“LUCHEN CONTRA EL PECADO Y AMEN COMO JESÚS”

Arzobispo confirma a Jóvenes de la Parroquia de San Miguel Arcángel – Basílica Catedral de Piura

27 de febrero de 2018 (Oficina de Prensa).- En la primera semana de Cuaresma y en medio de un ambiente de gran alegría y profundo fervor, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura presidió, en la Basílica Catedral de nuestra ciudad, la Santa Misa en la que recibieron la plenitud del Espíritu Santo 85 jóvenes confirmandos pertenecientes a esta comunidad parroquial. La celebración eucarística fue concelebrada por el R.P. José Sandoval Purizaca, Párroco del lugar. Participaron también una gran cantidad de fieles cristianos que se unieron a los padrinos, catequistas, familiares y amigos de los confirmandos, quienes debido a las lluvias del año pasado tuvieron que interrumpir su preparación a este Sacramento. 

Al iniciar su homilía, nuestro Pastor dirigiéndose a los jóvenes, les dijo: “En este camino hacia la Pascua, que es la Cuaresma, reciben ustedes la plenitud del Espíritu Santo a través del Sacramento de la Confirmación. La Cuaresma es un tiempo de lucha y si hay algo que lo caracteriza, así como  a la vida cristiana en general, es el combate espiritual. Un combate contra esos enemigos exteriores que son el demonio y el mundo, pero también contra ese enemigo interior que es el hombre viejo que llevamos dentro de nosotros y que nos inclina al mal. Pero hay también una fase positiva en el combate espiritual, y es que nos permite crecer en el conocimiento, en el amor, y en el seguimiento de la persona viva de Jesucristo, nuestro Señor. Para eso viene el Espíritu Santo en la plenitud de sus siete dones sobre ustedes, para que lo tengan como su aliado, y como la fuente permanente de gracia que les permita librar bien ese combate. Librar esta lucha implica decirle decidida y rotundamente NO al demonio y al mundo, y más bien, a semejanza de Santa María y de los Santos, darle un SÍ generoso a Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Ese SÍ  los  abrirá a todas las cosas buenas que hay en la vida, a todo lo verdadero, noble, digno y bello, a todo aquello por lo cual vale la pena vivir”.

En otro momento de su homilía y reflexionando en el mensaje del Evangelio (ver Mt. 5, 20-26), Monseñor Eguren exhortó a los confirmandos a amar como Cristo: “Jesús nos dice en el Evangelio, que si no somos mejores que los escribas y fariseos no entraremos en el Reino de los Cielos. Con ello el Señor nos habla de la realidad del amor que debemos acoger y expresar hacia los demás. Sólo así seremos mejores que los fariseos. Para eso también viene el Espíritu Santo, que es el amor que procede del Padre y del Hijo, para que ustedes puedan ser capaces de amar como Jesús, que dio su vida por nosotros en la cruz. Queridos jóvenes, si en la vida amamos como Jesús, la vida se llena de sentido, de luz, de calor, y de felicidad. Ábranse con generosidad al amor del Señor y no tenga miedo de amar como Él.

Finalmente nuestro Arzobispo dijo: “Pongo en el Corazón Inmaculado de la Virgen Santísima el don de su confirmación, para que Ella les ayude a ser fieles discípulos y misioneros de Jesús; a ser miembros vivos de la Iglesia, y a saber darle a partir de hoy un Sí generoso al misterio de amor que es Dios Uno y Trino. María es la Mujer del «Sí», la Mujer de la respuesta activa y generosa a los planes de Dios. Sólo si le damos a Jesús un «Sí» como el de Ella, podremos acoger el amor del Señor en nuestras vidas para después poder derramarlo como un bálsamo de alivio y de alegría en la vida de los demás. Que Ella que atrajo con su oración maternal al Espíritu Santo sobre los Apóstoles, lo atraiga hoy y siempre de manera renovada y plena sobre sus vidas”.

martes 27 febrero, 2018