S.S. Benedicto XVI: “La Fe se expresa con el agradecimiento”

S.S. Benedicto XVI15 de Octubre (Oficina de Prensa).- A continuación les ofrecemos la síntesis, publicada por Servicios Informativos del Vaticano, del mensaje del Santo Padre Benedicto XVI, pronunciado al mediodía de ayer, momentos previos al rezo del Ángelus, ante la presencia de miles de peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro.

El Papa comentó el Evangelio de hoy, la curación de diez leprosos (Lc. 17, 11-19), de los cuales solamente uno, un samaritano, vuelve para dar gracias a Jesús por haberlo curado. "La curación completa y radical, dijo el Santo Padre, es la salvación. El lenguaje común, al distinguir entre salud y salvación, nos hace entender que la salvación es mucho más que la salud: es efectivamente una vida nueva, plena y definitiva. Además, Jesús como en otras ocasiones, dice en ésta: "Tu fe te ha salvado".

"La fe, explicó, salva al ser humano, restableciendo su relación profunda con Dios, consigo mismo y con los demás y la fe se expresa con el agradecimiento. Aquel, que como el samaritano curado es agradecido, demuestra que no cree que todo le sea debido, sino como un don que, incluso cuando llega a través de los seres humanos o de la naturaleza, procede en último término de Dios".

Benedicto XVI afirmó que "la lepra que verdaderamente afea al ser humano y a la sociedad es el pecado, es el orgullo y el egoísmo que engendran en el ánimo humano la indiferencia, el odio y la violencia. Esta lepra del espíritu que desfigura el rostro de la humanidad no puede curarla nadie excepto Dios, que es Amor. Abriendo el corazón a Dios, la persona que se convierte se cura interiormente del mal".

El Santo Padre recordó a continuación las apariciones de la Virgen en Fátima hace 90 años, del 13 de mayo al 13 de octubre de 1917. En esa localidad portuguesa el Cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, preside en nombre del Papa la celebración de dicho aniversario. "Pedimos a la Virgen para todos los cristianos, concluyó Benedicto XVI, el don de una conversión verdadera, para que el perenne anuncio evangélico que indica a la humanidad el camino de la paz auténtica, se anuncie y se testimonie con coherencia y fidelidad".

lunes 15 octubre, 2007