“La Iglesia está en manos del Espíritu Santo”

Mons. Leopoldo Brenes

22 de mayo (Oficina de prensa).- Esta mañana, la Santa Eucaristía, con la cual se dio inicio la Jornada de trabajo, fue presidida por Monseñor Leopoldo José Brenes Solórzano, Arzobispo de Managua, Nicaragua.

En su homilía, Monseñor Brenes destacó que este encuentro eclesial, debe ser entendido desde el plan del Señor para su Pueblo. “Esa es la pedagogía del Señor, es él quien llama. Por eso el que hoy estemos reunidos para celebrar esta V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, no es fruto del discernimiento y decisión de nosotros los obispos, sino el deseo del mismo Cristo quien, como lo hizo con Pedro, Santiago y Juan, los llamó porque él quiso”, señaló.

Recalcó que no hay duda que es el Señor quien llama a sus discípulos para estar con Él y enviarlos a compartir con los otros su mensaje y su persona. “El estar con Él nos compromete a no quedarnos callados, sino a ir por el mundo y compartir las maravillas que él esta haciendo y quiere hacer con nosotros”.

Finalmente y en actitud confiada, recordó las palabras del Papa Paulo VI: “Después de Pentecostés, la iglesia está en manos del Espíritu Santo”. Al respecto, subrayó: “No dudo que si somos dóciles instrumentos del Espíritu Santo, esta iglesia que peregrina en nuestro continente de la esperanza y del amor, llegará feliz a la meta trazada por su fundador”.

Posteriormente en el acostumbrado diálogo con la prensa, Monseñor Julio Edgar Cabrera Ovalle subrayó dos puntos: La alegría de ser discípulos y misioneros de Jesucristo, Nuestra Vocación de discípulos y misioneros y La comunidad de los discípulos misioneros de Jesucristo. “Cuando alguien experimenta el amor de Jesús y del Padre, no se puede ocultar la alegría de su encuentro y de su vivencia”, manifestó.

De igual modo insistió que, para quienes aceptan el llamado de ser discípulos y misioneros, la Importancia de la Palabra de Dios, es el eje de la formación y del estilo de vida.

Tenemos que asumir el modo de ver, de sentir, de reaccionar como él, de amar a los otros como él lo hacía. De convocar a otros también como Jesús lo hizo” destacó.

Por otra parte, en torno a los temas: El itinerario de los discípulos misioneros, la misión de los discípulos misioneros y conversión Pastoral y diversas áreas de tarea pastoral, Monseñor Orani João Tempesta reveló no saber cuantas sub-comisiones se tendrán finalmente y que eso dependerá de cada uno de los 7 grandes grupos o comisiones, que se estaban aun conformando durante esta rueda de prensa. Enfatizó la importancia de la vivencia de una espiritualidad Trinitaria del discípulo de Cristo a través de su Palabra (la homilía y la lectio divina), la importancia del domingo, la oración, los sacramentos, particularmente la Eucaristía y el sacramento de la reconciliación; la oración, los santos, la comunidad, los pobres, los hombres y mujeres de Dios, y los signos del tiempo. En síntesis, una espiritualidad como vivencia de la justicia, la experiencia de Fe y la conversión personal.

En conclusión y para promover el despertar misionero de toda nuestra Iglesia, señaló Monseñor Tempesta, “la comunidad de bautizados está llamada a experimentar la vida nueva en Cristo como don gozoso ofrecido a todos los hombres que exige a su vez, lanzar las redes en el nombre del Señor, como pescadores de hombres con una especial solicitud por la defensa de la dignidad humana, por la pastoral del matrimonio y la familia, por la vida desvalida y amenazada, por los niños y por los jóvenes, que buscan el verdadero sentido de la vida y modelos de vida plena”.

miércoles 23 mayo, 2007