“LOS LAICOS ESTÁN EN EL MUNDO PARA IMPREGNARLO CON LOS VALORES DEL EVANGELIO Y ORDENARLO SEGÚN EL PLAN DE DIOS”

Arzobispo inauguró V Semana Teológica de la Parroquia “La Inmaculada” en Talara

23 de octubre de 2018 (Oficina de Prensa).- La Parroquia “La Inmaculada” de Talara en coordinación con la Unidad de Gestión Educativa Local, organizó su V Semana Teológica bajo el tema: “La Doctrina Social de la Iglesia”. Esta importante actividad académica se realizó del 15 al 19 de octubre en el Auditorio del Club Petroperú en Talara y congregó a gran cantidad de padres de familia, agentes pastorales, docentes de educación religiosa, grupos parroquiales, jóvenes universitarios y profesionales de la salud.

Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, tuvo a su cargo la inauguración de la Semana Teológica en la que también estuvieron presentes el R.P. Eduardo Palacios Morey, Párroco y organizador del evento, la Dra. Rosa Vega, Alcaldesa Provincial de Talara y el Dr. Ántero Flores-Aráoz Esparza, ex Ministro de Estado y ex Presidente del Congreso de la República, quien fue uno de los conferencistas con el tema “Doctrina Social de la Iglesia en la actual situación del país”.

Durante su participación nuestro Pastor reflexionó entorno a la importancia de la Doctrina Social de la Iglesia: “La Doctrina Social de la Iglesia son un conjunto de orientaciones que buscan evangelizar la vida social de la persona humana. Contiene principios fundamentales tomados de la teología y la filosofía que brindan desde la fe criterios de juicio para tratar temas tan importantes como la dignidad de la persona humana, el bien común, la subsidiaridad y la solidaridad. Dado que lo que busca la Doctrina Social de la Iglesia es principalmente resaltar, defender y promover la dignidad de la persona humana a raíz de su verdad natural y sobrenatural, ésta aporta también criterios de juicio sobre los sistemas económicos, las ideologías como el comunismo, el liberalismo, el fascismo, el fenómeno de la globalización, el salario justo, la ideología de género, entre otros. Se trata de aportar criterios de discernimiento desde la fe y la verdad sobre la realidad de cada momento, para así llegar a una acción que nos permita formar a una sociedad más digna para la persona humana”.

“Entre las muchas orientaciones para la acción -continuó Monseñor Eguren- la Doctrina Social de la Iglesia nos reiterará la opción preferencial por los pobres, los jóvenes, el diálogo y el respeto por la legítima autonomía de las realidades temporales políticas, económicas y sociales. Todo esto partiendo desde su fundamento más importante que es el amor. La Doctrina Social de la Iglesia busca darnos luces acerca de cómo debemos amar al prójimo en el contexto político, social, económico, para que de esta manera podamos vivir el mandamiento del amor, la fraternidad y la solidaridad, la verdadera preocupación de los unos por los otros, especialmente por quienes el Papa Francisco llama los descartados y los más vulnerables, que son los pobres y los más necesitados”.

“Queridos hermanos, que esta semana despierte en todos nosotros el deseo de leer, conocer y estudiar el Magisterio social de la Iglesia para poder de esta manera exponerlo con seguridad, como buenos cristianos, y educar en lo que realmente la Iglesia enseña. Renovemos esa pasión por cuidar de toda persona humana y su dignidad inviolable, aquella que tiene por haber sido creada a imagen y semejanza de Dios, y cuya vida la Iglesia defiende desde el momento de la concepción hasta su fin natural con la muerte. Es a los laicos a quienes les pertenece por propia vocación buscar el Reino de Dios tratando de ordenar según Él los asuntos temporales. Ustedes están en el mundo para impregnarlo con los valores del evangelio y ordenarlo según el plan de Dios, y de esta manera hacer que este mundo sea cada vez más digno. Es el Catecismo de la Iglesia Católica en el N° 899 el que nos recuerda que: “La iniciativa de los cristianos laicos es particularmente necesaria cuando se trata de descubrir o de idear los medios para que las exigencias de la doctrina y de la vida cristiana impregnen las realidades sociales, políticas y económicas. Esta iniciativa es un elemento normal de la vida de la Iglesia: Los fieles laicos se encuentran en la línea más avanzada de la vida de la Iglesia; por ellos la Iglesia es el principio vital de la sociedad. Por tanto ellos, especialmente, deben tener conciencia, cada vez más clara, no sólo de pertenecer a la Iglesia, sino de ser la Iglesia; es decir, la comunidad de los fieles sobre la tierra bajo la guía del jefe común, el Papa, y de los Obispos en comunión con él. Ellos son la Iglesia». Que al final de esta semana logren ser un laicado mejor formado, maduro y más comprometido, desde la fe y el evangelio, en ordenar los asuntos temporales según lo que nos pide el Señor. Tengan un arraigado sentido de comunidad y una gran fidelidad en el compromiso con la catequesis, la celebración de la fe y la caridad”, concluyó nuestro Arzobispo.

Otros temas abordados durante la Semana Teológica fueron: “Presencia o Ausencia de la Doctrina Social de la Iglesia en la Región Grau”, “La Doctrina Social de la Iglesia en el acontecer de la vida laboral de Talara”, “Primacía de la Persona Humana, derechos a la vida, salud y servicios permitiendo el desarrollo integral” y “Principios Teológicos de la Doctrina Social de la Iglesia”.

 

martes 23 octubre, 2018