Santo Padre Benedicto XVI bendice con afecto a todos los piuranos y tumbesinos

Santo Padre Benedicto XVI bendice a piuranos y tumbesinos11 de Junio (Oficina de Prensa).- En la mañana de hoy, en el marco de la Audiencia General de los miércoles, el Santo Padre Benedicto XVI, recibió el saludo de nuestro Arzobispo, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., quien le transmitió al Papa el afecto y la adhesión filial de los fieles de Piura y Tumbes. El Santo Padre agradeció dicho gesto y como señal de su cariño por nuestra Arquidiócesis, envió su Bendición Apostólica sobre todos nosotros: "Dígales que el Papa los quiere y que los bendice con afecto", manifestó el Sumo Pontífice.

En la audiencia general de hoy, celebrada en la Plaza de San Pedro, el Papa habló sobre san Columbano, uno de los monjes irlandeses más conocidos del siglo VI, "que con razón se puede considerar un santo europeo".

Nacido en el 543, en la provincia de Leinster, al sudeste de Irlanda, "Columbano -dijo el Santo Padre- entró a los veinte años en el monasterio de Bangor" y la vida en este lugar y el ejemplo del abad Comgall "influyeron en el concepto de monaquismo que el santo maduró con el tiempo y difundió a lo largo de su existencia".

"El mensaje de san Columbano se concentra en un firme llamamiento a la conversión y al desapego de las cosas terrenas en vista de la herencia eterna. Con su vida ascética y su comportamiento sin compromisos frente a la corrupción de los poderosos, evoca la figura severa de san Juan Bautista. Su austeridad, sin embargo, (…) solo es el medio para abrirse libremente al amor de Dios y corresponder con todo el ser a los dones recibidos de El, reconstruyendo en sí la imagen de Dios y al mismo tiempo trabajando la tierra y renovando la sociedad humana".

El Papa terminó poniendo de relieve que el santo monje irlandés, "hombre de gran cultura y rico de dones de gracia, sea como incansable constructor de monasterios, que como predicador penitencial intransigente, dedicó todas sus energías a alimentar las raíces cristianas de la Europa que estaba naciendo. Con su energía espiritual, con su fe, con su amor a Dios y al prójimo se convirtió en uno de los padres de Europa, que nos muestra hoy dónde están las raíces de las cuales puede renacer nuestro continente".

miércoles 11 junio, 2008