SEÑOR DE LOS MILAGROS SABER QUE ESTÁS A NUESTRO LADO LLENA NUESTRA VIDA DE ALEGRÍA Y ESPERANZA

El “Señor de los Milagros” realiza su penúltimo recorrido por las principales calles de Piura

 28 de octubre (Oficina de Prensa).- Desde tempranas horas de la mañana y en un ambiente de profundo fervor y devoción por nuestro “Cristo de Pachacamilla”, una gran cantidad de fieles se congregó hoy ante el Atrio de la Basílica Catedral de nuestra ciudad, donde Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura presidió la Santa Misa con ocasión de la Festividad del Señor de los Milagros. Estuvieron presentes autoridades civiles y militares de nuestra Región, sacerdotes y religiosas, escolares y los miembros de las 7 cuadrillas de la Hermandad del Señor de los Milagros de Piura.

En su homilía Monseñor Eguren reflexionando sobre la primera lectura (Nm 21, 4-9) expresó: Esta lectura nos evidencia que nosotros no estamos ajenos a la actitud del pueblo de Israel, pues nosotros también murmuramos contra Dios y nos quejamos, pero así como ellos debemos ser capaces de cambiar de actitud y convertirnos. Cada uno de nosotros debe volver al Señor y decirle “hemos pecado contra Ti y por eso venimos con el corazón contrito y arrepentido”. Y es así como el Señor nos manifestará su amor misericordioso y quedaremos curados no de la mordedura de una serpiente venenosa, si no de la mordedura más terrible que es el pecado.”

 Luego agregó: “Basta mirar la bendita imagen del Señor de los Milagros con fe y con amor para que quedemos sanos, para que seamos salvos, para que el corazón se renueve y recuperemos en nuestra vida la alegría y la felicidad. Por eso miremos hoy esta imagen con un corazón arrepentido, conscientes de nuestro pecado y de nuestro mal, conscientes de la necesidad que tenemos de ser curados del pecado en nuestra vida, pero también con la conciencia de que ese Cristo crucificado es capaz de sanarme, es capaz de hacer de mí una persona nueva, es capaz de hacer del pecador un santo. Queridos hermanos qué bendecidos somos en el Perú al tener al Señor de los Milagros con nosotros, alegría para todo el pueblo peruano y además «sello de la identidad católica inequívoca del Perú». Ahora que estamos prestos a acompañarlo en su recorrido procesional por nuestra querida Piura, vayamos tras Él con fe y con amor, no solo para pedirle con confianza ese milagro o esa gracia que necesitas en tu vida; sino también para apoyarnos en Él, con la seguridad de que Él te da en su Cruz la fuerza, la alegría y la esperanza para seguir a adelante frente al momento difícil que podamos estar viviendo”.

 Antes de finalizar su homilía Monseñor Eguren reflexionó sobre la segunda lectura (Flp 2, 5-12): “Y por último hermanos, que hermosas palabras las que nos dice hoy San Pablo: «Tengan entre ustedes los mismos sentimientos que Cristo». Sí, tengamos entre nosotros los mismos sentimientos que el Señor, quien no retuvo ávidamente su condición de Dios, sino que adoptó la condición de siervo. El Señor de los Milagros nos congrega como un pueblo alrededor suyo en donde todos somos hermanos, no sólo los miembros de la Hermandad, todos los aquí presentes lo somos. Esta fiesta nos descubre esa condición de hermanos en Cristo y nos impulsa a tener los mismos sentimientos que Él hacia los demás: el amor, la fraternidad, el servicio y la caridad. La celebración de hoy nos plantea el desafío de no tener más rivalidades entre nosotros. Por eso basta ya de odios y rencores, de ese querer aprovecharse del otro para el propio lucro, basta de explotarnos los unos a los otros, en una sola frase: basta de hacernos daño. Queridos hermanos, no debemos luchar entre nosotros, sino luchar contra nuestro único enemigo el Maligno. Amar ciertamente no es fácil. Pero no hay nada más liberador que amar, porque esta es nuestra vocación y solamente amando seremos felices”.

Antes de finalizar la celebración eucarística los miembros de la Asociación Nacional Pro Marina del Perú distinguieron al Señor de los Milagros de Piura con la condecoración de la “Medalla de Honor al Mérito Pro Marina” en el grado de Maestre.

 

 

lunes 28 octubre, 2013