“LOS COLEGIOS PARROQUIALES TIENEN QUE SER UN ÁMBITO DONDE LAS VOCACIONES FLOREZCAN”

Arzobispo visitó Colegio Parroquial Santa Rosa de Lima en Piura y sostuvo encuentro con alumnos y profesores

07 de septiembre de 2019 (Oficina de Prensa).- Continuando con su plan de visitas a los colegios parroquiales de nuestra Arquidiócesis, nuestro Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi S.C.V., presidente del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales de Piura, visitó el Colegio Santa Rosa de Lima ubicado en el Distrito de 26 de Octubre donde fue recibido por Monseñor Luciano Maza Huamán, Promotor del Plantel y Vicario General de nuestra Arquidiócesis, quien estuvo acompañado del R.P. Reymer Flores Ancajima, Vicario Parroquial y de la profesora María Esther Calero García, Directora de esta Institución Educativa Parroquial, quienes lo recibieron en nombre de toda la comunidad educativa.

Tras una calurosa bienvenida a Monseñor Eguren, los alumnos Josué López y Xiomara Montalbán, quienes son campeones nacionales de tondero, deleitaron a los presentes bailando esta hermosa danza. A continuación el alumno promocional César Chinchay dirigió unas sentidas palabras de agradecimiento a Monseñor Eguren por su visita y constante preocupación por todos ellos.

Agradecido, Monseñor Eguren les dijo a los estudiantes: “Queridos jóvenes, Santa Rosa de Lima, vuestra patrona, era una mujer muy joven y alegre que hacía mucho apostolado entre jóvenes como ustedes, a ellos los alentaba para que siguieran a Jesús y les hablaba de Él. A la luz del ejemplo de Santa Rosa de Lima, descubrirán que la respuesta a sus preguntas sobre quiénes son, para que existen, donde está el sentido de su vida y del mundo que habitan, está en Cristo. Él es la respuesta a sus ansias más profundas de felicidad, de libertad, de sentido y plenitud. Entréguenle totalmente su corazón al Señor. A veces pensamos que es muy difícil ser santo, que es algo extraordinario, pero no es así. En tu vida cotidiana, en el trabajo, en el estudio, debes amar al Señor y por Él amar a los demás, como lo hacía nuestra querida Santa Rosa. Vivan siempre ese hermoso lema de su colegio: trabajo, estudio y oración”.

Posteriormente, nuestro Pastor se reunió con todos los profesores del colegio para reflexionar con ellos acerca de su vocación a la santidad como maestros y su importante misión al servicio de la juventud, generándose un interesante diálogo en el cual los profesores pudieron plantear a Monseñor Eguren sus preguntas e inquietudes acerca de la importante labor formativa y educadora que desempeñan cada día.

Durante su participación Monseñor Eguren les dijo: “Como educadores, ustedes tienen una hermosa vocación, que es un gran desafío y responsabilidad. Vivan el camino de la santidad a través de su labor magisterial, amando, cuidando y sirviendo a los niños y jóvenes bajo su cargo, brindándoles una formación integral y cristiana, es decir, formándolos a semejanza de Cristo. Sus alumnos esperan que ustedes los guíen con el testimonio y ejemplo de vida. Sean para ellos fuente de inspiración para su vida cristiana. Los animo a trabajar también en pro de las vocaciones. Los colegios parroquiales tienen que ser un ámbito donde las vocaciones florezcan. Qué hermoso que el día de mañana algún joven pueda decir: yo me eduqué en un colegio parroquial, ahí descubrí mi vocación. Hay que trabajar con los chicos y chicas de los últimos años de secundaria que se vienen preparando para la confirmación, estoy seguro que muchos de ellos están llamados al sacerdocio o a la vida consagrada. Hay que hablar con los jóvenes, porque el mundo de hoy, les distrae mucho y les presenta falsos ídolos como el dinero, el poder y el placer, pero también les siembra miedo y duda. Ayudémosles a que puedan abrir su corazón y escuchar la voz del Señor que les llama, a que puedan cultivar una vida espiritual adecuada”.

Consultado acerca de cómo pueden los docentes apoyar a los alumnos y padres de familia a mantenerse firmes en la fe, nuestro Pastor les dijo: “En estos tiempos de relativismo imperante y de confusión para los creyentes, es muy importante estudiar y conocer la fe en su dimensión integral. La fe ilumina la mente, enciende el corazón y nos vuelca a la evangelización. Una gran herramienta es el estudio del catecismo. Nosotros aquí en Piura, con ocasión del año de la fe preparamos el PIUCAT, que es un muy buen resumen que pueden leer y estudiar, para que cuando se encuentren con algún hermano que esta frío en su fe o profesa una fe distinta a la nuestra sepamos cómo responderle. Para ayudarles con esto están los programas de catequesis, también tendremos en octubre un mes misionero extraordinario. Seamos una Iglesia en salida, como nos lo pide nuestro querido Papa Francisco. También es muy importante que su labor vaya profundamente ligada al fortalecimiento de la familia. Conviértanse en colaboradores cercanos de los padres, porque ellos son los primeros educadores de sus hijos. Los animo a promover actividades y momentos de encuentro con las familias, a incentivar el diálogo entre padres e hijos, a generar espacios en que las familias participen unidas y puedan disfrutar de tiempo para estar juntas. Alienten a los padres a que asuman con responsabilidad y alegría la formación integral en la fe de sus hijos. Háganles ver que el mejor medio para mantener la fe es vivir una adecuada vida cristiana, esto implica rezar, confesarse, ir a misa y recibir los sacramentos”.

sábado 7 septiembre, 2019