“Sacerdote para siempre”

Misa de Exequias del R.P. Godofredo Araujo

Sacerdote para siempre31 de diciembre (Oficina de Prensa).- En la mañana de hoy, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., presidió la Santa Misa de exequias del R.P. Godofredo Araujo Ramírez en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en Miraflores. La celebración eucarística estuvo concelebrada por los sacerdotes de la arquidiócesis. El Padre Godofredo murió a la edad de 88 años y en febrero del próximo año cumplía 60 años de vida sacerdotal.

Durante su Homilía Mons. José Antonio Eguren, agradeció a todos aquellos que se dedicaron a atender con cariño y entrega al Pbro. Godofredo durante el tiempo de su enfermedad.. En especial a sus familiares y al Pbro. Juan Rebolledo, párroco de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, parroquia donde vivió los últimos años.

Sacerdote para siempre“Hay dos cosas que nos consuelan y nos llenan de Esperanza en este momento de dolor: en primer lugar, porque sabemos que el sacrificio de la Misa es ocasión para que el Señor Jesús se haga todo oración, todo súplica y todo ruego por Godofredo sacerdote, ante su Padre, para pedirle que le conceda la vida eterna. Y además sabemos que se va cargado de buenas obras de amor, de justicia, de solidaridad que son la llave que abre la puerta del cielo… ¡cuántas cosas el Señor habrá realizado a través de casi 60 años de vida sacerdotal!”, manifestó con gran cariño y esperanza nuestro Pastor de Piura y Tumbes.

Sacerdote para siempreAntes de finalizar su intervención resaltó dos cosas que le impresionaron del R.P. Godofredo Araujo. Su alegría constante y las palabras finales a su Obispo antes de partir “sacerdote para siempre”… “palabras que comparto con mis hijos sacerdotes y seminaristas, porque la fidelidad es el valor supremo de toda vocación ¡y cuánto más de la vocación sacerdotal!”, expresó Mons. Eguren.

Inmediatamente después de la Eucaristía, el Arzobispo de Piura y Tumbes, los sacerdotes, los familiares y amigos asistentes acompañaron se dirigieron al Cementerio Metropolitano de Piura “San Miguel Arcángel”, donde fueron trasladados sus restos mortales.

Sacerdote para siempre
Sacerdote para siempre
miércoles 31 diciembre, 2008