¡Ven Señor no tardes, ven que te esperamos!

I Domingo de Adviento3 de diciembre (Oficina de Prensa).- Con la celebración de la Santa Misa en la Basílica Catedral de Piura a las 8.30am, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., dio inicio el día de ayer domingo a la celebración del tiempo del Adviento.

Tiempo de expectativa y de vigilante espera en el Señor Jesús que viene a nosotros, este tiempo del Año Litúrgico nos prepara en primer lugar a conmemorar el misterio de la Navidad, es decir la primera venida de Jesús en la humildad de nuestra carne mortal a través del maravilloso misterio de la Encarnación – Nacimiento. Asimismo el Adviento, nos ayuda a tomar conciencia, que el Señor de la Historia vendrá una última y definitiva vez, en majestad y gloria, y como no sabemos el día y la hora, busca suscitar en nosotros una actitud de permanente vigilancia.

I Domingo de Adviento“Jesús en el Evangelio de hoy a través de la historia de Noé y de la imagen del ladrón, nos previene a estar siempre preparados, listos y despiertos, porque a la hora que menos pensamos vendrá el Hijo del Hombre. ¿Y cómo estar en todo momento despiertos y preparados? ¿Cómo tener el corazón siempre en tensión hacia el Señor que viene? La liturgia de hoy domingo es rica en recomendaciones: viviendo una vida de conversión constante; teniendo una vida espiritual seria y responsable; trabajando por nuestra santidad en todo momento; acogiendo a Cristo que viene constantemente a nuestras vidas sobre todo en la celebración de la Eucaristía dominical centro de la vida cristiana; saliendo al encuentro del Señor con nuestras buenas obras; y esforzándonos por tomar parte, según nuestra vocación y estado de vida, en los hermosos trabajos de la evangelización. Que el Adviento siembre en nuestros corazones la actitud espiritual de la permanente vigilancia, y que sobre todo despierte en nosotros la esperanza frente al horizonte de nuestra santidad y de un mundo nuevo renovado en la verdad y el amor de Cristo. Nada más ajeno a la espiritualidad del Adviento y del cristiano que el pesimismo. Que María Santísima nos ayude en estas semanas previas a la Navidad a maravillarnos frente a los designios de amor de Dios que quiere salvarnos en su Hijo Único y darnos su vida eterna”.

Al finalizar de la celebración eucarística se realizó la II Colecta de “Solidaridad para Emergencias”. El fondo recaudado será destinado para aliviar las necesidades de los damnificados por cualquier desastre natural que pudiese suceder en nuestra Arquidiócesis.

Piura, Paita y Sullana recibieron al Espíritu Santo

ConfirmacionesDe otro lado y continuando con la administración del Sacramento de la Confirmación, propia en estos meses, Mons. Eguren realizó la semana pasada una intensa actividad pastoral confiriendo este sacramento a cerca 400 jóvenes provenientes de las parroquias de Nuestra Señora de Fátima, Guadalupe y Cristo Rey de Piura y San Francisco de Asís de Paita. Emotiva fue la celebración que el Arzobispo de Piura presidió en el penal de mujeres de Sullana donde cerca de 15 internas recibieron los sacramentos de la primera comunión y de la Confirmación.

“Sean amigos fieles de Jesús. Él los llama a su amistad, les regala su amistad. Los dones del Espíritu Santo les permitirán vivir la gran aventura de la amistad con Cristo, que es la más hermosa de todas las aventuras, y más aún les darán la sabiduría y la fortaleza para atraer a muchos como ustedes a esa amistad de vida eterna con Él”.

Confirmaciones

Confirmaciones

Confirmaciones

Confirmaciones

lunes 3 diciembre, 2007