“SEAN AMIGOS DE JESÚS Y DEN TESTIMONIO DE ÉL” PIDE MONSEÑOR EGUREN A JÓVENES CONFIRMANDOS DE TALARA

 17 de octubre (Oficina de prensa).- Con gran alegría, entusiasmo y recogimiento 500 jóvenes de Talara recibieron ayer el Sacramento de la Confirmación durante la Santa Misa celebrada por Monseñor José Antonio Eguren, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura y concelebrada por el Pbro. Gabriel Chunga, Vicario Foráneo de Talara y párroco de la Parroquia Santa Rosa de Lima, el Pbro. Niles Viale de la Parroquia Cristo Rey de Negritos y el Pbro. Roger Leyva de la Parroquia Señor de los Milagros de Talara Alta.

Monseñor Eguren pidió a los jóvenes confirmandos que “acojan con responsabilidad el don que Jesús desde el seno del Padre y por el ministerio de la Iglesia les va a conferir y que no es otro sino el don del Espíritu Santo en la plenitud de sus siete dones. Queridos jóvenes, ahí está el desafío de vuestra confirmación: la amistad con Jesús y el testimonio de esa amistad. Como los doce apóstoles, como los santos y santas de la historia de la Iglesia hasta nuestros tiempos, a cada uno les digo: tómense en serio tu confirmación, tómate en serio esta aventura que es la más grande de todas, la de construir tu vida con Jesús y de darle a conocer. Destierra la mediocridad de tu vida, destierra los temores, las cobardías y los silencios cómplices. Todo esto tendrás que hacerlo en profunda comunión con la Iglesia de la cual formas parte desde el día de tu Bautizo y ahora de una manera mucho más intensa y plena con tu Confirmación. Participen de la misión de la Iglesia, vayan por el mundo entero y anuncien a todos el Evangelio.”

 Nuestro Pastor explicó a los jóvenes que la Confirmación los orienta hacia esa amistad, intimidad y unión con Cristo. “Sabemos muy bien que es esa amistad con Cristo la que nos abre a todo lo verdadero, noble, pleno y valioso que hay en la vida. ¡No se engañen queridos jóvenes, Jesús es la respuesta! Y para que puedan conocerle, amarle y seguirle con mayor profundidad reciben el Espíritu Santo. Si acogen hoy su Espíritu y se dejan guiar por él, podrán construir de manera totalmente auténtica su vida en amistad y unión con Jesús”.

“Que el Espíritu Santo obre en sus vidas – continuó Monseñor Eguren – y fortalezcan su amistad con Jesús en la oración, en la Eucaristía sobre todo en la dominical, en la confesión frecuente, en el servicio a los hermanos, especialmente a los más pobres y a los más necesitados, en la devoción auténtica como hijos a la Madre de Dios, en la meditación de la Palabra de Jesús el Evangelio, en el estudio de la fe porque la catequesis no termina, hay que realizarla a lo largo de toda la vida”.

 Nuestro Arzobispo explicó que la Confirmación es también “el sacramento del apostolado. Y no hay nada más hermoso en la vida de un creyente que dar a conocer a los demás nuestra amistad con Cristo. Hay muchos jóvenes que todavía no conocen a Jesús y la felicidad que esto significa, hay otros jóvenes que tal vez habiéndolo conocido se han olvidado, se han alejado, viviendo en el desconcierto, la inseguridad, el temor y la vacilación. A ellos te envía Jesús, pues quiere valerse de ti, de tu presencia, de tu palabra, de tu testimonio de vida para que otros a través tuyo lo encuentren, y así pueda Él llenar sus vidas como lo ha hecho contigo”.

Finalmente Monseñor Eguren les dijo a los jóvenes que la Confirmación “es ocasión para que te descubras miembro vivo de la Iglesia, pues es la Iglesia la que nos da a Cristo, la que nos da su Palabra, la que nos nutre de vida en los Sacramentos. No se puede ser creyente aislado, no es posible pretender ser amigo de Jesús sin la Iglesia. Es en la Iglesia donde Cristo sale a nuestro encuentro. Jóvenes, participen más intensamente de la vida de la Iglesia, para que así conozcan realmente al verdadero Jesús y puedan ser auténticos testigos de Él”.

domingo 17 octubre, 2010