Los Movimientos Eclesiales y Nuevas Comunidades son un don del Espíritu Santo para el tercer milenio

afirma Arzobispo de Piura

Conferencia26 de junio (Oficina de prensa).- Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., Arzobispo Metropolitano de Piura, durante esta semana participó en el Encuentro de Presidentes y/o Delegados de Comisiones de Laicos de las Conferencias Episcopales de América Latina y el Caribe, en la ciudad de Lima.

El Pastor de Piura y Tumbes, el día miércoles, tuvo a cargo la conferencia: Los Movimientos Eclesiales y Nuevas Comunidades en el Documento de Aparecida”. Durante su intervención manifestó: “Los Movimientos Eclesiales y Nuevas Comunidades no constituyen un problema, sino que son un don del Espíritu Santo para el tercer milenio de la fe, es decir son una respuesta válida para responder a los desafíos de la post modernidad. Por ello los Pastores deben acogerlos, acompañarlos, integrarlos a la pastoral diocesana con cordialidad”.

En este encuentro realizado del 22 al 25 de junio, participaron más de veinte presidentes o responsables de las distintas Conferencias Episcopales de Comisiones de Laicos, sacerdotes y delegados de movimientos de América Latina y el Caribe. Estuvo organizado por el Departamento de Comunión Eclesial y Diálogo del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

Como nos dice el Santo Padre Benedicto XVI: “Los movimientos eclesiales constituyen un válido recurso para el apostolado, pero a los que hay que ayudar a mantenerse siempre fieles al Evangelio y a las enseñanzas de la Iglesia, también cuando se mueven en el campo social y político. En particular, siento el deber de reafirmar que no son los eclesiásticos los que deben encabezar agregaciones sociales o políticas, sino los laicos maduros y preparados profesionalmente".

Pidamos al Señor, por intercesión de Santa María, que los frutos del apostolado que realizan los diferentes movimientos eclesiales y las nuevas comunidades, redunden en beneficio de toda la Iglesia.

viernes 26 junio, 2009