“Por la Cruz a la Luz”

II Domingo de Cuaresma

II Domingo de Cuaresma18 de febrero (Oficina de Prensa).- En el II Domingo de Cuaresma meditamos en el episodio evangélico de La Transfiguración del Señor Jesús, y con este motivo, Mons. José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, celebró dos Eucaristías el día de ayer.

La primera celebración eucarística se realizó a las 8:00 a.m., en la Capilla Señor de los Milagros, ubicada en el A.H. Consuelo de Velasco, en la cual nuestro Pastor bendijo el nuevo Copón que ha sido conseguido, fruto del esfuerzo de la comunidad cristiana y católica de este asentamiento humano. Así mismo, bendijo la Imagen del Señor de los Milagros y a los integrantes del nuevo Consejo Pastoral.

II Domingo de CuaresmaAl finalizar la Santa Misa, y en medio de un ambiente de profunda alegría, el Arzobispo de Piura y Tumbes bendijo el Vivero “San Francisco de Asís”, ubicado en el A.H. Consuelo de Velasco. Este hermoso proyecto de las Hermanas de la Congregación Franciscanas de la Inmaculada Concepción, tiene como objetivo principal generar trabajo e ingresos económicos para las madres solteras que viven en extrema pobreza, así como el cuidado del medio ambiente.

II Domingo de Cuaresma

II Domingo de Cuaresma

II Domingo de CuaresmaPor la noche, en la Basílica Catedral de Piura, Mons. José Antonio Eguren celebró la Santa Misa y Primer Escrutinio de un grupo de Catecúmenos, quienes recibirán en la próxima Vigilia Pascual el sacramento del santo Bautismo.

Durante su homilía, manifestó el mensaje de esperanza que el Señor Jesús nos transmite a través de la escena de la Transfiguración. “Ante los asombrados apóstoles Pedro, Santiago y Juan, el Señor hace brillar hoy su divinidad a través de su humanidad. De esta manera manifiesta su identidad más profunda, aquella que está oculta tras el velo de su naturaleza humana: el Mesías no es sólo un hombre, sino Dios mismo que se ha hecho hombre…Tanto la Ley como los Profetas, representados por Moisés y Elías, y el mismo Padre celestial que desde el cielo hace oír su voz, dan solemne testimonio que en medio de nosotros está la misma Palabra de Dios, a quien en adelante hay que escuchar y obedecer para ser felices y alcanzar la salvación”.

II Domingo de Cuaresma“¿Y cuál será la misión del Mesías? La de reconciliar a la humanidad por su muerte en la Cruz. Pero su muerte no será sino el camino hacia la gloria de la resurrección. La Transfiguración de Cristo es ocasión para comprender que la pasión es el camino de la resurrección y ocasión para que comprendamos que no hay cristianismo sin cruz. ¿Puede uno ser discípulo de Cristo sin asumir las diarias exigencias de la vida cristiana, sin morir al propio pecado para renacer a la vida nueva en Cristo? ¿Puede uno ser cristiano sin abrazar con paciencia el dolor y el sufrimiento que también nosotros encontramos en nuestro diario caminar? ¡No! Claramente el Señor nos ha enseñado, «si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame» (Mt 16, 24). Pero para que podamos resistir la prueba, librar el buen combate, tener esperanza en las luchas, sufrimientos y dificultades de cada día, hoy Jesús se transfigura para hacernos entender que si bien no hay cristianismo sin cruz, la cruz es el camino a la luz. Que después de la cruz viene la victoria y el gozo”.

II Domingo de Cuaresma“Que María Santísima, Aquella que estuvo al pie de la Cruz de su Hijo, mirándolo fijamente con amor y después lo abrazó con gozo indescriptible el día de la Resurrección, nos ayude a mirar la Cruz con ojos de fe y esperanza, es decir a mirarla en profundidad, descubriendo que detrás de ella está el Señor glorioso, transfigurado, resucitado y victorioso. Que detrás de nuestra cruz esta nuestra verdadera gloria”.

II Domingo de Cuaresma

lunes 18 febrero, 2008