La Iglesia nace en los hogares cristianos

S.S. Benedicto XVI7 de Febrero (Oficina de Prensa).- Su Santidad, Benedicto XVI, dedicó la catequesis de la Audiencia General de hoy miércoles 7 de febrero, a los cónyuges romanos Priscila y Áquila, activos colaboradores de San Pablo en Corinto, quienes, arriesgando su propia vida, por su fe y entrega apostólica hicieron posible que el cristianismo llegará a nuestro tiempo. Por ello, destacó el importante compromiso que tienen las familias católicas en la formación de la Iglesia. A continuación ofrecemos el texto en español pronunciado por el Santo Padre en su catequesis del día hoy:

Queridos hermanos y hermanas:

Priscila y Áquila era un matrimonio que desempeñó un importante papel al servicio de la Iglesia primitiva, colaborando estrechamente con el apóstol san Pablo, y llegando incluso a arriesgar su vida por él, como atestigua en su carta a los Romanos. Expulsados de Roma con todos los judíos, por orden del emperador Claudio, llegaron a Corinto donde acogieron en su casa al grupo de fieles que se reunían para las celebraciones litúrgicas, como era costumbre entre los cristianos. En verdad, gracias a la fe y a la entrega apostólica de testigos como Priscila y Áquila, el cristianismo ha llegado hasta nosotros. De modo particular, esta pareja nos demuestra cuánto es importante el compromiso de los esposos cristianos en la Iglesia. Además, nos enseñan cómo cada hogar se puede transformar en una pequeña iglesia, donde reine el amor cristiano y donde toda la vida familiar tenga como centro a Cristo.

El Vaticano, miércoles 7 de febrero de 2007.

S.S. Benedicto XVI

miércoles 7 febrero, 2007