “En este día en que celebramos a Nuestra Señora del Carmen, el Evangelio del domingo nos ha traído la conocida parábola del sembrador (Ver Mt 13,1-23), lo primero que podemos decir en relación a María es que Ella es modelo insuperable de acogida de la palabra del Señor. Gracias a su gran fe no solo cree en la Palabra que le es anunciada sino que cooperando activamente con ella hace que ésta dé el fruto esperado. Que María nos enseñe a serle fieles a Jesús en las buenas y en las malas, y a tener la sabiduría que la palabra de Dios es más valiosa que todas las cosas del mundo porque es palabra de vida eterna, mientras que las cosas de aquí son perecederas y pasajeras, incapaces de darnos lo que solo Jesús, la Palabra eterna del Padre nacida de María Santísima, es capaz de darnos: la felicidad, el sentido verdadero de la vida y la salvación eterna”.

“A Nuestra Señora del Carmen -continuó Monseñor Eguren- también se le conoce con el título de «Nuestra Señora del Monte Carmelo». En la Sagrada Escritura el monte o la montaña es el lugar del encuentro con Dios. Que la sincera devoción filial a María Santísima sea ese medio precioso a través del cual Ella nos conduzca siempre al encuentro de vida con su hijo Jesucristo «El Monte» de salvación”.

“Ligada a la devoción a Nuestra Señora del Carmen está su santo escapulario que es símbolo de nuestra pertenencia a María, a la Iglesia y nos recuerda nuestro bautismo. Por tanto, el santo escapulario nos debe recordar también todos los días, que nuestra vida debe ser un No rotundo al pecado y un Sí a Dios, y que como cristianos nuestra vocación no es otra sino la santidad. Asimismo que el santo escapulario nos recuerde que nuestra vida cristiana debe distinguirse por la caridad hacia los hermanos, especialmente los más pobres y necesitados, los damnificados del reciente Fenómeno del Niño, y por nuestros esfuerzos para anunciarles a Jesús para que creyendo en Él se salven. Que esta fiesta nos aliente a secundar a María en su misión de hacer que Cristo nazca en el corazón de todos sus hijos, nuestros hermanos”, concluyó nuestro Arzobispo.

Cabe destacar que Monseñor Eguren celebró también, la noche del viernes, la Santa Misa en la iglesia de «Nuestra Señora del Carmen» de Piura con ocasión de la novena en honor a la Virgen que se ha venido realizando en estos días. Concelebró la Misa el P. Jorge Olaya Rivera, responsable de este templo y estuvieron presentes gran cantidad de fieles devotos así como los miembros de la Hermandad de Nuestra Señora del Monte Carmelo.

domingo 16 julio, 2017