«El matrimonio es para toda la vida»

Multitudinaria y emotiva Eucaristía en Talara

Santa Misa en Talara8 de Octubre (Oficina de Prensa).- En el Coliseo de las Misioneras Dominicas del Rosario en Talara, no cabía nadie más. Más de cinco mil personas provenientes de las Parroquias de la Vicaría Foránea de Talara (La Inmaculada, Santa Rosa de Lima, Cristo Rey, Señor de los Milagros, Nuestra Señora del Carmen de Máncora, Santa María de Fátima del Alto, y de la Capellanía de Santa Rosa de los Órganos) y de diversos Movimientos Eclesiales, colmaron las instalaciones del Coliseo donde se celebró la Santa Misa.

Santa Misa en TalaraAnte la presencia de muchas familias y en base al Evangelio del domingo tomado de San Marcos 10, 2-16, donde el Señor Jesús enseña sobre el matrimonio único e indisoluble, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura explicó que en su predicación el Señor Jesús enseñó sin ambigüedad alguna el sentido original de la unión del hombre y la mujer, tal como el Creador la quiso desde el comienzo: «la unión matrimonial del hombre y de la mujer es indisoluble; Dios mismo la estableció: «lo que Dios unió, que no lo separe el hombre»». Después señaló que esta exigencia no es irrealizable o imposible de llevar: «Jesús da la fuerza y la gracia a través del sacramento para hacer del matrimonio camino de santidad». El Arzobispo de Piura y Tumbes subrayó que el matrimonio sin amor no es nada, que la familia sin amor no es nada. Por ello subrayó la importancia de poner a Jesús en el centro de la vida matrimonial y familiar: «cuando el matrimonio y la familia, pone al Señor Jesús en el centro de sus vidas por la oración diaria y perseverante, por el recurso frecuente al sacramento de la Reconciliación, por la asistencia fiel a la Misa Dominical, por la meditación asidua de la Palabra de Dios, por el amor filial a Santa María, y por la caridad hacia los demás, el Amor de Cristo nutre y fortalece la fidelidad matrimonial y la unidad familiar; hace que la familia esté siempre abierta al don de la vida y tenga la fortaleza suficiente para afrontar unida los muchos y complejos desafíos de hoy», señaló.

Santa Misa en TalaraFinalmente hizo un llamado a los jóvenes para que cuiden su pureza y a que busquen el Plan de Dios en sus vidas: «Querido joven: cuida tu pureza de cuerpo, de mente y de espíritu. De esta forma estarás protegiendo tu corazón para que éste no pierda su capacidad de amar de verdad, ya que sólo amando según el divino modelo que es Jesús serás feliz… Busca siempre el Plan de Dios en tu vida. Lo que quiera Jesús de ti será siempre lo mejor para ti. Queridos Papás: ayuden a sus hijos en esta búsqueda y si el Señor los llama al Sacerdocio o a la Vida Consagrada aliéntelos a acoger el llamado de Cristo en sus vidas, porque Él no quita nada, Él lo da todo».

Santa Misa en TalaraAl final de la Santa Misa, Mons. Eguren recibió varios regalos de los talareños, como dos hermosos arreglos florales artesanales hechos con las escamas de los pescados, un torre petrolera, símbolo de la principal actividad económica de la ciudad, y una réplica de un bote de pesca.

Finalizada la celebración el Arzobispo Metropolitano agradeció públicamente el esforzado y generoso trabajo pastoral que realizan los sacerdotes diocesanos de la Vicaría Foránea de Talara, saludó a los enfermos presentes y bendijo de manera especial a los niños, ante la alegría de los presentes.

 Santa Misa en Talara

lunes 9 octubre, 2006