“USTEDES ESTÁN LLAMADOS A VIVIR EL AMOR HERMOSO”

Jóvenes escolares de Sullana dialogan con nuestro Arzobispo

01 de noviembre (Oficina de Prensa).- La mañana del viernes 24 de octubre, los alumnos de 4to y 5to de secundaria de los Colegios Parroquiales “Nuestra Señora de las Mercedes” y “San Pedro Chanel” de Sullana participaron de una ameno e interesante conversatorio con nuestro Arzobispo Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V. Estuvieron presentes el R.P. Jimmy Coveñas, promotor del Colegio “Nuestra Señora de las Mercedes”, el Sr. Julio Kcomt, Director del colegio “San Pedro Chanel”, y el Sr. Javier Chero, Secretario Ejecutivo del Consorcio Arquidiocesano de Colegios Parroquiales”.

Luego de la oración inicial, los alumnos representantes de ambos colegios iniciaron el diálogo con Monseñor Eguren, quien fue respondiendo a las diversas preguntas que los jóvenes le propusieron sobre temas tan importantes como el valor y la defensa de toda vida humana (frente al crimen del aborto y la eutanasia), el joven y la vida cristiana, la importancia de la familia y del matrimonio, la necesidad de madurar y prepararse seriamente para responder a la vocación al matrimonio, entre otros.

 A lo largo del conversatorio nuestro Pastor exhortó a los jóvenes a descubrir que la felicidad verdadera consiste en conocer, amar y seguir las enseñanzas del Señor Jesús: “Recuerden siempre que Cristo es el camino para conocer la verdad y alcanzar la auténtica libertad, es Él quien nos dice que la verdad nos hará libres. Y quien es libre puede amar y ser feliz. Por ello ten la seguridad de que lo que Él te pide siempre lo hace para que seas feliz. Confía en el Señor y no lo veas como alguien que impide o limita tu felicidad. Dios es tan bueno que nos ha dejado en su querido Hijo las enseñanzas que necesitas para acertar en el camino de la vida, para que puedas ser libre y realizarte como persona. Pero ciertamente este camino que conduce a la vida verdadera en Cristo es exigente, mientras que el que conduce a la perdición, el que te ofrece el mundo, es amplio y cómodo”.

 En otro momento, ante la pregunta de si es posible para un joven como ellos amar en la edad en que se encuentran, nuestro Pastor les dio tres claves importantes: “Sí es posible amar a otra persona en la etapa de la juventud. Ustedes están llamados a vivir el amor hermoso, y el amor es un camino a recorrer. Lo primero que han de tener presente es que el enamoramiento es una etapa provisional, y por ello es importante vivirla con madurez, es decir, no quedarse sólo en lo exterior de la persona sino buscar descubrir la verdadera belleza del amor en el interior de la pareja, conocer lo bueno y lo malo en él o ella y preguntarme cómo puedo ayudarla a ser feliz. Un segundo elemento fundamental es hacerte la pregunta de si Dios te llama a la vocación matrimonial y si él o ella es realmente la persona que Dios ha pensado y elegido para tí. Y en tercer lugar es muy importante vivir la vida cristiana en pareja, pues es Cristo quien nos enseña el amor verdadero, primero como enamorados y si Dios lo quiere luego como novios, es decir, rezar juntos, participar de la Santa Misa y confesarse con frecuencia, profundizar desde la fe en el significado de la vocación matrimonial y sus exigencias. Sólo así queridos jóvenes se podrán forjar matrimonios y familias bien constituídas y felices, fundadas en Cristo y el amor verdadero”.

 Por último Monseñor Eguren invitó a los jóvenes a “vivir la castidad, no adelantando nada que no sea propio del estado matrimonial. Estén alertas frente a un mundo que reduce la sexualidad a un simple deseo carnal, sacándola del contexto del amor y del matrimonio. Es necesario madurar y esperar al “sí” definitivo en el matrimonio para poder expresarle en cuerpo y alma tu amor a tu esposo o esposa, y acoger el don de los hijos que son el fruto de ese amor verdadero”.

sábado 1 noviembre, 2014