Multitudinarias celebraciones en la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

Multitudinarias celebraciones en la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María18 de agosto (Oficina de Prensa).- “La solemnidad de la Asunción nos enseña que María Santísima participa en cuerpo, alma y espíritu de la gloria del Cielo. Ella resplandece como signo de esperanza que también nuestro cuerpo participará de la vida eterna…Hermanos aspiremos a los bienes de allá arriba donde están Jesús y María. Seamos conscientes del destino de gloria al que estamos llamados y cooperemos responsablemente con la gracia que el Señor nos da, trabajando por nuestra salvación”, exhortó Mons. José Antonio Eguren, durante la Santa Misa Solemne con ocasión de la Asunción de la Virgen María.

Con motivo de esta hermosa Solemnidad, nuestro Arzobispo Metropolitano de Piura presidió este fin de semana tres multitudinarias celebraciones eucarísticas. La primera, el Viernes por la noche en la Parroquia Nuestra Señora del Tránsito en Castilla, concelebrada por el Pbro. Luis Arrasco; la segunda el domingo a las 8:30 a.m. en la Basílica Catedral de Piura y la tercera, a las 11:00 a.m. en la Parroquia San Martín de Tours en Sechura, concelebrada por el Pbro. Jorge Dedios.

Multitudinarias celebraciones en la Solemnidad de la Asunción de la Virgen MaríaDurante su homilía, el Pastor de Piura y Tumbes manifestó que esta fiesta nos impulsa a mirar hacia arriba, hacia el cielo…“El cristiano siempre tiene su mirada puesta en el Cielo porque sabe que el destino final de su vida no está aquí en la tierra sino allá arriba. Pero esa mirada puesta en el Cielo no lo hace desentenderse de este mundo sino que lo compromete a optar por el mundo que Dios-Amor quiere en sus designio y a construirlo según el espíritu de las Bienaventuranzas del Reino”, expresó.

En otro momento dijo: “María Santísima es hoy llevada hasta lo más alto del cielo. Dios no quiso que conociera la corrupción del sepulcro, Aquella que por obra del Espíritu Santo concibió en su seno al autor de la vida, Jesucristo, nuestro Señor. Desde el Cielo, Ella sigue cuidando con amor maternal de nosotros, esforzándose porque el Evangelio se haga vida en nuestras vidas. Precisamente el título de Reina significa que en el Cielo, Dios le da el poder para que pueda amarnos a cada uno de nosotros, con un amor personal. Por lo que podemos concluir que su título de Reina hace aún más comprensible para nosotros su condición de Madre de la Iglesia, en el orden de la fe y de la gracia”.

Multitudinarias celebraciones en la Solemnidad de la Asunción de la Virgen MaríaConcluida la Misa en la Catedral de Piura, Monseñor Eguren se traslado hacia la ciudad de Sechura para celebrar con todos los sechuranos la fiesta de la Asunción de María y la de San Jacinto Forastero, cuya devoción es muy intensa en el Bajo Piura. Durante su homilía, el Arzobispo de Piura dijo que, “la imagen de San Jacinto, llevando en su mano derecha la custodia y en su izquierda la imagen de la Virgen, refleja los dos grandes amores que todo cristiano siempre debe tener y cultivar si quiere salvarse y llegar a Cielo: el amor a la Eucaristía y el amor filial María Santísima…Que Sechura siempre sea eucarística y mariana, como lo fue San Jacinto, cuya imagen y devoción fueron traídas desde Guayaquil por devotos y valientes pescadores de Sechura”.

Cabe mencionar que en las tres celebraciones se contó con la presencia de dignas autoridades civiles y militares, así como miembros de los consejos pastorales y grupos parroquiales.

san jacintoSan Jacinto nació en Polonia a finales del siglo XII, hijo de una familia de nobles polacos. Desde temprana edad siente el llamado del Señor. Al conocer en Roma a Santo Domingo de Guzmán decide ingresar a los dominicos. En Cracovia funda el primer convento de su orden al cual ingresan muchos jóvenes siguiendo su ejemplo. Fue un gran predicador y evangelizador del norte de Europa y de Prusia desde donde pasa a Rusia llegando hasta Kiev. Es en Kiev, donde al invadir los tártaros la ciudad, Jacinto se lleva en su huida el Santísimo Sacramento, para que no sea profanado en el saqueo. Pero antes de salir del templo, la imagen de la Virgen se queja de que la deje abandonada. El humilde fraile se excusa, porque no puede con un peso tan grande, pero ante el requerimiento de la Madre la toma de la mano, y huye atravesando a pie enjuto el caudaloso río, seguido de sus frailes. Murió el 15 de agosto de 1257. Fue canonizado por el Papa Clemente VIII el año 1594 y el Papa Urbano VIII fijó su fiesta el día 16 de agosto. En Sechura su fiesta se celebra el tercer domingo del mes de agosto.

Multitudinarias celebraciones en la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

Multitudinarias celebraciones en la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

lunes 18 agosto, 2008