“LOS JÓVENES NO SON EL FUTURO SINO EL AHORA”

Piuranos estuvieron presentes en la Jornada Mundial de la Juventud – Panamá 2019

29 de enero de 2019 (Oficina de Prensa).- Con estas palabras durante su homilía en la Santa Misa de envío de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), el Papa Francisco recordó a los jóvenes que no son el futuro sino el ahora de Dios. Más de 750.000 jóvenes provenientes de cerca de 180 países se dieron cita en este hermoso país centroamericano para celebrar juntos este Festival Juvenil del Amor. El grito de ¡Esta es la juventud del Papa! ha acompañado al Santo Padre hasta el último momento de esta JMJ.

El Papa Francisco les dijo también a los jóvenes: “Como hemos escuchado tantas veces durante estos días en el Himno de esta JMJ: «Somos peregrinos que venimos hoy aquí desde continentes y ciudades». Vuelvan a sus parroquias y comunidades, a sus familias y a sus amigos, y transmitan esta experiencia, para que otros puedan vibrar con esa fuerza e ilusión que ustedes tienen. Y con María sigan diciendo «sí» al sueño que Dios sembró en ustedes”.

Para los miles de jóvenes peregrinos han sido, en muchos casos, años de preparación, meses de trabajo duro y todo eso con la única intención de llegar hasta Panamá y ser parte de ese momento histórico. Y lo han hecho todos unidos porque es precisamente Jesucristo quien los une. Él ha unido en la JMJ 2019 a personas de todo el mundo, sin importar el color de la piel, el idioma o la cultura. Al terminar esta Jornada, es el “sí” lo que estos miles de jóvenes de los cinco continentes lleven a sus países, el “sí” valiente y sin miedo que, como María, deja el camino abierto a la voluntad de Dios.

Desde nuestra Arquidiócesis cerca de 50 jóvenes piuranos han ido al encuentro del Vicario de Cristo y participado de esta JMJ 2019. Ellos se han preparado en sus parroquias, comunidades y grupos de jóvenes siguiendo una especial catequesis brindada por sus sacerdotes, lo que los ha ayudado a poder participar activamente de este gran encuentro. Nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., en todo momento los ha acompañado con sus oraciones.

Alfredo Quevedo Simbala pertenece al grupo “Jóvenes Misioneros del Santo Padre” de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Castilla. “Son muchas las cosas que pueden marcar la vida de un peregrino. A mí en lo particular me impactó poder descubrir la presencia de Jesús en cada joven que como yo participó de la Vigilia de oración el sábado por la noche. Allí junto al Santo Padre todos adoramos a un mismo Jesús, a un mismo Señor en diferentes lenguas. Se profesaba un solo lenguaje, el lenguaje del amor en el que todos nos podíamos perfectamente comprender. Jesús recibió nuestra alabanza esa noche y pasó entre nosotros restaurando y cambiando la vida de cada uno de los peregrinos que nos encontrábamos ahí”.

Para Mirian Janet Sandoval Lachira, joven que pertenece a la pastoral juvenil de la Parroquia “Santísimo Sacramento” de nuestra ciudad y que ha tenido la oportunidad de participar de esta JMJ junto a un numeroso grupo de jóvenes de esa comunidad parroquial, ésta ha sido una experiencia inolvidable: “Este año he vivido mi primera Jornada Mundial de la Juventud y me siento contentísima porque es lo más hermoso que he podido experimentar hasta el momento en mi vida. El Papa Francisco nos ha sacado sonrisas y lágrimas a todos. He vivido momentos muy emocionantes y ahora siento en el corazón el gran llamado a salir a invitar a todos los jóvenes como yo, a que sigan el camino de Cristo y que sean cada día más como María”.

Renata Coronado Gómez es una joven profesional que labora en el Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad de Piura.  Esta es su segunda JMJ y nos cuenta que: “Los jóvenes bailaban, cantaban y con alegría agitaban las banderas de sus países, pero, sobre todo, alababan a Dios con su alegría. En las calles se podían encontrar peregrinos y voluntarios de todo el mundo y escuchar melodías de canciones bien conocidas, cantadas en distintos idiomas. Todos tenían un sólo objetivo: encontrarse con Jesús. Yo me quedaría con esta frase del Papa que resumiría un poco lo que han sido todos estos días: «Ustedes jóvenes no son el futuro, son el ahora de Dios. Sientan que tienen una misión y déjense enamorar»”.

Finalmente, Víctor Greg Alzamora Palacios, de la Parroquia San Francisco de Asís de Paita, nos cuenta que: “Esta ha sido la experiencia más grande de mi vida. Como nos lo dijo el Santo Padre, he recibido mucho más de lo que he podido dar. Se han quedado grabadas en mi mente las palabras del Papa Francisco. Ahora estoy convencido de que estoy llamado para el servicio. Siento una gran alegría y tengo muchas ganas de salir a construir puentes, a derribar muros, quiero darme completamente sin temor a amar. Durante estos días todos nos hemos dado cuenta que tenemos que aceptar la vida tal como es, con las imperfecciones y las debilidades. Puedes caerte y tener miedo, pero hay que levantarse siempre. Lo que no vale es quedarse en el piso”.

martes 29 enero, 2019